FICHA

Título original: Code 404
Título en España: Code 404
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 25 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Ciencia Ficción
Subgénero: Comedia
Resumen: Un policía resulta muerto en el curso de una operación contra un cartel de la droga, pero es integrado en un proyecto de Inteligencia Artificial y revivido al cabo de un año. Durante ese tiempo muchas cosas han cambiado: su esposa frecuenta al que había sido su compañero y quienes lo asesinaron siguen en libertad. Esto determina sus prioridades: recuperar a su esposa y desarticular el cartel. Pero su software es una chapuza.
Actores: Rosie Cavaliero, Richard Gadd, Stephen Graham, Michelle Greenidge, Emily Lloyd-Saini, Anna Maxwell Martin, Daniel Mays, Steve Oram, Anna Leong Brophy, Tracy Ann Oberman, David Shelley, Faith Edwards, Obie Matthew, Gemma Arrowsmith, Frankie Clarence, Leila Hoffman, Ruth Horrocks, Tim Ingall, Katarina Martin, Richard Pepple, Michael Quartey
Lo mejor: Un humor absolutamente inglés con muchos guiños al otro lado del océano
Lo peor: seis episodio saben a poco
Lo más curioso
: Se estrenó en plena pandemia el 29 de abril de 2020
¿Cómo verlo?: Pudo verse en la plataforma Sky, pero el 1 de septiembre de 2020 se dio de baja en España, por lo que la serie puede verse mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 8.5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL (Sky)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre Code 404

El canal Sky cerró sus puertas en España el 1 de septiembre de 2020: no pudo soportar la competencia de la marejada de streaming de mucha menos calidad, pero de mayor implantación en nuestro país. Una verdadera pera, especialmente porque se llevó por delante series meritorios que hubieran merecido mejor destino. Una de ellas es Code 404.

En cierto sentido podría definirse a esta serie como “transhumanista” en la medida en la que alude a un futuro cercano en el que la Inteligencia Artificial lo puede todo… o casi todo. La historia comienza con un agente infiltrado en una banda de narcotraficantes. Algo sale mal y el agente salta por los aires dejando viuda. Pero los restos entran dentro de un proyecto del gobierno en el que se trata de “mejorar” las cualidades del fallecido, resucitándolo y supliendo las partes muy dañadas por prótesis artificiales y parte del cerebro por un sofisticado software que sufre constante actualizaciones. Un año después de la muerte del agente, todo esta dispuesto para que vuelva a aparecer, literalmente, “resucitado”. Pero, a lo largo de ese año muchas cosas han cambiado. Su esposa se ha liado con su compañero y amigo. Los que lo asesinaron siguen en libertad y, para colmo, el software y las actualizaciones que le implantan van de mal en peor. El riesgo es que el gobierno clausure el proyecto, reconociendo el fracaso y lo desconecten. Para evitarlo, su antiguo compañero está dispuesto a hacer algunos sacrificios.

La serie está elaborada en un humor inglés en estado puro que destaca las contradicciones de la civilización anglosajona a ambos lados del Atlántico (la directora del software del proyecto es una norteamericana que, lógicamente, le da un carácter propio de aquellas latitudes que contrasta con la flamea británica). Para entender la totalidad de los gags hay que estar algo familiarizado con la cultura inglesa: si se está, la serie es una de las más hilarantes de la temporada.

Además, la serie cuenta con la actuación de primeras figuras de la escena británica que, sólo en raras ocasiones, hemos visto actuar en clave de comedia: Stephen Graham, Daniel Mays, Michelle Greenidge, Anna Maxwell Martin, etc. El resultado es de una comicidad excepcional que demuestra que un buen actor lo es en todos los registros.

Si los seis episodios no merecen un sobresaliente es porque el tono del producto es ligero y desengrasante, sin ambiciones, aspira -y consigue- ser un mero entretenimiento, rápido y agradable de ver, en la que hasta los más mínimos gestos de los protagonistas o cualquiera de sus frases, suscita una sonrisa… para quien sabe apreciarlos. Es el mundo anglosajón de las Islas Británicas, que no es ni Europa tras el Brexit, ni el mundo de los EEUU con el que comparte lengua pero no carácter.

Gustará a los amantes de las comedias y de las fantasías futuristas, pero también a todos los que su máxima aspiración sea sonreír desde el momento en el que se sientan ante el plasma. A pesar de que el canal Sky haya desaparecido en España, la serie puede encontrarse mediante programas de intercambios de archivos o comprarse en DVD.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).