FICHA

Título original: Defiance
Título en España: Defiance
Temporadas: 3 (38 episodios)
Duración episodio:  minutos.
Año: 2013-2015
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Drama
Subgénero: Distopía
Resumen: Razas alienígenas han invadido la tierra, pero con el tiempo sus naves espaciales han quedado inutilizadas y su presencia solamente ha servido para cambiar radicalmente el planeta. Los Estados se han desintegrado, reemplazados por ciudades libres, una de ellas, la antigua San Louis (Missouri), que ha pasado a llamarse Defiance y a la que llega un guerrero y su hija.
Actores: Grant Bowler, Julie Benz, Stephanie Leonidas, Jaime Murray, Tony Curran, Graham Greene, Mia Kirshner, Fionnula Flanagan, Trenna Keating, Dewshane Williams, Nicole Muñoz, Justin Rain, Jessica Nichols, Carl Bauer, Linda Hamilton, Amy Forsyth, Jesse Rath, Anthony Grant Lake, Anna Hopkins, Kevin Shand, Monica Parker, Douglas Nyback, James Murray, Noah Dalton Danby, Nichole Galicia, Conrad Coates, Gilles Savard, Rob Archer, Wayne Curnew, Katie Douglas, Kristina Pesic, Billy MacLellan
Lo mejor: estética de cómic y de videojuego muy logrados
Lo peor: las distintas y evidente influencias no han sido integradas de manera elegante.
Lo más curioso
: El videojuego Defiance MMOG está relacionado con la serie.
¿Cómo verlo?: Fue emitido, inicialmente, en SyFy. Se emite actualmente a través de Amazon Prime Video. Puede ser obtenido mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 6,5

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT (Mateintorrent)

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video

WEB OFICIAL (trionworlds)

COMPRAR DVD (Shop4es)

Lo menos que puede decirse sobre DEFIANCE

Es curioso observar lo mal que algunas series resisten el paso del tiempo y como cambian los mensajes que los cerebros de los streamings intentan transmitir a la población. Incluso los modelos en los que se basan las series. Todo esto puede observarse en la serie Defiance, que prolongó su vigencia entre 2013 y 2015. En aquel momento, la ciencia ficción estaba marcada por películas del género Oblivion, persistía el recuerdo de la saga Mad Max, y por series Stargate Universe y Battlestar Galactica, Y los videojuegos empezaban a ganar la partida al cine; era, por tanto, presumible que se intentaría una síntesis de géneros y medios. Esta llegó con Defiance. El resultado, en su momento, fue discreto y hoy, a casi diez años de distancia aparece como un producto desfasado.

Defiance transcurre en un mundo distópico. Hacia principios de la segunda década del milenio unas poderosas naves extraterrestres aterrizan y desembarcan razas alienígenas que llegan para quedarse. Por algún motivo, no pueden retornar a sus planetas y aquellas poderosas naves van languideciendo y oxidándose en torno a la tierra cayendo, de tanto en tanto, como aerolitos. Mientras, en la superficie del planeta, después de guerras destructoras se ha llegado a un statu-quo entre alienígenas y terrícolas: pero subsisten diferencias étnicas y antropológicas. Se han producido pocos mestizajes, pero la tierra ha resultado devastada y en 2045 ya no se parece en nada a la de otro tiempo: han desaparecido especies y ciudades enteras de han remodelado, el planeta parece haber dado un prodigioso salto atrás. Incluso los Estados han desaparecido y en su lugar, en algunos lugares, se han podido reconstruir ciudades libres. Uno de estos lugares es Defiance, en los buenos viejos tiempos Sant Louis (Missouri). Y es allí en donde llega un guerrero y su hija adoptiva alienígena (que se enamorará de un joven terrícola afroamericano). Las distintas razas que conviven en Defiance recelan unas de otras y están en conflicto al que, para colmo, se suman robots y malvados autóctonos y llegados de otros planetas que dan vida a un argumento que logró prolongarse durante tres temporadas.

En conjunto, el resultado es bastante discreto: los efectos especiales, en ocasiones, son demasiado básicos y poco creíbles, la acción ocupa un papel demasiado central y, en ocasiones, no solamente la estética es de videojuego, sino que todo lo que vemos parece ser un puro videojuego. La serie carece de credibilidad, no se apoya sobre diálogos inteligentes, ni en un guion bien armado y refinado, algunos actores dejan bastante que desear, otros están tienen caracterizaciones risibles y falta capacidad de enganche.

Uno de los problemas de esta serie es que, en su momento, se anunció con profusión de publicidad y los amantes de la ciencia-ficción estaban entusiasmados con su estreno: la decepción sobrevino casi inmediatamente, desde el piloto y, lo peor fue que, a medida que avanzaba la serie, se iba deshinchando cada vez más. La reposición en Amazon Prime Video no reportará abonados al streaming sino sólo la sensación de que, con demasiada frecuencia, su catálogo alberga productos rancios e irrelevantes de otra época. Verla no es un opción, a menos que uno quiera recordar cómo fue la ciencia ficción de hace diez años.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).