FICHA

Título original Motherland Salem
Título en España: Motherland Salem
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Terror
Subgénero: thriller
Resumen: Tres descendientes de las “brujas de Salem”, son reclutadas por el ejército y entrenadas para formar parte de una unidad especial mediante la utilización de técnicas sobrenaturales. Cada una de las tres tiene una personalidad diferente. En ese momento, las mujeres se han hecho con el poder y deben luchar contra una organización terrorista.
Actores: Taylor Hickson, Amalia Holm Bjelke, Jessica Sutton, Ashley Nicole Williams, Annie Jacob, Kai Bradbury, Tony Giroux, Guilherme Babilônia, Linda Ko, Jill Morrison, Lorraine Colond, Miranda Edwards, Dana Jaine, Maya Nadine, Kelcey Mawema, Evelyn Chew, Arran Henn, Sam Robert Muik, Lissa Neptuno, Natalie Sky, Megan Trainer, Zahra Anderson, Scott Augustine, Bernadette Beck, Corina Bizimm, Jennifer Chu, Emily Delaney, Hannah Drew, Shalyn Ferdinand, Sara Formosa, Meghan Gardiner, Chelsea Gill, Chiara Guzzo, Craig Haas, Anita Hamilton, Louis Lay, Jasmine Lukuku, Demetria McKinney, Flossie McKnight, Michael Meneer, Phillip Mitchell, Carmen Moore, Kane Nelson, Jennifer Oleksiuk, Nadia Vanessa Rose, Michel Issa Rubio, Darby Steeves, Bradley Stryker, Sarah Surh, Tessa Tamura, Quinnie Vu, Shanae Tomasevich, Kendra Westwood, Victoria Caro
Lo mejor: una idea original sin precedentes conocidos
Lo peor: personajes protagonistas sin desarrollar
Lo más curioso
: Sin esperar al resultado y a la crítica de la primera, ya se ha comenzado el rodaje de la segunda temporada.
¿Cómo verlo?: Se emite desde el 20 de noviembre de 2020 en Amazon Prime Video. También puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre MOTHERLAND: FORT SALEM

Decir que una idea es “original”, no implica, necesariamente, que sea “buena”. El mundo de las originalidades es también el universo de los productos frustrados. Este, por ejemplo, Motherland: Fort Salem, es todo lo original que se quiera, pero también fronterizo con el suspenso, tanto en lo que se refiere a actuaciones, como a guion (y no digamos a su refinado), como a la intención subyacente. Empecemos por ésta última.

“Motherland” es un término inglés que se traduce habitualmente como “madre patria”, en realidad, podría ser entendido también como “tierra” (land) de la “madre” (mother) y, por tanto, también como “país de la madre”. En la serie estamos en unos Estados Unidos dirigidos por mujeres. No es que hayan conseguido la “igualdad”, es que son hegemónicas y todo gira en torno a ellas. Es el empoderamiento de la mujer llegado al límite, más allá del cual solamente queda por conquistar la ironía que repetían las feministas norteamericanas en los años de la contracultura y el underground: “¿Sabes las últimas novedades sobre Dios? ¡Es negra!”. Pues bien, en eso estamos.

Esas mismas feministas y en aquella misma época, se organizaron en un pequeño grupo que deliberadamente tenía como iniciales W.I.T.C.H. (bruja, en inglés), iniciales de Conspiración Internacional de las Mujeres del Infierno. Aquel grupo quedó como anécdota, que los creadores de esta serie parecen haber recuperado del olvido. Por tanto, la presunta “originalidad” resulta que ya no lo es tanto.

¿Qué nos cuenta la serie? Algo, aparentemente, también original: tres jóvenes brujas, descendientes de las Brujas de Salem se alistan en las fuerzas armadas de los EEUU en un momento en el que una organización terrorista está provocando suicidios masivos. El ejército -que como el resto de los EEUU está dirigido por mujeres- prevé que una unidad compuesta por brujas logrará contener las acciones terroristas. Cada una de las tres brujas tiene una personalidad completamente diferente a las otras, una de ellas es “hija de caída”, mientras que su padre es un civil (la peor de las condiciones en el universo de las brujas), la segunda forma parte de la organización terrorista, sus padres fueron asesinados por una organización que luchaba contra el servicio militar obligatorio. Estas dos se enamorarán. La tercera es una entusiasta en cuya familia han muerto en combate varias miembros. Las brujas son instruidas por una sargento mayor enérgica que atiende al peregirno nombre de Anacostia Quatermaine (de los Quatermaine, aventureros de toda la vida…). Y el frente de todo este despropósito se encuentra la “comandante general de las fuerzas armadas de brujas de los Estados Unidos y jefa de Fort Salem”, en donde tienen lugar los cursos de formación. A pesar de ser una mujer que se ha hecho pocos retoques y no parece muy castigada por el bótox, tiene algo más de 300 años y fue una de las firmantes de los “Acuerdos de Salem”, entre las brujas y el gobierno de los EEUU. Si después de este resumen argumental, a alguien le queda humor para verla, es bajo su responsabilidad. ¿Entienden por qué decíamos que no todo lo original es bueno?

El argumento está muy poco trabajado. En realidad, con estos mimbres hubiera podido realizarse una serie de humor, pero dar un giro de seriedad y solemnidad a este argumento es lo que contribuye a convertirlo en caricaturesco. Pero con unos diálogos planos, unos personajes que parecen pintados con la escobilla del wc, con unas interpretaciones de la academia preparatoria para ingresar en el primer curso del Art’s Studio, el resultado se salva del suspenso por la buena fotografía y por algunos efectos especiales memorables (la escena inicial de los suicidios, por ejemplo).

Solamente para feministas-militaristas-pronorteamericanas (si es que existen).

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).