FICHA

Título original Teenage Bounty Hunters
Título en España: Dos balas muy perdidas
Temporadas
: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Comedia
Subgénero: Policíaca
Resumen: Dos gemelas adolescentes, por pura casualidad, empiezan a ejercer como cazarrecompensas junto a un veterano del mismo oficio. Inicialmente lo hacen para ocultar a sus padres los daños que han sufrido en la camioneta, pero luego continúan con la actividad, fascinadas por el espíritu de aventura, mientras prosiguen los estudios en un instituto de provincias en el Sur de los EEUU.
Actores: Maddie Phillips, Anjelica Bette Fellini, Kadeem Hardison, Virginia Williams, Mackenzie Astin, Shirley Rumierk, Devon Hales, Spencer House, Charity Cervantes, Eric Graise, Wynn Everett, Terry Lamothe, Lexi Durham, Jacob Rhodes
Lo mejor: la sintonía entre las dos protagonistas.
Lo peor: los diálogos tienen altibajos
Lo más curioso
: la serie, a pesar de su éxito, se canceló después de la primera temporada.
¿Cómo verlo?: En Netflix desde el 12 de octubre de 2020. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Netflix)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DOS BALAS MUY PERDIDAS

Reconocemos que es una serie por la que, inicialmente, no dábamos un duro y que luego resultó ser muy superior a lo que habíamos previsto. En efecto, Dos Balas muy perdidas está protagonizada por dos chicas jóvenes que están saliendo de la adolescencia y que, para colmo, son gemelas y estudian en un instituto de bachillerato en el Sur de los EEUU. Hemos visto demasiadas series insulsas y largometrajes con planteamientos similares. Pero la cosa cambia a partir del primer cuarto de hora del episodio piloto. En efecto, pronto nos convencemos de que se trata de una serie, igualmente loca, pero mucho más sólida que los productos juveniles del cine hollywoodiense.

En realidad, la traducción directa del título en inglés debería ser “Cazarrecompensas adolescentes”, que está más próximo al contenido real de la serie. El nuevo título en castellano, Dos balas muy perdidas, se ha realizado para captar a un público joven que ama las series de institutos y adolescentes llegadas de los EEUU. La serie va de dos chicas, algo locatis, que sorpresivamente, por pura casualidad, se convierte en eficientes cazarrecompensas.

“Sterling Wesley” y “Blair Wesley”, son dos hermanas gemelas, de entre 17 y 18 años. Están estudiando en Atlanta, en el Viejo Sur de los EEUU, Dixiland, la tierra del “cinturón de la Biblia” y la plaza fuerte de la Asociación del Rifle. Ellas han captado el ambiente que les rodeay lo interpretan según su saber y entender. Están algo aburridas de la vida que les ha tocado, sus padres las han matriculado en una escuela cristiana en donde todo, incluidos los compañeros, parecen aburridos. En una salida nocturna en la que han cogido el pick-up de sus padres, sufren un accidente con un coche en cuyo interior viaja un individuo perseguido por un cazarrecompensas que llega poco después. Las chicas consiguen detener al perseguido: una de ellas se lanza sobre el vehículo, mientras que la otra le dispara a las ruedas. Impresionado, el cazarrecompensas comparte la prima con ellas. Emplearán el dinero en reparar los desperfectos sufridos por la camioneta. Pero no les alcanzará, así que pedirán al cazarrecompensas que les dé otro trabajo. Así es como se iniciará su vida de aventuras en este peligroso terreno de la búsqueda y captura de delincuentes. Mientras, seguirán acudiendo a clases y ocultando su doble vida a sus padres.

El argumento, como puede verse, es, a todas luces, increíble y absurdo, incluso en los EEUU. Sin embargo, la serie se salva y logra una puntuación mucho más alta que cualquier otro producto juvenil: en primer lugar porque el argumento es tan absolutamente desmadrado que puede considerarse original e imprevisible; en segundo lugar porque las dos protagonistas, Maddie Phillips y Anjelica Bette Fellini, que encarnan respectivamente a “Sterling” y a “Blair”, logran unas interpretaciones geniales y un feeling como pareja-cómplice que ocupa toda la escena. La primera es australiana y la segunda judía; ambas tienen un pequeño historial previo de participación en largometrajes y en series como personajes de reparto. A Maddie la vimos en breves apariciones en series como Loudermilk, Van Helsing o InBetween.

En algunos momentos, se nota que los diálogos han sido demasiado apresurados y poco refinados. Pero en esta serie lo que cuenta es la originalidad, la frescura, la acción, los imprevistos y las situaciones surrealistas que se suceden vertiginosamente. Posiblemente esta serie haya sido cancelada, precisamente, por abusar de todos estos elementos y, en tanto que, muy ácida con la sociedad sureña, podría enajenar el rechazo de un sector del público que se identifica con ella.

Serie que gustará a los que amen productos exóticos e inesperados. Obviamente, tendrá interés para los que busquen series juveniles y comedias con planteamientos nunca antes vistos. Ofrecida por Netflix y perdida en su catálogo desde el 12 de octubre de 2020.   

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).