FICHA

Título original Midsomer murders
Título en España: Los asesinatos de Midsomer
Temporadas: 18 (116 episodios)
Duración episodio: 60-90 minutos.
Año: 1997-prente
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Intriga
Subgénero: Policíaca
Resumen: En el condado ficticio de Midsomer en Inglaterra suelen producirse crímenes que resuelve el enérgico pero humano inspector Barnaby acompañado por su sargento. Cada episodio autoconcluido sirve para mostrarnos algún aspecto de la Inglaterra rural a finales del milenio. A medida que avanzaba la serie fueron cambiando algunos de los personajes.
Actores: John Nettles, Jane Wymark, Barry Jackson, Jason Hughes, Laura Howard, Neil Dudgeon, Fiona Dolman, Daniel Casey, Kirsty Dillon, Tamzin Malleson, Susan Fordham, Gwilym Lee, John Hopkins, Manjinder Virk, Mike Ray, Stephen Hawke, Michael Haydon, David Golt, Kishore Bhatt
Lo mejor: el interés medio de los episodios es elevado sin altibajos.
Lo peor: algunos aspectos de la vida en “Midsomer” parecen arcaísmos muy alejados en el tiempo.
Lo más curioso
: ninguna de las poblaciones del condado de Midsomer existe realmente y la serie se filmó en Wallingford, condado de Oxford y en otros lugares próximos.
¿Cómo verlo?: Se emite en 2020 por Paramount Channel, en abierto. Puede ser bajado mediante programa de intercambio de archivos y comprarse en DVD

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en español latino)

PROMO (en español latino)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Paramount)

DESCARGA TORRENT (Torrentazo)

WEB OFICIAL (ITV)

WEB OFICIAL (Paramount)

COMPRAR DVD (eBay)

Lo menos que puede decirse sobre LOS ASESINATOS DE MIDSOMER

Paramount Channel se ha convertido en una especie de refugio para gentes que huyen de las televisiones generalistas pero se niegan a pagar el peaje de los streamings. A partir de media mañana inicia una programación basada, no en estrenos de dudosa calidad, sino en la recuperación de series que no habían sido emitidas por las televisiones de nuestro país, que tampoco se encuentran en las distintas plataformas especializadas y que, además, tienen un interés para el espectador al tratarse de episodios autoconcluidos.

Una de estas series recuperadas es Los asesinatos de Midsomer que produjo y emitió la ITV británica entre 1996 y 2011. Fue una de las primeras series en las que la temática de crímenes y misterio, huyó de las grandes ciudades y se refugió en pequeños condados y ciudades mucho menos populosas (en las que, entre otras cosas, resultaba mucho más caro y complejo filmar). Luego, esta tendencia ha prevalecido en el género, especialmente en Francia. Dado el interés medio de estas series, el público prefiere no reflexionar sobre lo que supondría para una pequeña población el que continuamente ocurrirán asesinatos. Esta es, precisamente, la plaga que sufre el condado de Midsomer.

Se trata de un condado ficticio construido con extremo detalle por sus guionistas y en el que se encuentran más de dos docenas de núcleos de población. Los guionistas se las ingeniaron para evitar concentrar en una sola villa todos los asesinatos y los dispersaron por este condado imaginario recreado con el primor que puso Tolkien en la descripción de la Tierra Media. Allí trabaja el “inspector jefe Barnaby” y el “sargento Benjamin Jones”. Los protagonistas -especialmente, los sargentos- han ido cambiando con el paso del tiempo, pero el tono de la serie se ha mantenido. El aliciente aportado por “Barnaby” es que, comenta los crímenes con su esposa, en escenas de cama poco tórridas, pero muy productivas a la hora de resolver los crímenes.

Uno de los detalles más interesantes de la serie es que vemos unas poblaciones inglesas tal como vivía en el último tercio del siglo XX. El tiempo parece haberse detenido allí. Las nuevas tecnologías apenas están presentes y aparecen poco en la serie. Todo es como en otra época. Esto también pasa factura a la audiencia: esta suele ser de edades superiores a los 50 años. Pero, en cualquier caso, se trata de una serie que tiende a lo entrañable.

A ello contribuye también el buen hacer de los actores y, especialmente, la calidad de los guiones y el interés de los casos presentados. El nivel medio merece un notable y algunos episodios un notable alto.

Para todos aquellos interesados por la vida rural inglesa, que no están dispuestos a pagar por ver televisión y que son exigentes en sus preferencias. Obviamente, será degustada con fruición por quienes buscan series de investigación criminal, relajadas y serenas, sin persecuciones trepidantes, ráfagas continuas de disparos, ni puñetazos a cascoporro.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).