FICHA

Título original: Away
Título en España: Away
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: drama
Subgénero: espacial
Resumen: La NASA ha construido una base en la Luna desde la que lanzan un cohete tripulado por cinco astronautas de orígenes, razas y nacionalidades diversas, a la conquista de Marte. La capitana de la expedición es cuestionada por algunos de los miembros de la misión y no está en su mejor momento psicológico al iniciarse ésta: ha partido con un 50% de posibilidades de no volver, cuando su familia más la necesita.
Actores: Hilary Swank, Josh Charles, Ato Essandoh, Talitha Bateman, Mark Ivanir, Ray Panthaki, Vivian Wu, Monique Gabriela Curnen, Gabrielle Rose, Felicia Patti, Jessica Garcie, Fiona Fu, Veena Sood, Quynh Mi, Brian Markinson
Lo mejor: algunas buenas escenas de ingravidez en el interior de la nave.
Lo peor: la estafa de presentar un drama sin pretensiones con el disfraz de ciencia ficción.
Lo más curioso
: El 7 de julio de 2020, Netflix habló por primera vez de esta serie.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Netflix el 4 de septiembre de 2020. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (Torrentazo)

WEB OFICIAL (Netflix)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre AWAY

Netflix mantuvo esta serie en secreto, sin duda, esperando que fuera el estreno con más “punch” del mes de septiembre. Solamente nos enteramos de la existencia de esta serie en julio de 2020, poco después de salir del confinamiento y el saber que estaba protagonizada por Hilary Swank y que se trataría de una serie de ciencia ficción, pareció ser una garantía que consiguió atraer la atención del público y de la crítica. Sin embargo, la decepción ha sido mayúscula y casi puede afirmarse que la serie se salva del suspenso gracias a una meticulosa serie de efectos especiales que reconstruyen la ingravidez del espacio exterior.

La serie nos habla de una expedición de la NASA a Marte. Se trata de la primera vez que el ser humano pondrá pie en ese planeta y, de la misma forma que la Luna, en el momento en el que suceden los hechos, ya se ha convertido en una especie de base para la obtención de determinados minerales que empiezan a escasear en la Tierra, se enfatiza el hecho de que la conquista de Marte entrañará también ventajas económicas y materiales para toda la humanidad. Ahora bien, las posibilidades de éxito de la misión son de apenas un 50%. Los cinco tripulantes pertenecen a distintas naciones, razas y culturas y, entre ellos, se producirán durante el largo viaje -que entre ida, estancia y vuelta, durará tres años- alianzas, fricciones, discusiones y enfrentamientos. Desde el principio se ve que el astronauta ruso y el chino hacen causa común y muestran una hostilidad manifiesta hacia la capitana de la misión (Hilary Swank). Ésta no atraviesa su mejor momento: su hija adolescente no se hace a la idea de perder a su madre durante tres años y su marido, también astronauta dado de baja por una dolencia grave, sufre un accidente que lo lleva al quirófano apenas 24 horas antes de que la misión parta de la Luna.

A partir de este arranque puede percibirse lo que van a ser los largos diez episodios de la serie: no es ciencia-ficción, no es un producto de anticipación ante un viaje que, presumiblemente, se realizará antes de 15 años, sino que es, pura y simplemente un dramón, lento, pesado, sin imaginación, cansino y, desde luego, muy poco original. El mismo tema y casi los mismos diálogos hubieran podido establecerse entre un vikingo del siglo IX que partía de los fiordos noruegos para saquear costas remotas, despidiéndose de su familia por unos años. Si alguien pretendió en algún momento hacer ciencia-ficción con esta serie, hay que reprocharle que se quedó en las puertas o bien que se equivocó de camino y entró por la que indicaba “dramón de tomo y lomo”.

Sobre el resto no vale la pena opinar: lenta, larga, con escenas interminables que no aportan nada, no resulta el mejor producto de Netflix para este otoño. Los efectos especiales es lo único que merece ser mencionado por su calidad -y lo que salva a la serie del suspenso inapelable-, aunque a estas alturas, ya nada nos puede sorprender en este terreno.

La serie solamente puede ser apreciada por un público poco exigente y hecho al catálogo de Netflix, en el que el 80% son productos mediocres que, en ocasiones, hacen añorar a las televisiones generalistas y sus series por muchos cortes publicitarios que tengan. Serie para amantes de los dramas sentimentales lacrimógenos y sensibleros, sin un ápice de “ciencia” y muy poca “ficción”.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).