FICHA

Título original Lovecraft Country
Título en España: Territorio Lovecraft
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: terror
Subgénero: racismo
Resumen: En los años 50, el padre del protagonista desaparece y éste, junto con una amiga y con su tío parten en un largo viaje para buscarlo a través del “territorio Lovecraft” en donde encuentran monstruos que los persiguen y racistas blancos que quieren colgarlos. El “territorio Lovecraft” incluye todos los lugares geográficos presentes en las novelas de este autor norteamericano.
Actores: Jonathan Majors, Jurnee Smollett-Bell, Courtney B. Vance, Michael Kenneth Williams, Elizabeth Debicki, Aunjanue Ellis, Wunmi Mosaku, Jamie Neumann, Erica Tazel, Mac Brandt, Abbey Lee
Lo mejor: un esfuerzo de reconstrucción de los EEUU en los años 50.
Lo peor: la relación con Lovecraft es más que forzada, casi irónica.
Lo más curioso
: Se empezó a trabajar en este serie en 2017 pero solamente se ha lanzado después de las movilizaciones de los “Black Lives Matter”.
¿Cómo verlo?: Desde el 17 de agosto de 2020 en HBO. Puede bajarse a través de programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través e eMule)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TERRITORIO LOVECRAFT

Henry Philip Lovecraft fue un autor norteamericano de novelas de terror fantástico que escribió en el primer tercio del siglo XX. Además de su estilo extremadamente personal y sugestivo capaz de traspasar la sensación de terror en sus descripciones, Lovecraft creó toda una mitología cuyos nombres se aprovechan en esta serie. No se suele recordar que Lovecraft estaba muy influido y compartía sin fisuras una concepción racista de la vida derivada de los doctrinarios ingleses de finales del siglo XIX.

Si hemos hecho esta última observación es porque la serie Territorio Lovecraft, intenta ser una serie “pedagógica”: nos dice que el racismo es el terror mayor que puede concebirse. Encomiable mensaje que no deberemos de perder de vista, a pesar de que no esté claro quién es el racista: en el primer episodio todos, absolutamente todos, los personajes que aparecen de raza blanca, están descritos como odiosos racistas y asesinos que odian a los negros, sin excepción. Ni siquiera aparece el “liberal blanco”, bienintencionado que se pone del lado del negro. No es, desde luego, la mejor forma de impartir una pedagogía antirracista.

Bien, la serie se abre con una escena absolutamente surrealista de lo que parece la guerra de Corea (aunque más bien es un remedo de la celebérrima Senderos de Gloria de Kubrick, pues la guerra de Corea no fue una guerra de trincheras, sino de movimientos) para terminar apareciendo OVNIS. Todo era el sueño de un antiguo soldado que vuelve a su Chicago natal en busca de su padre que ha desaparecido. Se pone en contacto con su tío y juntos leen la última carta del padre en una letra casi ilegible, pero lo suficientemente clara como para que el tío sentencie que su hermano está en “territorio Lovecraft”. Y ahí que parten ambos, junto con una amiga -cuya presencia no está muy justificada que digamos- en busca del desaparecido.

El ”territorio Lovecraft” no está en los mapas, es una zona situada en un lugar indefinido entre el aquí y el ahora y el nunca jamás en el que se encuentran todos los lugares mencionados por Lovecraft en sus novelas. El primer episodio deja prever lo que va a ser la serie: los protagonistas estarán perseguidos por toda una serie de monstruos y personajes terroríficos que les harán correr de un lado a otro, exhalar gritos y experimentar momentos de peligro. Una serie de terror, en definitiva, pero, eso sí, con un mensaje anti-racista.

Se empezó a hablar de esta serie en 2017 y la serie no comenzó a filmarse hasta julio de 2018, sin embargo, no se ha estrenado hasta dos años después. Parece evidente que se ha querido aprovechar el tirón del movimiento de los “Black lives matter” para que “funcionara” mejor. El mensaje enviado es claro: el racismo es el peor monstruo de la modernidad y hay que terminar con él. Y a esta tarea se pone al servicio un guion deslavazado, refugiado tras el calificativo “surrealista” y con los habituales efectos especiales para traer a escena a horrores y monstruos sin fin.

Los actores cumplen con sus roles, corren de un lado a otro, procuran esquivar monstruos y racistas blancos y sus diálogos son limitados. No se puede decir que los guionistas hayan estado en condiciones de describir perfiles completos. Los “pulp” de los años 40 y 50 eran mucho más completos y sus protagonistas estaban mucho mejor definidos. Lo mejor, sin duda, la ambientación cincuentera que nos sitúa en unos EEUU de los que hoy queda muy poco.

Serie para amantes del cine de terror convencional, no demasiado exigentes. Serie que decepcionará a los lectores de Lovecraft, incluso los más fieles lo tendrán como un insulto. En condiciones normales, la serie podría ser considerada como un producto menor y alimentario de Stephen King o de alguno de sus imitadores y hubiera llamado poco la atención.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).