FICHA

Título original La herencia Valdemar
Título en España: La herencia Valdemar
Temporadas: 1 (2 episodios)
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2010
Nacionalidad: Española
Temática
: Drama
Subgénero: Terror
Resumen: Una tasadora es enviada a valorar los objetos y bienes de una antigua mansión victoriana que antes había sido una especie de orfanato. La chica percibe en el interior de la casa una presencia monstruosa, al mismo tiempo que ve el cadáver de otro tasador que la ha precedido. Un bufete de abogados, envía a un investigador para que averigüe que ha ocurrido.
Actores: Daniele Liotti, Laia Marull, Silvia Abascal, Francisco Maestre, Óscar Jaenada, Paul Naschy, Jesús Olmedo, Eusebio Poncela, Rodolfo Sancho, Jimmy Barnatan, Norma Ruíz, Ana Risueño,
Lo mejor:  intenta bucear en el ocultismo de principios del siglo XX, tarea poco frecuente.
Lo peor: deslavazada, mal montada, y con cabos sueltos por todas partes.
Lo más curioso
: es la única película española que se ha producido sin ninguna subvención.
¿Cómo verlo?: Las dos partes han sido refundidas y pueden verse en Amazon Prime Video desde agosto de 2020. Puede comprarse en DVD y bajarse mediante programas de intercambio de archivos. También puede verse en youTube

Puntuación: 6

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO y MÚSICA

VER SERIE (Amazon Prime Video)

VER SERIE (youTube, 1ª parte)

VER SERIE (youTube, 2ª parte)

DESCARGA TORRENT (Divx)

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LA HERENCIA VALDEMAR

Lo que ahora Amazon Prime Video presenta como un largometraje fue, en realidad, una miniserie realizada en dos partes -y por eso tiene lugar en esta web- estrenada la primera el 22 de enero de 2010 y la segunda, el 28 de enero del año siguiente. Se trata de un producto voluntarioso pero frustrado integra dos elementos: resonancias “lovecraftianas” y la figura de Aleister Crowley. La miniserie hubiera constituido algo inédito en España, de no ser porque, incomprensibles razones, hicieron que, o bien el guion o el montaje, dieran la sensación de que ”faltaba algo” o, simplemente, de que la serie estaba mal construida. Y, sin embargo, es una serie que vista con la perspectiva de 10 años y convertida en un largometraje, tiene algunos elementos interesantes.

La serie arranca cuando una firma de abogados envía a una tasadora a evaluar una mansión victoriana (que, en realidad, era la llamada “Casa del Inglés”, en Comillas) que anteriormente había sido orfanato y, al mismo tiempo, escenario de sesiones fraudulentas de espiritismo. El anterior tasador que habían enviado, desapareció sin dejar huellas y la nueva enviada, después de entrar en la mansión, percibe una extraña presencia que la persigue. Esta nueva desaparición obliga a que la firma de abogados envíe a un investigador privado que se informa de los antecedentes de la mansión, gracias al cual se conoce la historia de lo que ha ocurrido: un matrimonio realizaba fraudes espiritistas para recaudar dinero con el que mantener el orfanato. Un periodista desaprensivo descubre la trama y el marido va a prisión en donde es visitado por un misterioso y siniestro inglés, Aleister Crowley, el mago luciferino que realmente existió en la Inglaterra postvictoriana. Crowley logra que el marido sea absuelto, pero, a su vez, requiere un tributo: realizar una experiencia de invocación de una entidad en el curso de una sesión espiritista, que efectivamente tiene éxito, pero que facilita que emerja una entidad siniestra y no prevista…

De entre todos los actores que participaron en esta ópera prima de José Luis Alemán (a la vez director, guionista y productor), merece recordarse a Paul Naschy que fallecería en noviembre de 2009, dos meses antes del estreno de la primera parte de la miniserie. En realidad, la presencia de Naschy era muy pertinente, porque durante el ciclo en el que permaneció en activo, él mismo realizó los guiones de sus películas y estudió buena parte del ocultismo de los siglos XVIII y XIX. Esta vocación también está presente en esta miniserie y puede considerarse como la parte más interesante.

El problema es que el producto tiene excesivos cabos sueltos, vías y personajes que aparecen y desaparecen bruscamente. El intento hubiera sido más efectivo reduciendo la trama a lo esencial (el orfanato, Crowley, la invocación fracasada y el horror presente en la mansión). Las figuras del investigador privado (Óscar Jaenada), de los abogados (Eusebio Poncela, Rodolfo Sancho, Norma Ruiz), eran prescindibles. Así pues, la miniserie es, en gran medida, un producto frustrado Hay que decir en su descargo que ha sido la única película filmada en esta última década que no ha costado dinero al contribuyente español: en efecto, la cinta puede alardear de no haber recibido ningún tipo de subvención. El propio José Luis Alemán se encargó de buscar los fondos necesarios para la filmación.

La serie gustará a amantes del terror y del ocultismo no excesivamente exigentes y que sepan disculpar algunas incoherencias y, sobre todo, los cabos sueltos. Puede verse en Amazon Prime Video, en youTube y comprarse en DVD.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).