FICHA

Título original: World’s Most Wanted 
Título en España: Dónde se esconden los más buscados
Temporadas: 1 (5 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Francia
Temática
: documental
Subgénero: true crime
Resumen: Cinco casos de famosos criminales de todo el mundo que han logrado evitar la persecución policial y que siguen en estos momentos vivos y escondidos, incluso, en algunos casos, dirigiendo actividades criminales. Los cinco casos afectan a todos los continentes y tienen relación con distintas actividades criminales.
Actores: documental sin dramatizaciones.
Lo mejor: buen montaje y va al grano sin perderse en aspectos secundarios.
Lo peor: son todos los que están, pero no están todos los que son.
Lo más curioso
:
¿Cómo verlo?: Se emite en Netflix desde el 5 de agosto de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (a travésde eMule)

WEB OFICIAL (Netflix)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ¿DÓNDE SE ESCONDEN LOS MÁS BUSCADOS?

Habitualmente, las series documentales del género “true crimen” son de producción norteamericana y solo, muy de tanto, en tanto, aparecen productos poco valorados en otros países. Esta serie –¿Dónde se esconden los más buscados?– está realizada según los cánones de las series norteamericanas, sin embargo, se trata de un producto francés cuya difusión ha sido asumida por Netflix.

Se trata de cinco casos de “criminales de guerra” y delincuentes que figuran en los primeros ligares en las listas de los “más buscados”. Han sido elegidos seguramente porque cada uno de ellos procede de un horizonte completamente diferente al resto: tenemos, por ejemplo, a Félicien Kabuga, el hombre que financió y tuvo la mayor responsabilidad en el genocidio de Ruanda; abre la serie “El Mayo Zambada”, jefe del cartel de Sinaloa, el socio del “Chapo Guzmán”; hay también una mujer, Serafiya Lewhwaite, militante del grupo terrorista islámico Al-Shabaab con sede en Somalia, acusada de causar la muerte de 400 personas, siendo de origen irlandés y convertida al islam sunnita; no podían faltar dos mafiosos de renombre: el último padrino de la Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro y el ruso de origen judío Semion Mogilevich, capo de tutti i capi de la mafia rusa.

Reconocemos que el quinteto está muy bien elegido. Nadie puede dudar de que todos los que están en la lista -y a los que se dedica un episodio- son criminales reconocidos y con cientos de muertos a sus espaldas. Ahora bien, faltan otros muchos más, sin duda, más conocidos e, incluso “respetables”, pero no por ello menos criminales. Llama la atención, por ejemplo, que en la lista no esté presente ningún norteamericano, dada la afición desestabilizadora de los servicios de inteligencia y las guerras coloniales llevadas a cabo por ese país: empezando por los bombardeos a Yugoslavia, o las invasiones de Afganistán e Irak, con excusas fútiles, por no hablar de los intentos de sembrar la “estrategia del caos”, durante la administración Obama, al percibir la imposibilidad de estabilizar los territorios invadidos. Entendemos perfectamente que no era ésta la intención de los productores de esta serie, pero vale la pena recordar que hay criminales elegidos democráticamente y que no huyen, sino que siguen cobrando de los presupuestos públicos.

Centrándonos en los cinco episodios, vale la pena recordar que el material y los testimonios seleccionados dan una perspectiva muy completa de los perfiles de los cinco criminales que protagonizan cada episodio. El material documental es exhaustivo y poco o nada conocido. El montaje es ágil y los testimonios, todos ellos, fundamentales para ayudar a comprender la naturaleza de los crímenes de los protagonistas.

No se avanzan hipótesis sobre dónde se encuentran refugiados, pero se apuntan pistas existentes y las sospechas se presentan como tales. La serie, en definitiva, resulta un interesante producto del género “true crime”, entretenido que gustará, sobre todo, a los que se interesan por la actualidad política y la memoria histórica de nuestro tiempo.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).