FICHA

Título original Caminantes
Título en España: Caminantes
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 19 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: España
Temática
: terror
Subgénero: misterio
Resumen: Un grupo de jóvenes madrileños intentan realizar el camino de Santiago. A pocos kilómetros de la frontera francesa, en el bosque de Irati, empiezan a ser perseguidos por un asesino implacable y siniestro. Se trata de jóvenes urbanos sin apenas experiencia en caminar por bosques más habituados a utilizar el teléfono móvil que una mochila.
Actores: Daniel Ibáñez, Alexandra Pino, Carlos Suárez, Songa Park, Lucas Miramón, Eguzki Zubia, Pako Revueltas, Javier de Córdova, Guillermo de Córdova
Lo mejor: el paseo que supone por el bosque de Irati
Lo peor: demasiados elementos comunes con el cine de terror de finales de los 60.
Lo más curioso
: la serie fue creada por José A. Ledo que, además, fue el director.
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 10 de julio de 2020 en Orange. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO (presentación)

VER SERIE (Orange)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Orange)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre CAMINANTES

La primera serie producida por Orange, tiene la virtud de ser barata, satisfacer plenamente a un público joven no excesivamente exigente y actualizar temas de terror que se han hecho habituales desde finales de los años 60 y que ahora los vemos reaparecer junto a inefable teléfono móvil. En esto reside todo el atractivo y la innovación de esta serie que, al igual que los informativos, empieza advirtiendo que todo lo que narra es rigurosamente auténtico y sucedió en el verano de 2019.

Caminantes es una simple cinta juvenil de terror en el que unos jóvenes urbanitas, hábiles especialmente con el teléfono móvil, dan cuenta de sus menores movimientos y gestos gracias a este dispositivo y a las redes sociales. El problema para ellos es que, fuera de su marco urbano y en lugares sin cobertura, están indefensos. Son, eso que se llama “millenials” o “nativos digitales”. Frágiles y quebradizos ante el primer gesto hostil. Y esta es la historia de un grupo seis de ellos que deciden recorrer el Camino de Santiago en el verano de 2019.

Se sabe de ellos porque la Guardia civil ha encontrado los restos de sus mochilas, con los teléfonos móviles y, gracias a ellos, ha podido reconstruirse su aventura: porque lo han grabado todo. A pocos kilómetros de la frontera francesa, en el bosque de Irati, empiezan sus peripecias: una mano siniestra les persigue y los hostiga con intención de asesinarlos. Los distintos episodios no son muy diferentes unos de otros: gritos, persecuciones, flechas volando, huidas, heridos, muertos, gritos y más gritos, rostros desencajados fielmente reflejados por los móviles, incluso un dron. Hasta el final.

De haberse filmado en los años 60, esta serie hubiera sido innovadora. Pero, desde entonces, ya hemos visto en demasiadas ocasiones al equivalente a Gunnar Hansen, el monstruo de la motosierra en La matanza de Texas o a experiencias realizadas con videocámaras como La bruja de Blair. Estas dos películas impactaron en un tiempo en el que no existía en teléfono móvil y renovarlas, simplemente introduciendo este “adminículo”, parece una pobre actualización del género de terror. Ahora bien, si lo que se pretendía era demostrar que los “millenials” no son nada sin el iPhone y sin las redes sociales, puede darse por bueno el intento.

Del trabajo de los jóvenes actores hay poco que decir: unos son más convincentes que otros, pero, en general, se pasan la serie gesticulando y posando para las redes sociales o bien gritando y huyendo sin parar. Por tanto, lo mejor de la serie sigue siendo el viaje a través del bosque de Irati y, todo lo demás, es el peaje que debemos pagar para ver unos paisajes naturales cada vez menos frecuentes.

La serie está especialmente concebida para gente joven: un público poco exigente y sin memoria histórica. Nadie de los que va dirigida esta serie habrá visto u oído hablar de las dos películas en las que se inspira e, incluso, es posible que se crean en su absoluta ingenuidad que todo lo que van a ver es real y ocurrió -como se indica en el inicio de cada episodio- en el agosto de 2019.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).