FICHA

Título original Der Club der singenden Metzger
Título en España: El maestro carnicero
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Alemana
Temática
: Drama
Subgénero: Inmigración
Resumen: Un soldado alemán de la Primera Guerra Mundial emigra a EEUU tras acabar el conflicto. Tiene éxito en un pequeño pueblo como maestro carnicero y puede llevar a su familia. Allí conocerá a otra familia compuesta por el padre alcohólico y su hija, artistas de circo que también han terminado estableciéndose allí. Las dos familias confluirán y conseguirán salir adelante gracias a las salchichas, las hamburguesas y el pan alemán.
Actores: Aylin Tezel, Jonas Nay, Leonie Benesch, Sylvester Groth, Gerhard Liebmann, Therese Hämer, Igor Pecenjev, Claudia Kottal, Jürgen Hartmann, Mladen Hren, Vladimir Korneev, Martin Leutgeb, Krunoslav Belko, Maciej Salamon, Dinah Geiger
Lo mejor: una narración de los tiempos en los que trabajando un inmigrante podía salir adelante en EEUU.
Lo peor: el final desluce extraordinariamente la narración.
Lo más curioso
: Está basado en la novela de la escritora norteamericana Louis Erdrich, The Master Butchers Singing Club
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 7 de julio de 2020 en Filmin. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO

PROMO (en inglés)

PROMO

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Filmin)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL MAESTRO CARNICERO

El 3 de julio de 2019 se estrenó en el festival de Cine de Múnich la película de 180 minutos The Club of Singing Butchers que se exhibiría en pantalla grande desde el 27 de diciembre del mismo año. Luego vino la crisis de Covid y, con muy buen criterio, los propietarios de la cinta la transformaron en una miniserie servida en 3 episodios de 60 minutos o 4 de de 45. Ésta última versión es la que emite Filmin desde el 7 de julio de 2020.

Se trata de la adaptación de la novela de El Coro de los Maestros Carniceros de Louise Erdrich. La autora desciende un carnicero alemán y de una india Chipewa de Dalota del Norte. Ambos elementos aparecen directamente reflejados en la miniserie.

Un soldado alemán que ha vivido los horrores de las trincheras en el frente occidental, ve como su amigo muere en los últimos días del conflicto. Agonizando, le pide que se encargue de su mujer. Tras regresar del frente y restablecerse de su agotamiento, termina casándose con la mujer del camarada muerto. Él y su familia son maestros carniceros, fabrican todo tipo de productos de chacinería y, al parecer, son muy buenos. Deseoso de salir adelante y huir de la miseria que se abatió sobre la Alemania derrotada en 1918, compra el billete más barato para los EEUU. Se establece en Argus, una pequeña población de Dakota del Norte en donde entra a trabajar junto con un carnicero polaco. Más adelante se separará de él y montará su propia carnicería. Con el dinero obtenido puede traer a su mujer, a su hijo y, de paso, se acopa una tía de él. Esta historia es paralela a otra de una joven contorsionista de circo que actúa junto a su padre alcohólico y que también se embarca con destino a América. La chica, conoce a un indio con el que elaboran un número de circo y aparecen como pareja. El padre tiene sucesivas recaídas. Ambas historias irán convergiendo y terminarán fusionándose.

Si este es el hilo argumental hay que destacar dos elementos: la historia está narrada con caracteres épicos y nos presenta una panorámica de la América Profunda de los años 20; y, en segundo lugar, los episodios están salpicados de canciones populares alemanas cantadas a capella (por el “coro de carniceros” que da título a la novela original) que constituyen una verdadera sorpresa. Ambos elementos atenúan la carga de dramón que está implícito en el relato y convierten la serie en simpática y, a ratos, ingenua.

El protagonista es Jonas Nay al que ya conocemos por su extraordinario trabajo en Deutschand-83. Otra de las protagonistas, Leonie Benesch es un rostro conocido por su participación en Regreso a Howards End. En cuanto a Sylvester Groth, actor de carácter, nos obsequió con el mejor episodio de Criminal: Alemania, estuvo presente en Hijos del Tercer Reich y en Deutschand-83 como actor de carácter y aquí repite una actuación memorable.

¿Qué le impide a esta miniserie alcanzar el sobresaliente? Un final bastante deslucido e imprevisto, casi irónico porque lo que veremos es que uno de los personajes termina montando una hamburguesería precursora directa de la comida-basura. Ahí es donde los guionistas no han estado finos y han querido coronar el dramón con un estrambote final inadecuado.

A pesar de los últimos 10 minutos, es una serie que puede verse y disfrutarse, con una calidad muy superior a la media. Gustará a un amplio espectro de público, especialmente a los amantes de la calidad interpretativa y de los guiones originales.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).