FICHA

Título original Mayday
Título en España: Mayday
Temporadas: 1 (5 episodios)
Duración episodio: 55 minutos.
Año: 2013
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Intriga
Subgénero: Crímenes
Resumen: Un pequeño puedo británica se prepara para celebrar la fiesta del “palo de mayo”, sin embargo, la reina de la fiesta ha desaparecido. Se trata de una chica de 14 años que tiene una hermana gemela. Pronto los vecinos empiezan a sospechar unos de otros, especialmente porque la chica se había destacado en la defensa de la naturaleza contra planes de urbanización. Poco a poco nos iremos enterando de quien era la desaparecida.
Actores: Peter Firth, Leila Mimmack, Aidan Gillen, Sam Spruell, Sophie Okonedo, Richard Hawley, Peter McDonald, Max Fowler, Lesley Manville, Tom Fisher, Koko Anglo, Caroline Berry, Charley Palmer Rothwell, Matthew Ashforde, Daniel Coonan,
Lo mejor: Un misterio rural bien planteado y bien resuelto.
Lo peor: El tema de la magia rural aparece tardíamente y de manera casi improvisada.
Lo más curioso
: La serie pasó completamente desapercibida en su momento, a pesar de su interés.
¿Cómo verlo?: Se emitió a través de Atresmedia en 2016 y puede verse actualmente a través de AtresPlayer y de AtresPlayer Premium.Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos. Puede comprarse en DVD.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Atresplayer)

DESCARGA TORRENT (DonTorrent)

WEB OFICIAL (Atresplayer)

WEB OFICIAL (BBC)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre MAYDAY

Otra miniserie británica que ha pasado desapercibida para el público, no solamente en España, sino también en el Reino Unido, acaso por la superabundancia de miniseries de alta calidad a las que la BBC ha habituado al público de las Islas Británicas. Pero, el hecho es que, todavía estamos a tiempo de ver esta serie que sigue estando presente en AtresPlayer y accesible desde distintas plataformas peer tu peer. Y, vale la pena.

Se trata de una serie de misterio centrada en torno a la desaparición de una joven de apenas catorce años que debía ser la reina de la fiesta del “palo de mayo”, una especie de fiesta de la primavera celebrada en el mundo anglosajón, el “mayday”, cada 1º de mayo. Se trata de una fiesta floral en la que las poblaciones rurales agradecían el “retorno del sol” y la floración de la naturaleza. La chica debía estar en la carroza que abría el desfile, sin embargo, no aparece. Se encuentra su bicicleta abandonada en el camino. La policía entra en acción e inicia las investigaciones que se saldarán con la detención del culpable, pero en el curso de la investigación nos aproximaremos, poco a poco, a la personalidad de la protagonista, la chica desaparecida. Desde muy pronto, los vecinos tienen conciencia de que se trata de una desaparición tramada desde dentro del pueblo por alguien que quisiera vendarse de la chica por algún motivo. Uno de los vecinos, un promotor inmobiliario, ha visto frustrado su proyecto de construir una urbanización, a causa de la campaña de agitación ecológica promovida por la desaparecida: todas las sospechas recaen sobre él.

Este argumento es el propio de una serie de investigación criminal sobre un caso que se da en una pequeña comunidad rural. Nada que no hayamos visto antes en miniseries británicas hasta series similares realizadas al otro lado del Atlántico o, incluso, en nuestro país y en cualquier otro de la UE. Unas salen mejor, otras peor, pero, en general, casi todas tienen algún tipo de interés o de originalidad. Esta de Mayday corresponde a este perfil: marco rural alejado de las grandes urbes, crimen sórdido, muchos personajes sospechosos, sospechas y mezquindades entre vecinos, investigación concienzuda, resolución inesperada. A estos rasgos del argumento, se unen diálogos aceptables, movimiento de cámara continuo con escenas cortas, todo esencial, pocas distracciones de la trama original, como máximo introducción de alguna línea argumental secundaria que se superpone a la principal, e interpretaciones sólidas en todos los personajes.

Todos estos elementos están presentes en esta serie a la que se une otro elemento particular: la introducción de las supersticiones y de la magia rural que solamente aparecerá en los últimos capítulos, planeará en todos, a veces sin que el espectador lo note -algunas escenas podrían haberse extraído de un tratado de antropología rural- pero que, combinados con la temática de la especulación inmobiliaria que domina los tres primeros capítulos, dan como resultado un producto original que se ve con facilidad y que suele agotarse en una maratón o en un fin de semana.

La recomendamos por su temática, por sus interpretaciones, por sus diálogos, por el refinado de los personajes y por lo bien atado de su resolución. Si a esto añadimos que se trata de una serie fácilmente accesible por varios canales, no verla no tiene excusa. Gustará especialmente a los amantes de las miniseries británicas con el marchamo de la BBC.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).