FICHA

Título original Desaparecidos
Título en España: Desaparecidos
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: España
Temática
: Intriga
Subgénero: Policial
Resumen: Casos que caen en manos de la unidad de desaparecidos de la policía nacional y que tratan con la ayuda de una asociación de ayuda. Cada miembro del grupo y la presidenta de la asociación de desaparecidos constituyen un mundo aparte y todos ellos se ven afectados por la desaparición o muerte de algún familiar. En cada episodio se examinan dos casos de desapariciones.
Actores: Elvira Mínguez, Maxi Iglesias, Michelle Calvó, Chani Martín, Amanda Ríos, Juan Echanove, Lucía Barrado, Silvia Marty, Víctor Manuel Martínez, Luis Fernández, Javier Morgade, Álex Mola, Eva Martín, Alba de la Fuente, Diana Palazón, Paco Manzanedo, Zoe Berriatua, Rafael Reaño, Marina Campos, Martin Aslan, Marta Guerras, María Salgueiro, José Luis Torrijo, Ramiro Alonso, Guadalupe Lancho, Patricia García Méndez, Alexia Hortal, Carlos Manuel Díaz, Sergi Méndez, Nerea Barros, Mari Carmen Sánchez, Mariam Torres, Jorge Kent, Ismael Martínez, Juan Carlos Vellido, Armando del Río, Zaira Romero, Farah Hamed, Hugo Fuertes Marciel, Mar Regueras, David Pinilla, Marta Belaustegui, Paco Marín, Mulie Jarjú, Helena Kaittani, Priscilla Delgado, Patxi Freytez, Luisa Gavasa, Teresa Arbolí, Pedro Mari Sánchez, Chechu Salgado, Isabel Naveira, Monica Vic, Sonia Almarcha, Carlota Callén, Luciano Ciaglia, Maarten Dannenberg, Antonio de Cos, Paulina Gálvez, Pedro Pablo Isla, Carmela Lloret, Alicia Lobo, Carolina Meijer, Pol Monen, Ninton Sánchez, Carlos Zabala
Lo mejor: el esfuerzo por realizar un thriller competitivo.
Lo peor: esfuerzo en grandísima medida frustrado.
Lo más curioso
: La serie fue inicialmente creada para Atresmedia, que vendió los derechos de emisión a Amazon Primer Video.
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 19 de junio de 2020 en Amazon Primer Video. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO

PROMO

PROMO (entrevista a Michelle Calcó)

PROMO (entrevista con los protagonistas)

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DESAPARECIDOS

Bueno está probarle, pero estaría mucho mejor conseguir realizar brillantemente el objetivo. Nuevamente, el intento de realizar un thriller “español”, en forma de serie, ha tomado por el impedimento que ha frustrado anteriormente decenas de proyectos similares: anteponer los “sentimientos” a la acción. Cuando eso ocurre, la fórmula thriller ha quedado atrás y se está penetrando en el terreno del culebrón.

Desaparecidos intenta ser una simbiosis de Brigada Central y de Sin Rastro, con algunas iridiscencias de Caso Abierto y todo ello colocado bajo la férula del culebrón. Es cierto que en las grandes series hollywoodienses de investigación criminal, la vida privada de los miembros del grupo investigador,  ofrece tramas secundarias que descongestionan y hacen digeribles la principal, siempre centrada en torno a unos casos de crímenes, pero es que en las series españolas que utilizan el mismo recurso, las proporciones no son correctas: y así vemos como una serie de investigación, pasa a ser un torrente de sentimientos estilo La Casa de la Pradera.

“Santiago Abad” (Juan Echanove) es el jefe de un grupo de policías especializado en la búsqueda de desaparecidos (es padre viudo, cuyo hijo es un delincuente alcohólico). En el grupo de integra, “Sonia Ledesma” (Michelle Calvó), que unos años antes ha perdido a su marido, desaparecido en una de esas guerras africanas incomprensibles pero mortíferas. Ella sostiene que todavía vive y que, antes o después, lo encontrará. Luego está “Carmen Fuentes” (Elvira Minguez), presidenta de una ONG especializada en ayudar a la policía en la búsqueda de desaparecidos, cuyo hijo hace años desapareció, aparentemente a causa de unos amigos. Los otros cuatro miembros de la unidad policial son: el habitual guaperas (Maxi Iglesias), el policía cutrón pero eficiente (Chani Martín) y la “mora” (Amanda Ríos). Luego está “Andresito” (Víctor Manuel Martínez) el cerebro informático del grupo. Estos son los personajes que veremos en acción, en distintas proporciones en todos los episodios en los que se tratarán dos casos de desapariciones, cada uno de los cuales responde al catálogo de este tipo de figuras: la chica anoréxica, la madre aquejada de síndrome de Munchausen, la chica borde que quiere hacer daño a sus padres, la pareja de atracadores que ha hecho desaparecer a un tercero, el joyero asesinado, etc, etc. Todos los casos son bastante simples, previsibles y nada que no hayamos visto antes.

Los casos de desapariciones, en realidad, parecen ser una mera excusa para mostrar aspectos de los dramas privados de los miembros del grupo policial y de la presidenta de la ONG. De hecho, estas historias están parceladas y en cada episodio van saliendo más datos intercalados, a menudo sin avanzar y expresando solamente sentimientos, emociones y angustias por parte del trío protagonista, hasta el punto de que la atención del espectador se va desviando de los dos casos de investigación, hasta los dramas por los que atraviesan los tres protagonistas principales (el padre abrumado por un hijo impresentable, la inspectora que sigue pensando que su marido vive en algún lugar de África y la madre obsesionada por que un grupo de jóvenes secuestró y mató a su hijo). Los dos casos principales quedan demasiado diluidos (además de ser previsibles) y las tres historias de los protagonistas avanzan a paso de tortuga paralítica. El resultado es poco vistoso y muy alejado de la fórmula thriller.

Interpretaciones desiguales, pero en general, poco convincentes. El mismo Echanove parece desganado. La Calvó hubiera debido esperar algo más de maduración artística para asumir un papel protagonista. Y Elvira Mínguez desaprovechada. Los guionistas no han estado finos a la hora de pintar a los protagonistas, se han contentado con generar un entorno desestructurado en torno suyo y darles un punto, entre amargados y desesperados, que se superpone a la acción, la intriga y el misterio.

La serie es una creación de Atresmedia y, cuando todo el mundo pensaba que se iba a emitir por Atresplayer Premium, aparece sorpresivamente por Amazon Prime Video. ¿Qué ha ocurrido? ¿Atresplayer ha visto que la calidad era demasiado baja para una plataforma de pago y la ha vendido a otra mucho mayor y con más diversificación? Esto es lo de manos, lo importante es que el público va a ver una historia justita que gustará algo a unos y les parecerá muy poco a otros.

No es una serie de esas que se puedan recomendar a un grupo concreto. Como máximo cabe decir que es una serie para “gentes de fe”, es decir, para aquello firmemente convencidos de que en España pueden hacerse series como las mejores del mundo. Nosotros figuramos entre ellos y estamos convencidos de que si este objetivo no se logra es porque los directivos de televisión, son poco exigentes y se conforman con el primer esbozo que les presentan los guionistas y con unos cuantos tópicos acumulados durante décadas (como que aquí importan más los sentimientos y las emociones que la acción). Error, una y mil veces, error.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).