FICHA

Título original NTSF:SD:SUV::
Título en España: NTSF:SD:SUV::
Temporadas: 3 (39 episodios)
Duración episodio: 11 minutos.
Año: 2011-213
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: comedia
Subgénero: surrealista
Resumen: Una agencia especializada en lucha contra el terrorismo internacional, actúa en los EEUU clandestinamente con el interminable nombre de National Terrorism Strike Force: San Diego: Sport Utility Vehicle. Sus miembros actúan de manera enloquecida, irresponsable e imprevisible contra los más variados ataques que sufre la nación.
Actores: Paul Scheer, Kate Mulgrew, Rebecca Romijn, Martin Starr, June Diane Raphael, Brandon Johnson, Rob Riggle, Karen Gillan, Ed Helms, Marcus Shultz, Curtis Gwinn
Lo mejor: la duración de cada episodio, poco más de 10 minutos.
Lo peor: una cosa es el surrealismo, otra el absurdo y otra muy diferente la ausencia de guion.
Lo más curioso
: nació como una sátira a las series de investigación forense.
¿Cómo verlo?: Estrenado en España el 17 de junio de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 4

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (HBO)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre NTSF:SD:SUV::

Hoy están de capa caída, pero hace 10 años, la “investigación forense” aparecía obsesivamente en las series de intriga, a rebufo del primer CSI-Las Vegas, tras lo cual se desató una oleada de franquicias e imitaciones, unas más afortunadas y otras, simplemente, desgraciadas. Durante un largo ciclo televisivo, vimos como “analistas forenses” guardaban en bolsitas de plástico todo tipo de basura recogida en la “escena del crimen”. Aquello -especialmente con CSI-Miami y con el postureo del protagonista- se convirtió en una caricatura. Y todavía estaban por llegar los productos de más baja calidad. No es raro que un grupo de humoristas intentara explotar el género convirtiéndolo en eje de una serie que satirizaba este tipo de series.

El ideador del esperpento fue Paul Scheer, que, además de dirigir, actuaba como co-protagonista, productor ejecutivo y guionista. Hay que decir que Scheer es prácticamente desconocido en Europa, donde muy pocos productos suyos han conseguido cruzar el charco. Efectivamente, el público europeo, como mínimo, se muestra algo más exigente. Las producciones de Scheer suelen ser largometrajes de poco calado, bajo presupuesto y guiones poco elaborados. Quizás en EEUU, el humor de sal gruesa que utiliza puede causar sonrisas e incluso carcajadas, pero en Europa ya tenemos humoristas que hacen exacta, y ventajosamente, lo mismo. Por lo que los trabajos de Scheer adolecen de falta de espacio.

Aceptar ver NTSF:SD:SUV:: supone una experiencia vital descorazonadora. Al final, lo de menos, es la imitación de las series de investigación forense, cuyo rastro se pierde a mediados de la primera temporada. La constante es que los miembros de esa unidad paródica, siempre están en guardia para salvar a los EEUU de los peligros del terrorismo internacional y de las conspiraciones -siempre cutres- que traman delincuentes excéntricos. Los protagonistas son los arquetipos de ese tipo de serie: la jefa responsable, la agente buenorra, el negro de acción, el científico distraído, el joven erudito, etc. Cada episodio se centra en torno a una “amenaza” a cual más absurda.

La lógica, el ritmo narrativo, los diálogos, todo, absolutamente todo queda desintegrado para extraer una sonrisa -a menudo con fórceps- del rostro del espectador. La explotación de los lugares comunes de este tipo de series, puede tener en algún momento cierta gracias, pero una cosa es aprovechar un esqueche sobre esta base -recordamos alguno de José Mota con bastante gracia- y otra muy diferente es estirar la idea hasta 11 minutos y a lo largo de 39 entregas.

La serie se va agotando al acabar los tres primeros episodios que marcan la tónica de lo que serán todos los demás. Viéndolos, uno percibe si este tipo de humor le supone un estímulo positivo o le induce a creer que la estupidez humana es ilimitada. El gran misterio de esta serie es que estaba archivada desde 2013 y ha sido rescatada en su primera temporada por HBO que, hasta ahora, parecía el único streamming con contenidos sólidos y que huía de los productos de calidad mínima. El gran misterio de esta serie es, como una plataforma de pago se ha decidido por lanzar este producto chusco, por el que habría que cobrar por verlo.

En fin, a veces las críticas, más que críticas, se convierten en advertencias. A partir de ahora, el lector ya está informado de qué va esta serie y le corresponde, según su saber y entender, asumirla o dejar de pagar el abono a HBO.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios