FICHA

Título originalPrivate Sales
Título en España: Trabajadora Sexual
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2016
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Drama
Subgénero: Prostitución
Resumen: Un joven de 19 años cuyos padres acaban de ser asesinados, encuentra trabajo como conductor de chicas que ejercen la prostitución de alto nivel. Se ve implicado en un mundo del que lo desconoce todo y que resulta sorprendente y mucho más peligroso de lo que, inicialmente, pensaba. No ha olvidado, sin embargo, el asesinato de sus padres y quiere vengarlo.
Actores: Claudia Wit, Tony Paler, Taylor King, Victoria Prava, Winston Madrigal, Cliff Yates, Jake McCabe, Yvette Gregory, Llenelle Gibson, Valerie Fuselier, Silma Lopez, Bevin Bru, Haydn Winston, Ramanique Ahluwalia, Gregory R. Gordon, Effy Shafir, Meghan Chadeayne, Madison Yanovsky, Matthew M. García, Lior Bulin, Reka Rene, Gary Kresca, Friday Wydell, Steve Chrissanthos, William La Pointe, George Capacete, Meg Ruddy, Rebecca Berg, Jim Philips, Paige Sturges, Catherine Eure, Bonnie von Duyke, Ken Breese, Michael King, Tyson Jarvis, Alexandra Philips, Sean King, David Austin Veal, Max Raines,
Lo mejor: una muy buena descripción del mundo de la alta prostitución.
Lo peor: el arranque del primer episodio no es lo mejor de la serie.
Lo más curioso
: no ha tenido segunda temporada a pesar de su calidad.
¿Cómo verlo?: En Amazon Prime Video desde mayo de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TRABAJADORA SEXUAL

Amazon Prime Video depara, de tanto en tanto, alguna grata e inesperada sorpresa. Ésta, por ejemplo. Sin aparecer anunciada, casi clandestinamente, buscando y rebuscando por un catálogo que abunda -como el de Netflix- en banalidades poco recomendables y morralla en absoluto digna de verse, notamos la presencia de esta serie. El título en castellano dice poco: “Trabajadora sexual” y el inglés -desde España- todavía menos: “Private sales”. Pero si usted está a la caza de una serie que valga la pena ver, esta debería figurar entre las más recomendables.

Los actores que participan en ella son casi amateurs, la serie es de bajo presupuesto, sin embargo, todo funciona a las mil maravillas, acaso por que los creadores -los “hermanos King”- se han esforzado y compuesto un guion que une tres elementos: intriga, dramatismo y un conocimiento perfecto del fenómeno de la prostitución. Los actores, la mayoría de los cuales nunca han tenido su oportunidad, han sido elegidos por la naturalidad con la que actúan. Pocos minutos después de haber comenzado, nos damos cuenta de que esta no es una serie como otra cualquier “sobre prostitución”. Es un producto que combina realismo social, intensidad dramática, intriga elevada a la máxima potencia y autenticidad.

“When Jacob Hunters” es un joven de apenas 19 años, ha pasado por la Universidad de Yale, es educado, viste bien, pero sobrevive a salto de mata después de que sus padres resultaran asesinados. Casualmente entra a trabajar como chófer de una agencia de escorts. Eso le permite buscar habitación en un motel y normalizar su vida inmediatamente. Sin embargo, desde el primer momento empieza a ver que el trabajo que, en principio, parecía simple, tiene sus complicaciones: debe cobrar a los clientes que no han querido pagar a las chicas que han contratado, alguna de ellas tiene crisis depresivas, otra es maltratada por su novio parasitario, es un trabajo en el que, en cada momento, puede surgir un imprevisto. Pronto conoce a otro compañero que realiza el mismo oficio desde hace más tiempo, más decidido y experimentado, sin escrúpulos y silencioso. Ambos tendrán ocasión de colaborar y verse envueltos en situaciones abrakadabrantes. A todo esto, cada chica que tiene que llevar de un cliente a otro, es un mundo aparte. Las sorpresas, por un lado u otro, están a la orden del día.

La serie es correcta en todos sus rubros, salvo en el de la guionización que está muy por encima de la media. La acción transcurre en Los Angeles, en urbanizaciones de clase media y media-alta. Habitualmente, en las series sobre prostitución aparecen las mafias que controlan el negocio y la trata de blancas. Las prostitutas aparecen como mujeres desgraciadas, forzadas a ejercer un oficio indeseable. Aquí, en cambio, las chicas asumen su oficio con entera voluntad, nadie les fuerza a nada, buscan dinero rápido para satisfacer proyectos de futuro, salir adelante holgadamente o tener acceso a los escaparates de consumo. Hay en esta serie un análisis muy exhaustivo de este tipo de prostitución y un trabajo de investigaciones meticuloso acometido por los guionistas.

Es una pena que series como esta pasen desapercibidas. En los EEUU tuvo una calificación baja y no renovó para una segunda temporada. En España, Amazon la ha estrenado sin pasar una nota a la prensa, acaso porque se trata de una serie rodada hace cuatro años y sobre la que cuesta obtener información. Es, sin embargo, una de esas series imprescindibles que se ve rápido y que engancha desde mediados del primer episodio. Gustará a un público muy amplio, salvo a los que exijan la presencia de actores reconocidos, estrellas rutilantes y superhéroes que lo puedan todo. Para los amantes del realismo social, la intriga, el dramatismo y el suspense.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).