FICHA

Título original The Nest
Título en España: El Nido
Temporadas:  ( episodios)
Duración episodio:  minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Drama
Subgénero: Paternidad
Resumen: Una pareja de clase media alta están intentando por todos los medios tener un hijo, hasta que recurren a la gestación subrogada o vientre de alquiler. El primer intento se salda con un fracaso, pero inmediatamente antes, la esposa atropella a una joven. En el hospital ésta se entera casualmente de que quien la ha atropellado está buscando un vientre de alquiler y se ofrece para serlo, a cambio de dinero. A partir de ahí la situación empieza a complicarse por lo problemática de esta madre de alquiler.
Actores: Liz Ewing, Samuel Paul Small, Marianne McIvor, Kim Allan, Fiona Bell, Christine Bottomley, Paul Brannigan, Martin Compston, Kate Dickie, Eilidh Fisher, James Harkness, Laura Harvey, David Hayman, Shirley Henderson, Helen Katamba, Katie Leung, Mirren Mack, Bailey Patrick, Sophie Rundle, Samuel Small
Lo mejor: drama completo en todos los sentidos, guion, realización, interpretaciones, temática.
Lo peor: previsible en algunos extremos.
Lo más curioso
: Filmada para la BBC y estrenada en el peor momento del Covid-19
¿Cómo verlo?: Estrenada en Filmin el 1 de unió de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en castellano)

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL NIDO

Una vez más, Filmin ofrece una miniserie recién estrenada en el Reino Unido que roza la perfección. Trata, además, de un tema relativamente nuevo y poco explotado por el mundo de las series, la gestación subrogada y sus problemas. A pesar de lo previsible de algunos momentos -que le evita el sobresaliente- esta serie es de las que mantienen un interés creciente y nos deparan sorpresas y giros en cada tramo. Si a esto unimos una buenas interpretaciones y corrección en las localizaciones, diálogos interesantes y ritmo narrativo óptimo, lo que tenemos es una serie ineludible.

“Emily” y “Dan” es un matrimonio acomodado, situado en la treintena, que, por encima de todo quieren tener descendencia. Pero no pueden. Se ven forzados a recurrir a la gestación subrogada (“vientre de alquiler”) permitido en el Reino Unido sin interés económico. El primer intento se salda con un fracaso. Pero justo en ese momento, “Emily” atropella a “Kaya”, una chica de apenas 18 años, residente en un barrio marginal y tutelada por los servicios sociales. Es una chica que quiere salir de ese entorno, muestra ambiciones, se entera casualmente del fracaso del primer intento de “Emily” y “Dan” por lograr que una amiga quedara embaraza y se ofrece, a cambio de 50.000 libras a ejercer como vientre de alquiler. Se ponen de acuerdo, pero, a partir de aquí, empiezan los problemas. “Kaya” tiene un vecino norteafricano que tendrá más importancia en esta historia de lo que deja entrever el primer episodio.

La pareja protagonista está interpretada por Sophie Rundle (que ha protagonizado o colaborado en importantes y brillantes miniseries procedentes del Reino Unido, véase el LINK) y por otro actor igualmente conocido, Martin Compston, un rostro conocido que hemos visto también series igualmente notables (LINK). La tercera en discordia, “Kaya”, está interpretado por Mirren Mack que, hasta ahora, solamente habíamos visto en algunos episodios de Sex Education, su primera participación en el mundo de las series. Sobre estas tres “patas” se sostiene sólidamente una serie: saben crear tensión entre ellos, apuntalar sus actuaciones uno al otro y mantienen diálogo de alto voltaje.

Pero quizás lo más interesante de esta serie sean los riesgos de la paternidad subrogada y de la adopción: si tenemos en cuenta que la transmisión genética de “problemas”, abarca incluso rasgos y comportamientos psicológicos, llama la atención que hoy muchas parejas con ganas de tener hijos recurran a procedimientos “apresurados” y sin conocer nada sobre el pasado del “vientre de alquiler” o sobre los padres del bebé que han adoptado. Luego, con el tiempo, empiezan a aparecer los problemas. Sorprende todavía más que nadie parezca preocuparse por la disminución de la fertilidad de las parejas. De ahí que, series como ésta, llegan en el momento en que suenan alarmas y se empieza a percibir que los parches no resuelven el problema de fondo: la baja fertilidad de las nuevas generaciones.

Un tema tan actual puede desarrollarse de manera brillante, frívola o incluso catastrófica. Si hemos insistido en la bondad de los diálogos de esta serie es porque sitúan perfectamente el problema: gente situada en los escalones más bajos de sociedad que están dispuestos a lo que sea para salir de allí y gente situada en los estratos más altos cuya vida es incompleta sin acceder a la paternidad y que están dispuestos a lo que sea -incluso a vulnerar la ley y, sobre todo, a tomar decisiones sin la prudencia necesaria- para hacer realidad su deseo. Elementos más que suficientes para trenzar un drama brillante y para un público muy amplio.

Lo dicho, serie ineludible, en Filmin desde junio de 2020.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).