FICHA

Título original Love Life
Título en España: Love Life
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Comedia
Subgénero: Romántica
Resumen: La primera temporada nos muestra el recorrido sentimental de una chica desde su primer hasta su último amor. La idea es que, en cada temporada, cambie el personaje central pero se remita el mismo recorrido. En esta primera temporada, vemos a una guía turística ir de una pareja a otra en cada episodio, buscando amor, sexo, compañía y estabilidad emocional, que es como retener el agua entre las manos.
Actores: Anna Kendrick, Scoot McNairy, Zoe Chao, Sasha Compère, Peter Vack, Bob Leszczak, Audrey Bennett, Michael Donovan, Leah Dowdy, Alex D. Jennings, Michael Lewis Mejia, Colton Osorio, Stephanie Ramos, Max Schuster, Sherin Shetty, Frank Sorgenti, Brennan Tracy
Lo mejor: la serie gana en intensidad a medida que avanza.
Lo peor: excesivamente superficial, ligera e intrascendente.
Lo más curioso
: La serie está completamente filmada en Queens.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en HBO el 17 de mayo de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (entrevista a la protagonista, en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (HBO)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LOVE LIFE

Inicialmente, ante cada amor, las dos partes suelen estar convencida de que es el definitivo y ven a la otra parte como el “amor de su vida”. En realidad, pocas veces es así. Todos cambiamos, las situaciones cambian, no siempre nos hemos dado cuenta de cómo es la otra parte y es raro que solo haya un amor en la vida… aunque, cuando iniciamos la pendiente de la decadencia física, tendemos a recordar a alguien como el gran amor. Toda esta temática entraría dentro de la consideración del ser humano como cambiante  y de el “yo” no es uno, sino múltiple y, por tanto, cada aspecto precisa de un partener concreto. Tal es el mensaje de esta serie.

A lo largo de los ocho episodios de esta primera temporada, vamos a ver desfilar los “grandes amores” de “Darby Cartter”, una guía turística a la que, desde pequeña, le preocupaba conocer el amor. Ahora vive en Queens, en un piso compartido con otras amigas. Una de ellas, “Sara” tiene novio, “Jim” y parece ser la única que tiene cierta estabilidad emocional. Pero “Darby”, pasa de un compañero a otro sin terminar de encontrar nunca al compañero ideal. Siempre, por razones de trabajo, por incompatibilidad de caracteres, por sus propios errores o por percibir, en un momento dado, que el compañero que, a primera vista, parecía el amor ideal, no lo es, el caso es que en cada episodio el ciclo se realiza: conocer compañero – certidumbre de que es el compañero ideal – clímax de ilusiones – convivencia – crisis – ruptura – nueva relación… y así sucesivamente.

El hecho de que situaciones de este tipo sean cotidianas y, es posible, que buena parte de los espectadores, las hayan experimentado, no quita que lo que vamos a ver es banal, irrelevante, y extremadamente superficial. Los amores se convierten en demasiado intensos, su duración es excesivamente breve, las rupturas -en general- poco justificadas. Da la sensación de que la protagonista ni conoce lo que es el amor, ni sabe cómo reconocerlo, ni como conservarlo. Habría que explicarle otros conceptos e instalarla en un estilo de vida diferente. Pero, acaso, los rascacielos de Nueva York contrasten con la superficialidad de sus habitantes. “Darby” ni siquiera se ha preocupado sobre cómo quiere que sea su vida; no parece mirar al futuro, ni extraer consecuencias del pasado. En realidad, no vive su vida, vive la de otros.

El que esta temática sea bastante frecuente, no hace de esta serie un producto relevante. A veces con mirar nuestras propias vidas o las de conocidos podemos ver casos mucho más ricos y variados que los que nos presenta esta serie. Las interpretaciones están a la altura del guion y son tan poco convincentes como él. A fin de cuentas, se trata de una serie de compromiso, poco sólida y sin apenas toques de humor.

Se ve con facilidad e incluso es de agradecer que el tono vaya subiendo de episodio en episodio y por eso merece un aprobado medio. Consciente de la modestia del producto, ha irrumpido sin que estuviera anunciada previamente. En la segunda temporada -que no estamos muy seguros de que se filme algún día- la protagonista variará y volveremos a ver el mismo ciclo: del primer al último amor a paso acelerado.

Gustará a jóvenes que empiezan a dar los primeros pasos (o han sufrido los primeros tropezones) en el terreno de las relaciones amorosas y quizás a algún miembro de la tercera edad predispuesto a revisar su trayectoria en este terreno.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).