FICHA

Título original: Defending Jacob
Título en España: Defending Jacob
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Drama
Subgénero: Intriga
Resumen: El hijo de un fiscal es acusado del asesinato de un compañero de estudios. Aparecen algunas pruebas circunstanciales, pero el padre cree firmemente en la inocencia de su hijo, mientras que la madre tiene sus dudas y considera que ha heredado los rasgos de psicópata que tenía el abuelo. El padre se ve obligado a decidir entre el amor a su hijo y la justicia.
Actores: Chris Evans, Jaeden Martell, Michelle Dockery, Betty Gabriel, Sakina Jaffrey, Cherry Jones, Bradley Ryan Knispel, Pablo Schreiber, Jordan Alexa Davis, Daniel Henshall, Ted Arcidi, Megan Byrne, Tamara Hickey, Joseph Oliveira, Poorna Jagannathan, Adam Desautels, Patrick Fischler, Jeff Bouffard, Larry Eudene, Hale Lytle, Scott Sederquist, Rob Lévesque
Lo mejor: giros inesperados y muy buena actuación de Chris Evans.
Lo peor: su formato es muy clásico y convencional.
Lo más curioso
: se basa en la novela del mismo título escrita por William Landay.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en AppleTV+ el 24 de abril de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (AppleTV+)

DESCARGA TORRENT (MejorTorrent)

WEB OFICIAL (AppleTV+)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DEFENDING JACOB

Se entiende perfectamente que esta serie haya conseguido ser la segunda que ha conseguido más audiencia en AppleTV+. Su capacidad adictiva aparece desde la primera entrega. Y lo sorprendente es que no aporta ninguna innovación al género de intriga. Es una serie completamente clásica, con un casting clásico, con una temática que no es la primera vez que vemos en el plasma, y con desarrollo casi lineal, alterado solamente, por unos cuantos flashbacks, normales y habituales en producciones de este tipo. No es una serie que pueda gustar a aquellos espíritus que buscan solamente originalidades y que están dispuestos a perdonar guiones que sacrifican la calidad a la novedad. Quizás por esto, Defending Jacob es una serie con extraordinario potencial, muy bien realizada y, por ello, con una alta capacidad adictiva.

La serie entra en materia inmediatamente: una familia feliz, el padre fiscal en los tribunales, la madre pedagoga, el hijo adolescente no particularmente conflictivo. Todos bajo el signo de la normalidad. Sin embargo, el padre queda encargado de la investigación del asesinato de otro adolescente que, además, era compañero de clase de su hijo. Pronto se producirá la primera sorpresa: un post intercambiado entre alumnos del mismo curso, responsabiliza al hijo del fiscal del crimen. A todo esto, los compañeros de clase de la víctima se muestran remisos a contestar preguntas del fiscal y de la policía. El hijo del fiscal es detenido tras detectarse sus huellas en el cadáver. Poco antes, el padre ha encontrado una navaja en la mochila del hijo, de la que se deshace. Todo esto hace que la vida de los protagonistas cambie radicalmente: la familia, ayer feliz, deja de serlo, los problemas se le acumulan y, el primero de todos ellos, es saber si el hijo es culpable (como cree la madre) o no (como está dispuesto a sostener el padre). Éste, deberá decidir que anteponer: el amor a su hijo o el amor a la justicia.

Como puede verse, el argumento es límpido, lineal y sin grandes complicaciones, pero con giros y sobresaltos en cada tramo. A un buen argumento -basado en una novela del mismo título escrita por William Landy en 2012 que se convirtió pronto en un éxito de ventas y recibió varios premios literarios en EEUU- se unen unas sobrias interpretaciones de todos actores (Chris Evans, especialmente), desde los protagonistas hasta los secundarios, un ritmo narrativo pausado, pero implacable y una sorprendente capacidad para empatizar con el espectador (que se ve inducido a pensar: “vivo con mi familia felizmente, pero esto podría derrumbarse en cualquier momento”).

La serie se estrenó durante el confinamiento obligatorio por el Covid-19, es un momento en el que el espectador se propinaba sobredosis de televisión. No ha suscitado en España apenas comentarios, acaso por la novedad de la plataforma que lo emite, pero hay que reconocer que constituye uno de los reclamos para abonarse a Apple TV+, plataforma que, además, lo ha producido.

Gustará a los amantes de la intriga, a los que gustan de ver series con argumentos lineales en tono creciente (planteamiento, desencadenante, progresión, nudo, desenlace), a los que quieren pasar ratos entretenidos, pero que, además, exigen cierta calidad en el producto.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios