FICHA

Título original Den som dræber – Fanget af mørket
Título en España: Darknes, la huella del crimen
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Dinamarca
Temática
: Thriller
Subgénero: Serial killer
Resumen: Un detective investiga la desaparición de una chica al salir de una fiesta. Pronto cae en la cuenta de que se han producido otras desapariciones similares y está convencido de que existe un asesino en serie que opera en un suburbio de Copenhague y que ha estado dos años sin operar. Junto a una criminóloga que, en principio, estaba apartada de la investigación sobre asesinatos, emprende la búsqueda del asesino.
Actores: Kenneth M. Christensen, Natalie Madueño, Signe Egholm Olsen, Mads Riisom, Peter Mygind, Tessa Hoder, Regitze Estrup, Uffe Rørbæk Madsen, Maibritt Saerens, Carsten Andersen, Gitte Bjerg Andersen, Karina Grøndal Christensen, Karen Margrethe Gotfredsen, Jan Hansen, Mahmoud Loubani, Brian Rodrigues, Henrik Steno, Alvilda Lyneborg Lassen, Dorte Højsted, Ida Hupfeld, Camilla Lau, Rosa Skotte, Peter Damm-Ottesen, Peter Plaugborg, Frieda Krøgholt, Pernille Andersen, Malene Beltoft Olsen, Maria Erwolter, Sonny Lindberg, Anders Khayat, Josephine Raahauge, Alexander Behrang Keshtkar, Katinka Evers-Jahnsen
Lo mejor: una fotografía que nos muestra otra sorprendente imagen de Dinamarca
Lo peor: después de un comienzo adictivo va perdiendo fuelle.
Lo más curioso
: Natalia Madueño se ha convertido en una actriz imprescindible en el “noir” danés.
¿Cómo verlo?: Se emite desde el mes de febrero de 2020 en Filmin. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en castellano)

PROMO (en VOSE)

PROMO (en castellano)

INTRO

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (DonTorrent)

WEB OFICIAL (Filmin)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DARKNESS, LA HUELLA DEL CRIMEN

Producción danesa que puede ser situada entre las mejores del género y que registra todos los elementos propios de lo que se ha dado en llamar “nordic noir”: profundidad psicológica de los personajes, policías y/o investigadores con problemas internos, asesinatos truculentos en medio de una sociedad poco dada a excesos y ausencia de tabúes para describir la naturaleza de la mentalidad asesina. A esto hay que añadir, aquí, en Darkness la huella del crimen, una acción que se desarrolla en un marco suburbial, muy lejos de la Sirenita y del resto de atractivos turísticos de la capital danesa, en un clima oscuro y sombrío que puede intuirse por el título de la serie.

Una adolescente de apenas 17 años, parece salir de una fiesta de fin de semana. Se interna en un entramado de calles que no asociaríamos a los grandes bulevares de la capital Danesa, pasa bajo un puente mal iluminado y su rastro se desvanece. Todo ha ocurrido en Greve, un municipio separado apenas 20 minutos del centro de Coopenhague y considerado como un suburbio peligroso. Un policía resulta encargado de la investigación y pronto se da cuenta de que se han producido en un radio de acción de pocos kilómetros, varios casos similares. En alguno de ellos, consta que la muchacha secuestrada fue mantenida con vida durante varios meses. El policía es el único en creer que la última secuestrada sigue con vida seis meses después, pero el descubrimiento del cadáver de otra de la chicas que figuraban en la lista de desaparecidas da credibilidad a su tesis. Trabajará en la resolución del caso con una brillante criminóloga que se ha distanciado del perfilado de asesinos y se dedica a preparar psicológicamente a chicas que han sido víctimas de agresiones sexuales. La serie es la historia de esta investigación y de su resolución.

A partir de la primera escena, lo que resulta más evidente en la serie es que este “nordic noir” es todavía más “noir” que los anteriores, y no solamente, porque un asesino en serie que persigue adolescentes, sea una figura particularmente siniestra, sino porque los colores de la serie remiten a la oscuridad de la noche casi permanentemente. Es una serie en la que el Pantone utilizado aumenta la sensación de desasosiego y desesperación de las víctimas y la carga siniestra de la temática.

De las actuaciones cabeza destacar la de los dos protagonistas, Kenneth M. Christensen (El combatiente y Bajo la superficie) y Natalie Madueño (Bedrag). Buena pareja y buenas actuaciones. Sin olvidar el rol del asesino que logra generar repulsión unánime. Entre eso y la ambientación hecha de oscuridad y situada en una Dinamarca desconocida (un suburbio peligroso), la serie está servida. Quizás no aporte gran cosa de nuevo al “nordic noir”, pero si contribuye a mantener vivas las expectativas en torno a este género que se había deshinchado en los últimos años.

Serie para amantes del cine negro y que no quieren ver producciones clónicas, sino pequeñas novedades que no alteren la estructura íntima del “nordic noir”. En Filmin desde febrero de 2020.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).