FICHA

Título original Into the night
Título en España: Into the night
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Bélgica
Temática
: Drama
Subgénero: Catástrofe
Resumen: Un extraño fenómeno ha convertido al Sol en una astro destructivo. Allí por donde pasa, lo destruye todo. Un oficial de la OTAN, al tanto del problema, opta por secuestrar un avión con algunos pasajeros y parte de la tripulación para huir en dirección a algún lugar en el que la noche les proteja del efecto destructivo del sol.
Actores: Mehmet Kurtulus, Jan Bijvoet, Pauline Etienne, Laurent Capelluto, Astrid Whettnall, Edwin Thomas, Stefano Cassetti, Vincent Londez, Alba Gaïa Khradeghe Bellugi, Yassine Fadel, Babetida Sadjo, Ksawery Szlenkier, Nabil Mallat, James McElvar
Lo mejor: buena simbiosis de todos los actores con sus personajes.
Lo peor: el primer episodio es excesivamente precipitado y nervioso.
Lo más curioso
: Serie ideada por Jason George inspirada en la novela The Old Axolotl del polaco Jacek Dukaj.
¿Cómo verlo?: Emitida por Netflix desde el 1 de mayo de 2020. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en francés, subtitulada en inglés)

PROMO (en francés, subtitulada en inglés)

PROMO (en francés, subtitulada en castellano)

PROMO (en francés, subtitulada en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Netflix)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre INTO THE NIGHT

El estreno de Into the night ha supuesto un feliz inicio del mes de mayo. Se trata de una serie belga de catástrofes en tono mayor que, sin embargo, felizmente, se sale de las pautas clásicas del género para convertirse en un verdadero thriller psicológico, casi una fábula sobre el cambio climático radical.

Un oficial italiano de la OTAN, anda algo nervioso por un aeropuerto. Quiere huir, embarcar en un avión, salir de aquel aeropuerto hacia donde sea. Se queda con un billete a Nueva York, pero cuando está en la zona de embarques, se hace con un arma y entra en el primer avión que encuentra. Previamente, hemos conocido a sus tripulantes y a algunos de los pasajeros. Apenas unas pinceladas, las justas para tener un conocimiento de ellos y de sus circunstancias. Cuando el avión está casi vacío, el oficial de la OTAN logra penetrar y amenazar al piloto, que resulta herido. Le cuenta el objeto de su acción: sabe, por el servicio de inteligencia militar que se está produciendo un extraño fenómeno: en aquellos lugares en donde el sol ilumina se produce una destrucción absoluta. El astro rey se ha convertido en asesino de la humanidad. La supervivencia depende, simplemente, de conseguir huir a zonas protegidas: hacia la noche. Por ello exige al piloto que vuelen hacia Islandia. Les resulta imposible comunicar por radio, que ha quedado inutilizada por un disparo, sin embargo, cuando aterrizan en la isla, todo lo que ven son destrucciones. A partir de ahí se iniciará una trágica huida del sol en busca de la oscuridad.

Este presupuesto de partida es susceptible de entenderse de una manera literal o simbólica. Al gusto. Desde el punto de vista literal estamos ante una serie de catástrofes de tomo y lomo. Desde el punto de vista simbólico, la serie nos habla sobre la inversión de los tiempos modernos: si hasta ahora buscábamos la luz y huíamos de la oscuridad, ahora, nuestro fatum consiste en refugiarnos de la luz iluminadora y zambullirnos en las tinieblas. Como para meditar hasta hartarse.

La serie, por tanto, no es una “de catástrofes”, sino algo más. Y ese algo más viene dado por la profundidad psicológica de todos los personajes que viajan en el avión y por una actuaciones de actores europeos suficientemente conocidos en el mundo de las series: a Pauline Etienne la hemos visto en Le Bureau des legendes, y en la película «Romance en Tokio»,  a Jan Bijvoet en Fenix, a Laurent Capelluto y a Stefano Cassetti en Zone Blanche, a Atrid Whettnall en Baron Noir, Vincent Londez en Enemigo publico y Missions, Nabil Mallat en Mujeres de la noche y De Dag, y a Alba Bellugi la vimos protagonizar las dos miniseries, La vida de Manon y Manon 20 ans. Finalmente, entre los no europeos, merece destacarse al turco Mehmet Kurtulus, viejo conocido de Hakan el protector.

Con un guion sobre el texto original del escritor polaco Jacek Dukaj, esta serie promete ser el mejor estreno de este mes de mayo de 2020 que no parece tener grandes alicientes para los seriéfilos.

Un producto, especialmente diseñado para aquellos espectadores que amen el cine de catástrofes con profundidad psicológica de los protagonistas y con un mensaje crítico inherente. Para seriéfilos adictos al cine europeo.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios