FICHA

Título original Tiger King
Título en España: Tiger King
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: documental
Subgénero: true crime
Resumen: Tiger King (o Joe Exotic) es un extravagante propietario de un zoo de animales exóticos que se enzarza en una disputa interminable con Carole Baskin, conservacionista especializada en grandes felinos. La polémica va creciendo hasta que alcanza un nivel en el que tienen que intervenir las autoridades. El documental entrevista a todos los implicados y está realizado con material original y entrevistas, sin reconstrucciones dramatizadas.
Actores: Joseph Allen Schereibvogel (Joe Exotic, Tiger King) y Carole Stairs Jones (Carole Baskin)
Lo mejor: historia tan sumamente exótica y excéntrica imposible de superar por un guionista.
Lo peor: que la historia todavía no ha terminado.
Lo más curioso
: están anunciadas varias series más sobre el mismo tema.
¿Cómo verlo?: Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

PROMO (en inglés)

INTRO (Primera secuencia)

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (Divxtotal)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TIGER KING

Es raro que un documental se convierta en un fenómeno de masas o que, incluso, el presidente de los EEUU se pronuncie sobre él. Ahora bien, después de ver la exhaustiva serie Tiger King, entendemos el interés: demuestra un momento de la civilización americana, similar al ocaso del Imperio Romano en donde los espectáculos de masas con efusión de sangre y la presencia de animales, se convirtieron en habituales. La decadencia de la “civilización americana” (y de su imperio) constituyen la moraleja de esta serie que recomendamos ver.

Uno de los primeros datos que aparecen en la serie resulta perturbador: existen más tigres en cautividad en los Estos Unidos que en libertad en todo el mundo. A lo largo de la serie, veremos a padres que llevan a sus hijos a acariciar cachorros de tigres, veremos a millonarios excéntricos que alquilan cachorros para seducir a jóvenes hermosas en Las Vegas, veremos a conservacionistas utilizar a tigres para enriquecerse aprovechando las buenas intenciones de voluntarios, veremos a colgados que encuentran su lugar junto a tigres, y, sobre todo, veremos a dos personajes, Joseph Allen Schereibvogel (Joe Exotic, Tiger King) y Carole Stairs Jones (Carole Baskin), el propietario de un zoo privado de animales exóticos y a la conservacionista espabilada que quiere redimir a los tigres porque juzga que exhibirlos con ánimo de lucro es explotarlos, pero exhibirlos como ONG no lo es.

Tiger King es lo que en nuestro ámbito cultural no pasaría de ser un “colgado”, rodeado de colgados. Es un hombre orquesta: tan pronto se interesó por los tigres, como compuso un DVD de rock duro, gay no se conformó con un marido, sino que tuvo dos (de los que ignoraba que eran bisexuales y con los que se casó al mismo tiempo), llevó su espectáculo con tigres por los centros comerciales de los EEUU hasta que se postuló para la presidencia del país y para la del Estado de Oklahoma (obteniendo un 16% de los votos), toxicómano y amante de las armas, resumiendo, un desmadrado con dinero suficiente para hacer de su capa un sayo. Con todos los rasgos del perfecto psicópata. Seguramente su vida se hubiera desviado hacia el mismo destino que disfruta en estos momentos, pero la disputa que le opuso a Carole Baskin contribuyó a acelerar su caída y a acelerar su llevada a las actitudes extremas que le condujeron a la cárcel.

Ahora bien, la “conservacionista” es de aúpa: dejando aparte que en el documental se alude a la desaparición de su primer marido multimillonario y que se sugiere que ella sabe algo sobre el episodio, ha convertido el “salvar al tigre” en un leit motiv para mantener un chiringuito “sin ánimo de lucro”, negocio basado en la explotación de voluntarios y en la exhibición de tigres. Ambos personajes hubieran podido vivir perfectamente en un país tan grande como los EEUU, pero ambos pensaron que sus fortunas dependerían de que supieran satanizar al otro. Y eso fue lo que hicieron. Ganó la Baskin, simplemente, porque era algo más centrado que su oponente.

Vale la pena conocer la historia en todos sus detalles. Y si lo dicho anteriormente nos ha interesado mínimamente, este true crime nos da una panorámica completa de la portentosa andadura de este par de personajes, de sus empleados y colaboradores, de sus circunstancias y de los que en algún momento han tenido una relación especial con ellos. El documental está íntegramente realizado con testimonios y filmaciones reales. No han tenido grandes dificultades para reunir el material: prácticamente, Tiger King se hacía filmar en todo lo que hacía. Incluso veremos el suicidio en directo de uno de los dos maridos del protagonista.

La historia puede parecer algo liada. Lo es si nos perdemos alguna parte del metraje. Reconocemos que es una historia difícil de contar por lo que de desmadrada, excéntrica y enfermiza tiene. La hemos puntuado con un notable lo más alto posible y, si hemos eludido el sobresaliente, es porque la serie evita introducir este caso en un contexto más amplio: la decadencia de los Estados Unidos. Un país en el que personajes y actividades como estas pueden desarrollarse en entera libertad y hasta el límite de la locura y de la delincuencia, no es un país libre, es un país en descomposición.

Una serie para disfrutar en los días de confinamiento por el Covid-19. Gustará a los amantes del género true crime, gustará a los que sientan especial fascinación por los grandes felinos (si bien, es posible que les cause desazón), gustará a los que les gustan temáticas poco convencionales y, finalmente, a los que quieren conocer la situación de los EEUU más allá de las noticias de cada día. En Netflix desde el 10 de abril de 2020.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios