FICHA

Título originalThe Name of the Rose (Der Name der Rose)
Título en España: El nombre de la rosa
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Alemania
Temática
: Medieval
Subgénero: Crímenes
Resumen: El franciscano Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk, llegan a un monasterio provisto de una gran biblioteca para asistir a un debate entre dominicos y franciscanos. Llegan antes del debate y pronto descubren que algo extraño ocurre en la abadía: en poco tiempo se producen tres muertes que suscitan los peores terrores del resto de frailes. Fray Guiller ejerce de Sherlock Holmes e investiga el origen de los crímenes.
Actores: John Turturro, Rupert Everett, Damian Hardung, Michael Emerson, James Cosmo, Nina Fotaras, Rinat Khismatouline, Max Malatesta, Richard Sammel, Greta Scarano, Benjamin Stender, Piotr Adamczyk, Roberto Herlitzka, Claudio Bigagli, Alessio Boni, David Brandon, Corrado Invernizzi, Fausto Maria Sciarappa, Guglielmo Favilla, Andrea Bruschi, Fabrizio Bentivoglio, Stefano Fresi, Sebastian Koch, Maurizio Lombardi, Tchéky Karyo
Lo mejor: Turturro en su papel de Guillermo de Baskerville
Lo peor: resulta inevitable compararla con la película de Jean Jacques Annaud (1986)
Lo más curioso
: Dirigida por Giacomo Battiato con guion inspirado en la novela de Umberto Eco, levemente modificado
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE1 desde el 9 de abril de 2020, puede verse a través de la sección “Televisión a la Carta”. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en alemán)

PROMO (en inglés)

PROMO

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (RTVE)

DESCARGA TORRENT (Divxtotal)

WEB OFICIAL (RTVE)

WEB OFICIAL (Sundance TV)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL NOMBRE DE LA ROSA

Los que peinamos canas, seguramente ya habremos visto la película de 1986, lanzada coincidiendo con el momento álgido de ventas de la novela de Umberto Eco del mismo título: El nombre de la rosa, con Sean Connery en la cumbre de su carrera post-007 y un juvenil Christian Slater o un entonces desconocido Ron Periman y un casi desconocido Murray Abraham. Era difícil superar aquella película, por lo demás, bastante próxima a la novela, tanto en su espíritu como en sus detalles. La película es de las que se reponen periódicamente y siempre satisface verla por mucho que conozcamos el final. ¿Vale la pena, por tanto, ver este remake emitido por TVE1 y producido en Alemania? ¿Es superior o inferior al original?

Es cuestión de gustos. Obviamente, en una serie compuesta por ocho episodios vamos a conocer más detalles que en una película de apenas 131. Y, por lo demás, la técnica de los efectos especiales y la construcción de decorados por ordenador es hoy muy superior a la que existía en 1986. Obviamente, los tiempos han cambiado y los actores también, pero esta serie solamente podía ser presentable si estaba encabezada por algún actor con personalidad y entidad suficiente como para rivalizar con Connery. Lo han encontrado en Jhon Turturro. Bien hallado, porque su actuación resulta convincente, así como la del resto de personajes.

La serie tiene todos los rasgos de una superproducción y es un remake digno y trabajo que resulta imposible valorar en relación a la película de 1986: cada producto se ha hecho para un medio determinado y para una época concreta. En ambos casos -vale la pena comentarlo- se han superado las deficiencias de el relato de Eco (era semiótico, no novelista): la novela resultaba excesivamente pedante por sus citas eruditas y, sobre todo, por el andamiaje que montó utilizando las horas monásticas. La serie está hecha con mayor agilidad. Nos permite ver una parte de cómo era la vida medieval. Y solamente por eso ya valdría la pena ver. Además, es una serie de intriga e investigación criminal trasladada a otro tiempo. Una buena idea. El modelo de producción germano-italiana es también adecuado y si nos fijamos en los actores secundarios, veremos que el casting ha sido realizado con rigor.

Las dos preguntas iniciales están, pues, contestadas: si vale la pena ver esta serie-remake que es, ni superior ni inferior al original, sino diferente. La serie puede verse con facilidad (está en “Televisión a la Carta” de TVE1) y pronto se comprueba que está por encima de la media de series que se suelen estrenar en esta época. Es susceptible de gustar a un público muy amplio: desde los que recuerdan la novela de Eco y quieren aproximarse visualmente a ella, hasta los que les gustó la película de 1986, pasando por los que ni conocen la novela ni la película, pero les interesa el cine de misterio, crímenes e investigaciones, los que aman las cintas históricas ambientadas en la Edad Media, y así sucesivamente. Incluso para los que no saben que ver y son exigentes en sus preferencias. Esta las satisface con creces.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).