FICHA

Título originalHalt and Catch Fire
Título en España: Halt an Catch Fire
Temporadas: 4 (40 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2014-2017
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Drama
Subgénero: Informática
Resumen: Un vendedor desaprensivo y manipulador, un arquitecto de sistemas y una informática desenfadada coinciden en una empresa del sector en los años 80, en el inicio de la era de la informática, poco después de que IBM haya lanzado su ordenador personal y buscan construir un equipo más rápido y más barato. La serie abarca hasta los primeros años 90 cuando empieza a hablarse de Internet.
Actores: Lee Pace, Scoot McNairy, Mackenzie Davis, Kerry Bishé, Toby Huss, Eric Goins, Bianca Malinowsk, Alana Cavanaugh, Scott Michael Foster, Morgan Hinkleman, August Emerson, Peter den Boer, Annabeth Gish, Cooper Andrews, Gabriel Manak, Nick Pupo, Mark O’Brien, Joshua Hoover, Kathryn Newton, Aleksa Palladino, Susanna Skaggs, J. Elijah Cho, Lily Donoghue, Chelsea Talmadge, Jona Xiao, James Cromwell, Annette O’Toole, Graham Beckel, Sasha Morfaw
Lo mejor: revivir una época que ha sido histórica.
Lo peor: en los cuatro primeros capítulos no se ve exactamente hasta donde se encamina la serie
Lo más curioso
: El título hace referencia a una instrucción, HCF, que hace que la CPU deje de funcionar temporalmente. Se trató de un error de diseño.
¿Cómo verlo?: En AMC y en Filmin. También puede comprarse en DVD y puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en español katino)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (AMC)

VER SERIE(Filmin)

DESCARGA TORRENT (Divxtotal)

WEB OFICIAL (AMC – España)

WEB OFICIAL (AMC – USA

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre HALT AND CATCH FIRE

Serie sobre informática a partir del lanzamiento en 1983 del IBM-PC que revolucionó el mundo y fue el primer paso para llevar un ordenador a cada hogar. Es también un drama psicológico en el que veremos perfectamente definidos a los tres personajes centrales: un vendedor de pocos escrúpulos con algunos rasgos sociópatas, un ingeniero de sistemas con una esposa, igualmente informática, y unos hijos pequeños preocupados por pagar la hipoteca, y una programadora desenfadada, punky o poco menos, una completa inadaptada. Estos tres personajes se encuentran en una empresa de informática de segunda división que hasta ese momento, se dedicaba únicamente al diseño y mantenimiento de sistemas informáticos.

Cada una de las temporadas tiene una orientación distinta: en la primera todo gira en torno a la creación de un ordenador PC clónico el doble de veloz y la mitad de caro que el estándar de IBM. Esto genera gran cantidad de problemas a la empresa por parte del “gigante azul” y, por otra parte, la realización de “ingeniería inversa” encuentra problemas y desafíos que no son fáciles de resolver. La inversión necesaria es alta y ni la falta de escrúpulos de “Joe McMillan” (Lee Pace) el comercial y “gurú” de la operación, ni la inseguridad de “Gordon Clark” (Scott McNairy), ni la inestabilidad emocional de “Cameron Howe” (MacKenzie Davis), lograrán el objetivo sin grandes esfuerzos ni renuncias. Cada uno de estos personajes, además, tiene una serie de problemas personales que se van ampliando en las temporadas siguientes que abarcan hasta principios de los 90, cuando empieza a hablarse de Internet y de los “motores de búsqueda”.

Así pues, se trata de una serie que nos remite al período de desarrollo de la era de la informática entre dos fechas muy bien definidas: la aparición del primer PC y las primeras conexiones entre estos aparatos vía telefónica. La temática, como puede verse, es buena y el tratamiento del tema gana al introducir los dramas personales de cada uno de los protagonistas: el hombre sin escrúpulos, la programadora inmadura y el ingeniero inseguro.

En los primeros capítulos la serie no está muy claro hacia dónde quiere llegar, ni siquiera estamos seguros ni nos está contando algo realmente ocurrido, ni exactamente qué es lo que quieren crear en la empresa Cardiff Electric (ficticia). No es que sean capítulos mal diseñados, es, simplemente que suscitan dudas en el espectador sobre la orientación futura de la serie. Poco a poco se va encarrilando y al final lo que tenemos, al agotar las cuatro temporadas que se filmaron, es una perspectiva de la era de la informática en unos momentos cruciales.

La serie es algo claustrofóbica: apenas se ven exteriores y la trama se resuelve en el interior de unas oficinas con escasas salidas al exterior. No hay, por tanto, mucho chance para la imagen o la fotografía. Las interpretaciones son discretas, en absoluto mediocres, pero no excesivamente conocidos. El mérito de la serie es el guion, la temática y la época en la que sitúa la trama.

Puede verse en el canal AMC, comprarse en DVD y verse mediante programas intercambio de archivos. Es una serie que gustará a quienes estén interesados por temáticas tecnológicas y por la historia de las nuevas tecnologías. También gustará a los amantes de dramas psicológicos y de protagonistas que son tratados en profundidad y bien contorneados por los guionistas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios