FICHA

Título original Bloodride
Título en España: Viaje Sangriento
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 27 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Noruega
Temática
: Terror
Subgénero: Fantástico
Resumen: Un autobús dirigido por un conductor inquietante, con unos pocos pasajeros que avanzan hacia un lugar desconocido en medio de una noche nebulosa y a un destino que puede presentirse como terrible. Cada uno de estos pasajeros está ahí por una razón: en efecto, se ha visto involucrado en un crimen espantoso. En cada episodio se ven los motivos que han llevado a los viajeros hacia ese autobús.
Actores: Bjørn Birch, Dag Håvard Engebråten, Sophia Kaushal, Hilde Olausson, Emma Spetalen Magnusson, Bjørnar Teigen, Ingrid Vollan, Ine Marie Wilmann, Dagny Backer Johnsen, Henrik Rafaelsen, Stig R. Amdam, Anna Bache-Wiig, Pia Borgli, Kingsford Siayor, Trond Teigen, Isabel Beth Toming, Ellen Bendu, Rebekka Jynge, Karl Vidar Lende, Bao Andre Nguyen, Silje Storstein
Lo mejor: el primer episodio.
Lo peor: no es una serie a la que se pueda exigir explicaciones lógicas
Lo más curioso
: Netflix lo estrenó deliberadamente un “viernes y 13” (equivalente al “martes y 13” en nuestras latitudes.
¿Cómo verlo?: Se ha estrenado en Netflix el 13 de marzo de 2020. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre VIAJE SANGRIENTO

La producción noruega nunca se ha destacado por una afición particular a las diversas variedades de cine de terror, ni siquiera ha utilizado el formato “antología” para sus series, una inspiración que llega del mundo anglosajón. Pero en su deseo de ir más allá del consabido “nordic noir” (en el que han destacado con series como Absuelto, Mammon y la más reciente, Wisting) y estimulados por Netflix, han realizado una incursión en el cine de terror. Lo que han logrado en esta primera muestra son seis episodios de menos de media hora, que se ven con facilidad y que, sin ser una maravilla, sí al menos suponen una muestra de que también en este género, el cine nórdico puede dar algún producto notable.

Viaje Sangriento es una “antología” de terror. Entendemos por tal, una serie de episodios independientes unos de otros que tienen un solo hilo conductor que se repite en los arranques de cada episodio: un pequeño grupo de pasajeros, viaja en el interior de un autobús desvencijado. Es de noche, la niebla y la oscuridad, rodean al vehículo conducido por un personaje inquietante. Los pasajeros, están silenciosos y circunspectos: en el primer episodio no los conocemos aún, pero a medida que avanza la serie, en los rostros de esos seres mudos e inexpresivos reconoceremos a los protagonistas de cada una de las historias.

¿Qué simboliza el autobús, el conductor y la niebla? No es esta una serie en la que haya que pedir muchas explicaciones, ni siquiera lógica a lo que vamos a ver: parece bastante claro que, en su formato, es similar al revival de Amazing Stories que empezó a emitir Apple TV+ apenas una semana antes, solo que bastante más salvaje y mucho menos ingenuas. Y es que los distintos streamming compiten entre sí, están atentos a las filmaciones que inicia el vecino y “contraprograman”. No importa y todo sea para conseguir productos más elaborados. En esta competencia, por el momento, Netflix ha conseguido un producto más sorprendente que Apple. En nuestro ámbito cultural, resulta inevitable reconocer al personaje mitológico de Caronte, el conductor de las almas de los muertos al otro lado de la laguna Estigia, donde esperarán la “muerte sin gloria” en el Hades. O al menos, a este crítico le gusta creer que es así.

Como en toda antología de terror, los episodios son irregulares y la calidad y el ritmo narrativo son completamente diferentes. Cabría decir que la serie puede ser calificada como “de terror”, pero en realidad, hay mucha menos sangre, higadillos y subidas adrenalínicas de lo que algunos espectadores exigirían y de lo que el propio género considera estándar. Hay sangre y terror contenidos, a veces implícitos, y casi resulta “apto para todos los públicos”. Alguno de los episodios tiene más que ver con el terror psicológico que con el gore, otros, en cambio, se orientan hacia el slasher, en algunos el humor se superpone al terror, en otros no hay rastros de ironía, ni nada que relaje la tensión, algunas son historias sobrenaturales y otras, simple suspense psicológico, incluso veremos una muestra de terror folk. En fin, tres horas en las que podemos encontrar de todo… aunque todo no vaya a satisfacernos.

Lo más original de la serie es, sin duda, la introducción con su autobús y su conductor inquietante. La serie gustará a amantes del género de terror que no busquen productos extremos. A pesar de que se nota que la inversión realizada por Netflix no ha sido excesiva, el resultado medio no es malo e, incluso, suele lograr los efectos esperados. Se ve rápidamente (cada episodio viene a durar la mitad de lo que se prolongo el de su inmediato competidor Amazing Stories…). Los que tenemos propensión a ver series nórdicas, reconoceremos a muchos actores que hemos visto en otros productos (Synnøve Macody Lund, por ejemplo).

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).