FICHA

Título original DEVS
Título en España: DEVS
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 47 minutos.
Año: 2020
Temática: ciencia ficción
Subgénero: thriller
Resumen: En una empresa puntera en ordenadores cuánticos se ha desarrollado un proyecto secreto, DEVS, que nadie sabe muy bien en qué consiste. La empresa está dirigida por un millonario excéntrico que está bajo presión por la pérdida de su hija joven. Un programados ruso entra a trabajar en DEVS pero al día siguiente su cuerpo aparece suicidado a lo bonzo. Su compañera, criptógrafa de la misma empresa, no entiende los motivos que le han llevado al suicidio.
Actores: Sonoya Mizuno, Nick Offerman, Alison Pill, Jin-ha Oh, Zach Grenier, Stephen Henderson, Cailee Spaeny
Lo mejor: la calidad de la serie se percibe desde el primer cuarto de hora.
Lo peor: tener que esperar dos angustiosos meses para saber la conclusión.
Lo más curioso
: la serie ha sido creada, escrita, dirigida y producida por Alex Garland.
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 5 de marzo de 2020 en HBO. Puede obtenerse a través de programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (HBO)

WEB OFICIAL (HULU)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DEVS

Las series de contenido trans-humanista (es decir, que tienen que ver con los desarrollos futuros de la ciencia y con el “empoderamiento” del planeta por parte de la inteligencia artificial, la robótica, la computación cuántica y la ingeniería genética) pueden dividirse en aquellas que nos sitúan en el terreno de la ciencia ficción imposible (fugas literarias que jamás podrán alcanzarse por imposibilidad científica) y aquellas otras que nos colocan ante un futuro probable con elementos distópicos incrustados. DEVS pertenece a esta segunda variedad.

La “era de la informática” se despegó en la segunda mitad de los 80 cuando se generalizaron los ordenadores personales y la tecnología del microchip se volvió imprescindible. Esta era fue calificada como “tercera revolución industrial” que siguió a la del vapor y a la de los hidrocarburos. En la actualidad, estamos entrando en la “cuarta revolución industrial”: el microchip será sustituido por la computación cuántica que dará a los nuevos ordenadores una capacidad de procesado hasta ahora increíble. Esto permitirá disponer de modelos y posibilidades de desarrollo de tecnologías insospechadas que redundarán en nuestra vida cotidiana. Esta serie, DEVS, se sitúa en una empresa de alta tecnología cuyo creador, “Forest”, y el propio papel de la empresa, “Amaya”, recuerdan al desempeñado por Steve Jobs y Apple en la era de la informática.

“Forest” está dedicado a alta tecnología cuántica: previsión del comportamiento, criptografía, inteligencia artificial, fusión en frío… pero hay un departamento en el que todo lo que se realiza es secreto: DEVS. Un joven ingeniero informático de origen ruso, a la vista de su preparación y capacidad, es destinado a este departamento ultrasecreto, situado en un edificio aislado concebido como una verdadera “jaula de Faraday” (espacio libre de contaminaciones electromagnéticas). En el interior trabajan ingenieros informáticos de todas las edades que, están desarrollando un proyecto que el joven ingeniero ruso deberá identificar por sí mismo. Sin embargo, las cosas se tuercen desde el primer día de trabajo: por la noche, no regresa a su apartamento, en donde vive con una criptógrafa de Hong-Kong que trabaja, así mismo, para “Amaya”. Al día siguiente reaparecerá bajo los pies de la formidable estatua que se eleva sobre el bosque circundante y que representa a la hija fallecida del fundador de “Forest”. Y hasta aquí podemos contar…

Realizamos esta crítica cuando solamente hemos visto los dos primeros capítulos de la serie (sin duda, de haber dispuesto de todas las entregas, la hubiéramos consumido el mismo día a la vista del interés y de la capacidad adictiva de este producto cuya paternidad en exclusiva hay que atribuir a Alex Garland (uno de los escritores de la llamada Generación X, habitual de la hard sci-fi, que saltó a la fama con la novela La Playa que sería llevada al cine en 2000 por Danny Boyle y protagonizada por Leonardo DiCaprio. Aquí, Garland asume la dirección, producción, guionización y creación de este producto que hemos calificado con un notable alto a la espera de que verlo concluir para darle la calificación final.

De entre todas las actuaciones, sin duda, la más impactante y la que resalta por derecho propio es la de “Forest”, el director y propietario de la empresa, un hombre desenfadado, austero, reflexivo, pero también implacable, un visionario del futuro marcado por la pérdida de su hija. El papel es interpretado por Nick Offerman cuya caracterización y, sobre todo, sus ojos, resultan extremadamente expresivos y dramáticos incluso cuando come un menú vegano.

El resto de intérpretes van a remolque de Offerman y ponen sus cualidades al servicio de un guion dinámico, extremadamente original, que nos muestra un futuro distópico con algunas pildorillas filosóficas y que integra, además de la temática transhumanista, elementos procedentes del drama clásico, del cine de espionaje industrial, incluso de la polémica política.

Es la serie que promete ser el título-estrella de HBO para los dos próximos meses y que está concitando atracción mundial, estrenada a la vez en HULU y en esta plataforma. Es recomendable para los amantes de las buenas series de ciencia ficción, para los que están interesados en las series de contenido trans-humanista, para aquellos que buscan productos y planteamientos originales, para paladares exquisitos y para aquellos que exigen calidad a los streammings. Serie imperdible.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios