FICHA

Título original Truth Be Told
Título en España: Truth Be Tolt
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio:  minutos.
Año: 2020
Temática: drama
Subgénero: crimen
Resumen: Una periodista radiofónica que casi 20 años atrás se interesó especialmente por un caso de asesinato, cargando duramente contra el acusado, entonces un adolescente. Sin embargo, un buen día, revisando un vídeo de la principal testigo de cargo, descubre que podría haber mentido. Esto ocurre cuando un juez ha rechazado revisar de nuevo el caso. La periodista se interesa por el caso y va a ver al condenado que, en la cárcel se ha convertido en un supremacista blanco.
Actores: Octavia Spencer, Aaron Paul, Lizzy Caplan, Elizabeth Perkins, Michael Beach, Mekhi Phifer, Tracie Thoms, Haneefah Wood, Ron Cephas Jones, Monique Capelta, Hunter Doohan, Katherine LaNasa, Jamie Owen, Michelle Murad, Caroline Huey, Rebecca Huey, Billy Miller, Nic Bishop, Brooklynn MacKinzie, Tami Roman, Laura Allen, Brett Cullen, Tim De Zarn, Rico E. Anderson, Travis Johns
Lo mejor: las escenas de violencia están desarrolladas a la perfección.
Lo peor: lo de menos parece ser el crimen en sí mismo.
Lo más curioso
: El 26 de noviembre de 2019 se lanzó una película basada en la serie.
¿Cómo verlo?: En Apple TV. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TRUTH BE TOLD

En EEUU los podcast tienen muchas más audiencia que en España y están protagonizados por verdaderas figuras del mundo del periodismo. Esta serie de ocho episodios, servida por Apple TV sigue los pasos de una de estas periodistas revisando sus propios pasos en lo que, en primer lugar, parece ser un caso criminal: inocente que ha sido condenado injustamente y lleva veinte años pudriéndose en la cárcel. Luego resulta que esta temática pasa a segundo plano y otras consideraciones “políticamente correctas” ocupan su lugar. “Truth be Told”, toda la verdad es una serie algo engañosa aunque consigue mantener el interés de la audiencia, si bien es cierto que en sentido descendente.

La historia comienza cuando, “Poppy Parnell”, periodista de investigación, se entere de que la magistratura ha rechazado la revisión de un caso por el que ella se había interesado hace veinte años. El juez estima que no existen nuevas pruebas para revisar el caso y da por válida la primera sentencia por asesinato. Mientras, “Poppy”, revisa las cintas del caso, comprueba que la testigo de cargo sobre la que se ha basado la condena ha podido mentir. Se trata de una de las dos gemelas idénticas, hijas del asesinado. “Poppy”, provista de la íntima convicción de que se ha podido cometer un error judicial y que ella contribuyó a hacerlo posible, trata de aproximarse a la madre del condenado para que le facilite una entrevista con él. Ésta se encuentra en fase terminal de un cáncer y apenas le quedan unos meses de vida, así que, a pesar de la desconfianza y el resentimiento inicial, decide abrirle las puertas de la cárcel. Cuando la periodista va a ver al condenado, al que recuerda como un adolescente de mirada lánguida y aparentemente inofensivo, se encuentra a un supremacista blanco, con esvásticas tatuadas por todo el cuerpo al que los 20 años de cárcel han curtido y convertido en un personaje duro, áspero y violento.

No es la primera ocasión en la que vemos reflejada una temática similar. Además, son decenas y decenas de series que presentan la temática del “falso culpable” o aquella otra de la deformación a la que se prolongadas estancia en cárcel operan sobre personas aparentemente inofensivas. Así que, en su conjunto, si alguien busca una temática nueva, esta desde luego no es en absoluto original. Lo que no implica que no tenga cierto interés.

A pesar de que la protagonista sea Octavia Spencer, la audaz y honesta reportera de investigación, el papel más interesante y mejor desarrollado corresponde a Aaron Paul, que aquí vuelve a mostrar su capacidad para aparecer como un joven más duro que el marmolillo del ocho. También Elizabeth Perkins, realiza un trabajo excelente como madre del presunto asesino. El estilo de la filmación es agradable desde el punto de vista visual, si bien algo rutinario y con pocas ambiciones estéticas.

El problema de la serie es que, poco a poco, el interés se va desplazando desde el caso de asesinato y deslizándose por otras consideraciones que también son inherentes desde el primer episodio pero que va creciendo más y más hasta hacerse con el control de la serie. La “corrección política” y el “drama familiar”, ganan al interés por la investigación y al crimen en sí mismo, temáticas que no se recuperan hasta el último episodio.

La serie resulta visible, aceptable, pero en absoluto sorprendente y merece un notable bajo, más que nada por las interpretaciones. Apple TV la colocó en su primera hornada. Puede gustar a los habituales de dramas de investigación, falsos culpables, juegos de las sospechas y periodistas honestos que aspiran a enmendar sus errores. Se puede verse, siendo conscientes de que vamos a asistir a una temática excesivamente enrevesada y poco vistosa.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios