FICHA

Título original Good Behavior
Título en España: Buen Comportamiento
Temporadas: 2 (20 episodios)
Duración episodio:  minutos.
Año: 2016-2017
Temática: Suspense
Subgénero: Drama
Nacionalidad: Estados Unidos
Resumen: Una estafadora conoce por casualidad el plan de un asesino profesional para matar a una mujer por encargo de su marido. Acude a casa de la mujer para advertirle justo en el momento en el que llega el asesino. A partir de ese momento, sus vidas quedarán ligadas. Él, decide obligarla a colaborar en sus crímenes.
Actores: Michelle Dockery, Juan Diego Botto, Jason Louder, Lusia Strus, Jordan Woods-Robinson, Vince Pisani, Waleed Zuaiter, Terry Kinney, Nyles Steele, Joey Kern, Ann Dowd, María Botto, Juan Riedinger, Todd Williams, Justin Bruening, Collette Wolfe, Gideon Emery, Cristobal Tapia Montt, Kiesha Preston, Kelly Maida, Laura Bell Bundy, Holland Taylor, Brian Baumgartner, Leander Suleiman, Bruce Altman, Tom Amandes
Lo mejor: la sobredosis de tensión, casi insoportable en los primeros episodios..
Lo peor: a medida que avanza, la serie va perdiendo intensidad.
Lo más curioso
: El argumento se basa en una serie de novelas escritas por Blake Crouch
¿Cómo verlo?: Se empezó a emitir en el canal TNT el 15 de noviembre de 2016. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (TNT, anulado)

DESCARGA TORRENT (y mediante eMule)

WEB OFICIAL (TNT)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre BUENA CONDUCTA

Hay series que hacen sentir al espectador angustiado e incómodo en algunos momentos: ignora lo que va a ocurrir, pero presiente que algo intenso se va a ver en la pantalla. Eso es el suspense. En los primeros episodios de Buena Conducta, esos momentos son casi continuos y el espectador no puede apartar los ojos de la pantalla, luego, en episodios siguientes, la tensión se va relajando y, a medida que nos acostumbramos a los giros de la serie, se pierde esa intensidad que, de mantenerse a lo largo de los 20 episodios habría generado sobredosis de angustias y algún que otro infarto. Si fuera por los dos primeros episodios, la nota que merecería la serie sería un 9’5. La introducción de líneas argumentales periféricas, a medida que avanza la serie, va desluciendo la central y, finalmente, el notable alto, es la puntuación que corresponde al conjunto.

Letty Raines ha salido de la cárcel hace poco. Toxicómana, estafadora, ladrona y “superviviente”, a fin de cuentas, no ha tenido una vida fácil. Tiene un hijo de 10 años que intenta recuperar y, mientras, se dedica a robar en hoteles y a hacer creer a su agente de la condicional que trabaja en una cafetería. Éste actúa con ella con cierta comprensión y predispuesto a dejarle pasar algunas vulneraciones de su libertad y le da buenos consejos sobre cómo superar sus problemas. No es raro, por tanto, que cuando va a robar a los hoteles suela escuchar cintas de autoayuda. En uno de esos robos, debe encerrarse en el interior del armario de una habitación y puede oír la conversación entre un sicario y el que lo ha contratado: 50.000 dólares a cambio de asesinar a su esposa. Letty, opta por acudir a la casa de la mujer, advirtiéndole del peligro que corre… justo cuando llega el sicario. A partir de ese momento, las vidas de ambos quedan unidas para siempre: él le perdona la vida, a cambio de que le ayude en sus fechorías.

Obviamente, a lo largo de la serie y desde el primer capítulo, existe una tensión sexual entre ambos protagonistas, Michelle Dockery y Juan Diego Botto que interpreta a “Javier Pereira”, el sicario, oriundo de España. Esa tensión es otro de los alicientes de la serie que se basa en uno de los relatos de Blake Crouch, novelista norteamericano, uno de cuyos productos, Wayward Pines, ya fue trasladado al mundo de las series que también juega con la tensión y el suspense.

Todo el peso de la serie recae sobre la pareja protagonista, aunque el guion permite un lucimiento mayor de Michelle Dockery (a la que ya vimos en el femi-western Godless y que se hizo mundialmente famosa en 2010 como “Lady Mary Crawley” en Downton Abbey). El argentino Juan Diego Botto (Pulsaciones, Instinto, ¿Qué fue de Jorge Sanz?) se adapta al papel, quedando por detrás de su partener femenina. Sería injusto olvidar a Terry Kinney que ejerce como “agente de la condicional” y al que también hemos visto como secundario en Oz y Show me a hero.

En su conjunto, es una buena serie con un arranque memorable para aquellos que aman el suspense y la tensión. La serie fue emitida en España por el canal TNT en 2016 y actualmente ha desaparecido de su catálogo, sin embargo, puede verse fácilmente por los medios habituales. Y vale la pena, al menos la primera temporada.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).