FICHA

Título original The Shivering Truth
Título en España: The Shivering Truth
Temporadas: 1 (7 episodios)
Duración episodio: 10 minutos.
Año: 2020
Temática: humor
Subgénero: surrealismo
Nacionalidad: Estados Unidos
Resumen: Cada episodio está formado por dos o tres historias, todas ellas siniestras y desternillantemente surrealistas realizadas con figuras de silicona y resina. Habitualmente, las historias son oníricas, absurdas y terroríficas, pero todas ellas dotadas de un elevado grado de originalidad, con giros continuos inesperados.
Actores: Productores Alex Bulkley, Corey Campodonico, Ryan Cunningham, Melanie Coombs, Lisa Tomas, Cat Solem, Jhon Lee, Alyson Levy, Vernon Chatman,
Lo mejor: originalidad, sentido del humor y buena ejecución.
Lo peor: alguna de las historias produce arcadas.
Lo más curioso
: la serie fue distribuida por la Warner y comprada en 2020 por HBO.
¿Cómo verlo?: En HBO desde el 22 de enero de 2020. También puede obtenerme mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

MAKING-OF

MÚSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (HBO)

WEB OFICIAL (productora, en inglés)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE SHIVERING TRUTH

El stop-motion es una técnica de animación realizada con figuras modeladas en silicona, resinas, poliestireno e, incluso, lana. Hace unas décadas, cuando empezó a realizarse se utilizaba solamente plastilina de colores. Las figuras no tienen nunca más de 25 cm y todo lo que aparece en la escena es creado en función de esa escala. No se utilizan efectos de animación por ordenador y la filmación es extremadamente lenta y dificultosa. De hecho, los seis episodios que componen la primera temporada de esta serie, The Shivering Truth (La verdad temblorosa) tardaron seis meses en hacerse (sin cortar el piloto que fue todavía más complicado).

Lo que han hecho los productores y guionistas de esta serie es utilizar una técnica habitualmente empleada para series infantiles, dotarlo de una temática entre onírica, terrorífica y surrealista y ofrecerlo para adultos interesados por nuevos experimentos, guiones desmadrados y series originales nunca antes vistas. El resultado ha sido esta serie, extraordinariamente bien acogida en los EEUU y de la que se está acabando su segunda temporada.

Cada episodio está compuesto por dos o tres historias, cada una de ellas con poca relación con las que la acompañan, salvo por el hecho de la técnica empleada y una temática que siempre ronda los tres elementos citados antes: lo onírico, lo terrorífico y lo surrealista. Las historias son cortas, pero no dejan un instante al espectador para el descanso o para relajar su atención. Cada episodio dura once minutos y los cambios de plano y de escena son continuos. El comunicado de prensa de la productora, emitido en 2017 cuando se empezaba a elaborar el proyecto, indicaba que The Shiviring Truth sería “una comedia de antología oscuramente surrealista delicadamente elaborada, una bomba en miniatura ómnibus propulsora de pesadillas dolorosamente desenfrenadas que gotean con la sustancia naranja de la lógica de los sueños. Serie de parábolas emocionales poco vinculadas obre historias dentro de cuentos que surgieron de las cavernas mas profundas de su mente inconsciente y se volvieron amorosamente animadas en un movimiento de parada que golpea la respiración; en otras palabras, es la Verdad”.

¿De dónde viene la inspiración? Vernon Chatman, productor ejecutivo, ha confesado que, de joven vio Flying Circus de Monty Python, que le causó una profunda impresión, especialmente porque en algunos momentos no era capaz de establecer entre realidad y animación. En realidad, es posible encontrar también influencias de La Zona Obscura (The Twilight Zone) y de otras antologías del terror.

La primera temporada de la serie ha tardado algo más de dos años en llegar a España y lo ha hecho cuando la distribuidora Warner la trasladó a HBO. Lo que, a primera vista, parece un producto menor (el espectador apenas tardará algo más de una hora en ver todos los episodios de la primera temporada), desde el momento en el que se ven las escenas iniciales, se tiene la sensación de que no es un producto habitual, sino que su atractivo reside, no tanto en la forma en que está realizada, sino en lo que nos cuenta y en cómo lo cuenta. No mentía la productora cuando vinculaba esta serie a los sueños.

Gustará a los que aman los productos extraños, inspirados, originales, inesperados y sorprendentes, las nuevas experiencias y los riesgos. Gustará a todos los que esperan más del surrealismo que de la realidad cotidiana. Lo que cuenta sintonizará con las peores pesadillas de muchos espectadores. La calificamos con la nota mas próxima al sobresaliente (que solamente, por la naturaleza de esta web debe darse a productos protagonizados por actores reales).

 (SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).