FICHA

Título original Una aldea francesa
Título en España: Un village français
Temporadas: 7 (72 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2009-2017
Temática: Drama
Subgénero: Ocupación
Nacionalidad: Francesa
Resumen: Los alemanes llegan a una pequeña población francesa en mayo de 1940 generando una espantosa confusión social y política que se prolongará, en realidad, hasta 1945. No solamente están implicados alemanes y franceses, sino también refugiados republicanos españoles. Cada temporada está dedicada a un año de ocupación hasta la llegada de los americanos y la última temporada a una revisión sobre lo que ha ocurrido a años vista de los hechos.
Actores: Robin Renucci, Audrey Fleurot, Nade Dieu, Nicolas Gob, Thierry Godard, Marie Kremer, Fabrizio Rongione, Emmanuelle Bach, Maxim Driesen, François Loriquet, Richard Sammel, Cyril Couton, Laura Stainkrycer, Nathalie Cerda, Constance Dollé, Yann Goven, Olivier Soler, Antoine Mathieu, Patrick Descamps, Laurent Bateau, Nathalie Bienaimé, Jochen Hägele
Lo mejor: Francia enfrentada con su pasado.
Lo peor: Francia incapaz de reconocer su pasado.
Lo más curioso
: Existen blogs enteros señalando las incoherencias y arcaismos de la serie
¿Cómo verlo?: En Movistar +. También fue emitida en TV3 doblada al catalán. También puede bajarse mediante programas de intercambios de archivos y comprarse en DVD

Puntuación: 7

PROMO (en francés)

PROMO (en francés)

PROMO (en francés)

PROMO (en franclés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Movistar)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar

WEB OFICIAL (Frabce TV)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre UNA ALDEA FRANCESA

En ocasiones, una cosa es lo que los productores de una serie de televisión quieren hacer y otra muy distintas lo que les sale. En Francia son aficionados a este tipo de productos con intención de “revisión histórica”, especialmente sobre la Segunda Guerra Mundial. A fin de cuentas, es un tema “fácil” para ellos: un extranjero ocupa militarmente el país, así que está claro quién es el amigo y quién el enemigo… Luego resulta que las cosas no están tan claras, ni siquiera las pasiones políticas, generadas entonces, han podido extinguirse tres cuartos de siglo después. Esta serie es buena muestra de ello.

Los productores quisieron realizar una “revisión histórica”, pero lo que destaca inmediatamente, desde las primeras escenas, es que vamos a ver una historia romántica, más que cualquier otra cosa. Primero romántica y luego bélica, por este orden. En segundo lugar, la guerra no fue lo mismo en París que en los Vosgos en donde transcurre la serie. En París, como en todas las grandes ciudades franceses, si hubo hambre y si se dieron terribles separaciones políticas y humanas, pero en las “aldeas” como Villeneuve, ni hubo hambre, ni prácticamente ocurrió nada. No hubo hambre porque raro era el que no cultivaba en su parcelita o no tenía unas gallinas en el jardín y, si no los tenía, el vecino sí. Además, todos se conocían y, salvo excepciones, no se produjeron laceraciones graves entre la población, más allá de pequeñas venganzas personales o familiares. Harina de otro costal fue en las ciudades de tamaño medio hacia arriba. Pero no en una “aldea”.

Dicho lo cual, vayamos a lo que nos retrata la serie. En mayo de 1940, los alemanes rompen en frente francés y unas semanas después, la Línea Maginot, que protegía al Jura y los Vosgos en donde se encuentra Villeneuve, la ficticia aldea francesa que es tomada como ejemplo de lo que fueron aquellos años de ocupación, de 1940 a finales de 1944. La serie nos contará cómo fue la llegada de los alemanes y cómo se organizó la vida a partir de entonces. Además de franceses, están presentes algunos trabajadores españoles exiliados (luego aparecerán aviadores ingleses derribados) afiliados al Partido Comunista. Las primeras semanas supusieron una convulsión inenarrable, pero lo que vino luego, fue peor: hambre, distanciamientos políticos, la milicia por una parte y la resistencia por otra, las deportaciones de judíos (en Villeneuve, la directora de la escuela lo es), el colaboracionismo, voluntario o involuntario, pero, sobre todo, los amores que van y vienen, las relaciones de quita y pon, continuos, obsesivos y pertinaces (quizás por que los habitantes no tenían cosas mejores que hacer).

En una serie “coral”, con más de cincuenta protagonistas, las interpretaciones son variables. Algunas destacan por lo sobrio, otros sobreactúan, alguna resulta inexpresiva. La ambientación es correcta, la fotografía discreta y el guion contiene decenas de arcaísmos e incoherencias de las que queda constancia en varios blogs y webs en la red (y que sería larguísimo destacar).

Cabe decir que la serie cumple su función como serie romántica, pero no como serie histórica. Así que gustará sobre todo a los que ansíen productos en los que las relaciones humanas y el amor les seduzcan como temática. Puede obtenerse a través de los Torrents y eMule, comprarse en DVD o bien verse en Movistar+

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios