FICHA

Título original: The Disappearance
Título en España: The Disappearance
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2017
Temática: thriller
Subgénero: desaparición niño
Nacionalidad: Canadiense
Resumen: Los Sullivan están separados pero llevan una vida normal compartiendo la custodia de su hijo de 10 años. Este es un niño inteligente y activo, extraordinariamente vinculado a su abuelo, el cual le ha sabido transmitir sus valores. Se trata de un juez jubilado, con fama de haber sido implacable, y que ha dejado mucho odio detrás de sí. Mientras jugaba a la “búsqueda del tesoro” organizada por su abuelo, el niño desaparece y dos años después la familia sigue buscándolo.
Actores: Peter Coyote, Joanne Kelly, Micheline Lanctôt, Neil Napier, Kevin Parent, Camille Sullivan, Aden Young, Judith Baribeau, Sean Devine, Tristan D. Lalla, Michael Riendeau, André Simoneau, Eric Clark, Auden Larratt, Vlasta Vrana, Olga Montes, Deena Aziz, Andre Bedard, Ethan Caminsky, Teneisha Collins, Mikael Conde, Larry Day, Julien Irwin Dupuy, Meghan Gabruch, Ally Gingras, Connor James Kelly, John Koensgen, Habree Larratt, Hudson Leblanc, Laurence Leboeuf, Sienna Mazzone, Charlotte Rogers, Warona Setshwaelo, Helena-Alexis Seymour, Atif Siddiqi, Patricia Summersett, Melissa Toussaint, Nadia Verrucci, Edward Yankie
Lo mejor: el capítulo inicial es superior al resto.
Lo peor: la serie va declinando especialmente en su segunda parte.
Lo más curioso
: La serie fue escrita por Normand Daneau y Geneviève Simard.
¿Cómo verlo?: Fue emitido por Calle 13 en 2018. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Calle 13)

WEB OFICIAL (CTV)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE DISAPPEARANCE

Una desaparición, especialmente de un niño es, nuevamente, el detonante de una miniserie de televisión. Véase, Niños robados, Who Lindberh’s baby, The missing, Gregory, etc, etc. Esta serie, The Disappearance, viene a unirse a este contingente de miniseries y documentales sobre este tema tan escabroso. El punto más fuerte de la producción es la presencia de Peter Coyote en el papel de un antiguo juez jubilado, extraordinariamente unido a su nieto que no se resignará a su desaparición.

La serie se inicia mostrando a una familia feliz. A pesar de que los padres, “Hellen” y “Luke” se hayan separado, siguen en una aceptable buena relación y mantienen la custodia compartida de su hijo de 10 años. El abuelo ha sido un juez implacable que ha enviado a la cárcel a cientos de delincuentes algunos de los cuales le deparan un odio inconmensurable. El abuelo, “Henry”, está muy unido a su nieto. Suele estimularlo a la investigación y juega con él a encontrar un tesoro el día de su cumpleaños. Poco antes, realizando un “trabajo de investigación” para la escuela, el niño elije elaborar un mapa de su barrio. Realiza fotos de las casas, incluso de su interior, busca en la basura y observa a los vecinos. Esto, obviamente, constituye una vulneración a la intimidad lo que le vale a una reprimenda por parte de la maestra de escuela. Finalmente, mientras está siguiendo las pistas que su abuelo le ha puesto para “encontrar el tesoro”, el niño desaparece y todas las pistas que lleva la familia y la policía a lo largo de los dos años siguientes se muestran infructuosas hasta que el abuelo descubre un árbol bajo el cual un psicópata entierra gatos… algo que el niño ya había localizado en sus pesquisas para el “trabajo de investigación”. Esto renueva las ansias por parte de la familia de que es posible hallar al culpable e incluso encontrar al niño vivo.

La serie, compuesta por seis episodios, tiene un antes y un después de su ecuador: los tres primeros son de una intensidad y un interés extraordinarios, casi pueden ser considerados estudios psicológicos de los personajes de la familia. En los tres siguientes, la serie decae, no hasta el punto de convertirse en aburrida sino por ausencia de elementos inesperados hasta el desenlace final. Hubiera podido acordarse en uno o dos episodios para ganar en intensidad.

Peter Coyote en su papel de “juez implacable” reitera sus dotes interpretativas. El resto de participantes van a remolque y consiguen actuaciones creíbles y de calidad. La trama es ingeniosa, los detalles propios de un thriller de este tipo, la filmación rutinaria y con un montaje que facilita el visionado de la serie (que es fácil de ver y no cansa en ningún momento).

Una de esas series que se pueden recomendar y que fue emitida un año después de su filmación, por Calle 13. En la actualidad es fácil conseguirla a través de emule o de los torrents. Recomendable para amantes de las miniseries de intriga de rápida resolución. También para que los admiradores de Peter Coyote vean que los años no han mermado sus facultades.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).