FICHA

Título original: Ninguém Tá Olhando
Título en España: El Ángel Desobediente
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 20-25 minutos.
Año: 2019
Temática: humor
Subgénero: religión
Nacionalidad: Brasileña
Resumen: Se ha producido una oleada de desgracias en todo el mundo que ha hecho quebrar a las compañías aseguradoras. Todo se debe a que el “Sistema Angelus” que garantiza el que cada uno de nosotros tengamos un “ángel de la guardia” que vele por nosotros, se ha paralizado momentáneamente. Uno de los ángeles curiosos ha descubierto el secreto que existe detrás del sistema de distribución de “ángeles de la guardia” y, sin querer, lo paraliza.
Actores: Victor Lamollada, Júlia Rabello, Kéfera Buchmann, Augusto Madeira, Darilo de Moura, Leandro Ramos, Telma Souza, Priscila Sol, Wallie Ruy, Mauricio de Barros,
Lo mejor: el primer episodio
Lo peor: varios gags solamente tienen gracia y son percibidos por el espectador brasileño
Lo más curioso
: el mensaje de la serie es que confiemos en nosotros mismos más que en la protección subjetiva de un ángel custodio.
¿Cómo verlo?: en Netflix desde el pasado 24 de noviembre de 2019.

Puntuación: 7,5

PROMO (en castellano)

PROMO (en portugués)

PROMO (en portugués)

PROMO (en portugués)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL ANGEL DESOBEDIENTE

En el catálogo de Netflix cuesta encontrar aquello que verdaderamente vale la pena ver de lo que no son más que series y películas de relleno que hacen cuestionarse al abonado con un mínimo de exigencia sobre si seguir pagando mensualmente una cantidad para ver series que inmediatamente podría descargarse mediante programas de intercambio de archivos. Afortunadamente para la plataforma, cada mes introduce alguna serie que vale la pena ver, pero que cuesta encontrar. Tal es el caso de la serie brasileña El Ángel Desobediente en donde el planteamiento de base tiene altas dosis de originalidad (aunque alguien pudiera ver similitudes de fondo con The Good Place y con la bastante más lejana Autopista hacia el cielo, creada y dirigida por Michael Landon).

El Ángel Desobediente es, como su nombre indica, la historia de uno de esos seres sobrenaturales que no se conforman con la misión que se les ha asignado y quieren ir más allá de su misión. La serie se inicia con escenas de informativos de distintos paísas y razas: se ha producido una oleada de “mala suerte” en el mundo: chaques de vehículos, accidentes domésticos, plataformas petroleras que se hunden, barcos que chocan, trenes que descarrilan, con las consiguientes consecuencias humanas y económicas (la mayoría de compañías aseguradoras quiebran y se vive un momento de incertidumbre mundial). ¿Qué ha ocurrido? Muy sencillo, en el “Sistema Angelus” que garantiza la asignación de un ángel de la guardia a cada humano, algo ha ocurrido después de que se incorporara un nuevo funcionario, el primero en los últimos trescientos años. Se trata de “Ulises”, el protagonista al que “Fred”, el supervisor, le enseña el vídeo ilustrativo sobre lo que puede o no puede hacer. En tanto que joven e inquieto, Ulises incumple desde el primer momento sus obligaciones y especialmente la de no entrar en el “despacho del jefe”. Nadie ha visto nunca al jefe, así que Ulises, decidido a explicarle algunas mejoras que podrían realizarse en el servicio y evitar la sanción, penetra en el oscuro despacho del jefe y descubre la triste realidad del mecanismo que mueve el mundo. Ir más allá de esta explicación, supondría vulnerar el núcleo de la serie que es, precisamente, lo más original e interesante de la misma.

Es una serie de humor, con algunos guiños que solamente pueden ser captados por el público portugués, pero con un aceptable número de gags y chistes que mantendrá la sonrisa del espectador. Los mejores episodios son los de la primera parte en donde continuamente vemos novedades sobre las normas y sistemas del “Sistema Angelus”. En la segunda parte, la serie se torna más filosófica y el protagonista se cuestiona la oportunidad y eficacia de lo que está haciendo.

Las interpretaciones son buenas, actores cómicos poco conocidos, incluso en Brasil y con apenas filmografía a sus espaldas: pero dan buen resultado y tienen bis cómica suficiente como para acentuar el carácter irónico de la serie. Se trata de un producto de bajo presupuesto, optimizado y sencillo (pero no “simple”, ni mucho menos “simplón”). En el trasfondo de la serie existe una crítica a la religiosidad tradicional y a todo lo que es subjetivo en tanto que dogmático. El mensaje tiene algo que ver con las doctrinas de la “new age” que proponen sustituir la fe en la Biblia y en un Dios intangible, por manuales de autoayuda y terapias psicológicas que nos alejen del egocentrismo.

Una serie que gustará a un público muy diverso, con tal de que esté dispuesto a ver una crítica a la religión y a sonreír.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios