FICHA

Título original: Atrapa a un ladrón
Título en España: Atrapa a un ladrón
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2019
Temática: intriga
Subgénero: robos
Resumen: Un ladrón argentino de obras de arte retirado, se casa con una policía española, pero poco después detienen a su tío que es presentado como el famoso “el gato”, un ladrón que había operado en la República Argentina. Sin embargo, sus familiares y antiguos colaboradores preparan un nuevo golpe, después de llevar varios años retirados, para demostrar la inocencia del detenido.
Actores: Pablo Echarri, Alexandra Jiménez, Luis Machín, Roberto Carnaghi, Daniel Fanego, Agustín Sullivan, Cecilia Rossetto, Monica Antonopulos, Adriá Collado, Verónica Pelaccini, Hernán Jiménez, Diego Alonso, Micaela Riera, Leticia Siciliani, Liz Fernández
Lo mejor: el intento de entroncar el producto con la famosa película de Alfred Hitchcock
Lo peor: que se trata de un intento completamente frustrado.
Lo más curioso
: El creador de la serie, Javier Olivares, experimenta una atracción hacia la obra del director inglés.
¿Cómo verlo?: Fue estrenada en el canal Paramount el 7 de noviembre de 2019. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ATRAPA A UN LADRÓN

Atrapa a un ladrón ha recibido críticas muy duras desde su estreno. La mayoría inmerecidas y demasiado viscerales. No es una mala serie. Lo que se le puede reprochar es su ligereza e irrelevancia, pero no que genere aburrimiento. Con todo, lo peor que tiene esta serie es que intente venderse como remake de la película dirigida por Alfred Hitchcock del mismo título, rodada en 1955 y protagonizada por Grace Kelly y Gary Grant. Y luego hay otro problema: el que el segundo argumento de venta de la serie sea el que muestra paisajes de Barcelona. Ambos temas inducen al error y redundan en que muchos espectadores se forjen la idea de que han sido estafados.

Empecemos por decir que el paralelismo con la obra de Hitchcock es lejano. Hay otras muchas series y películas que podrían reclamar dicha filiación y esta no figura entre las que puedan considerarse más próximas. En cuanto al carácter “barcelonés” de la serie, es muy relativo, si tenemos en cuenta que la mayor parte está rodada y ambientada en Argentina e, incluso que las pocas imágenes de Barcelona son bastante tópicas y excesivamente conocidas.

Dicho lo cual vayamos al contenido. La serie empieza con una boda. La novia llega tarde porque ha tenido que entretenerse deteniendo a un ladrón que había secuestrado a unos empleados y clientes de un banco. En cuanto al novio, resulta ser un antiguo ladrón de guante blanco argentino, retirado que había desmovilizado a su banda desde hacía años. Poco después de la boda, el tío del novio, un anciano en las primeras fases de la demencia senil, es detenido por la policía bonaerense como presunto autor del robo de varias obras de arte, firmadas con el sello de “el Gato”. Pero “el Gato” no es él, sino el novio, ya marido de la policía que, un buen día, descubre que el Miró que tienen en casa es una obra robada. A partir de aquí, “el Gato” ve como única posibilidad para liberar a su tío el reunir nuevamente a la banda y cometer un robo clamoroso que demuestre la inocencia del anciano tío.

Quizás algunas de las interpretaciones de los protagonistas no sean las mejores de sus carreras. Tampoco el argumento deja mucho margen para el lucimiento de los actores. Y en cuanto a la trama es tan aceptable como puede ser cualquier otro del mismo género. En general el conjunto, sin ser malo, peca de irrelevante y poco elaborado. Carece de la solidez de las grandes series. La dispersión entre Buenos Aires y Barcelona no redunda en beneficio de ninguna de las dos ciudades, es más, acentúa esa sensación de ficción improbable que acompaña a la serie. La clave cómica de algunas escenas es muy inferior a la impresa por Hitchcock y en cuanto a la genialidad que, en algún momento aparece incluso en sus obras menores, está ausente en esta seria que es, más bien, rutinaria.

La protagonista española, Alexandra Jiménez está completamente desaprovechada y ocupa un lugar bastante secundario en la trama. El argentino Daniel Fanego que ha bordado interpretaciones excepcionales en la serie argentina Epitafios, queda también algo deslucido. Como en este tipo de series, el ritmo narrativo crece y decrece por tamos, dista mucho de ser uniforme y no siempre los giros son creíbles. Pero, en su conjunto, entretiene y se deja ver a falta de otro producto.

Puede gustar a un público no excesivamente exigente interesado por tramas de ladrones, amores en modo tragicómico. En Paramount.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).