FICHA

Título original Hache
Título en España: Hache
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: policíaco
Resumen: Una mujer que ha sido despedida de su empresa, con su marido encarcelado y una hija, intenta sobrevivir en la Barcelona de los primeros años 60. Huyendo de un perseguidor entra en un club de las Ramblas y se hace amante del principal narcotraficante de Barcelona que en esos momentos está negociando nuevos acuerdos para redistribuir heroína. La mujer llegará a ocupar un puesto importante en la organización internacional.
Actores: Adriana Ugarte, Javier Rey, Eduardo Noriega, Ingrid Rubio, Marina Salas, Pep Ambròs, Àlex Casanovas, Marc Martínez, Tonia Richardson, Tony Zenet, Andrew Tarbet
Lo mejor: Adriana Ugarte en el papel protagonista
Lo peor: la historia se vende como “basada en hechos reales” carece de base real.
Lo más curioso
: intenta ofrecer una visión de Barcelona en los años 60.
¿Cómo verlo?: En Netflix desde el 1 de noviembre de 2019. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (inicio del rodaje, en castellano)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre HACHE

Buen intento este de Hache, una ficción ambientada en la Barcelona de 1960 y en la que hay elementos propios del cine negro (el cabaret sórdido, los contrastes sociales, el gimnasio y el ring de boxeo, la comisaría de policía, los barrios bajos y los personajes de alcurnia), filmada en una Barcelona que ya tiene muy poco que ver con la de 1960 (la Sagrada Familia que se adivina al fondo de alguna escena ni siquiera ha sido retocada digitalmente: en los 60 eran solo cuatro torres esbeltas e inacabadas y ahora es un mazacote a punto de concluirse). La historia es entretenida, las actuaciones oscilan entre lo bueno y lo muy bueno, pero la historia deriva entre lo poco creíble y lo increíble. Empecemos por que, los que hemos conocido la Barcelona de los 60 -aunque niños, ya leíamos El Caso, colgado con pinzas en los kioscos- no nos reconocemos ni en lo que nos presenta la serie, ni en la temática de la misma.

Es cierto que hubo epidemia de morfina en Barcelona… en 1919-1926, cuando volvieron los supervivientes catalanes que habían combatido en la Primera Guerra Mundial y habían sido tratados con morfina a causa de sus heridas, pero no en los años 60. Barcelona era irrelevante desde el punto de vista del narcotráfico. Lo que la creadora de la serie ha querido hacer es un híbrido entre The French Connection (1971) trasladado a Barcelona (algo que ya intentó Miguel Iglesias en 1988 con Barcelona Connection [1988] guionizado por Garcia), con interpolaciones de Los Tarantos (Rovira Veleta, 1983), incrustaciones de “nordic noir”, pizca de “luchas obreras” idealizadas y un largo etcétera de elementos ya conocidos. Hay que reconocer gran habilidad a la prolífica guionista Verónica Fernández para articular todos estos elementos que entretienen y satisfacen al espectador pero que no son, ni originales, ni desconocidos, ni por supuesto “basado en hechos reales”.

La serie nos presenta a una mujer, “Hache” que vive malamente con su hija, prostituyéndose y que, en mala hora se le ocurre refugiarse en un club de las Ramblas propiedad de “Malpica”, el capo de la heroína en Barcelona. “Hache” era obrera en una fábrica textil pero fue despedida después de que su marido encabezara una lucha obrera en la que murió un guardia. Ahora él está en la cárcel Modelo y ella intenta sobrevivr como sea y sacarlo a él de la cárcel. “Malpica” la adopta como su amante y la marca a fuego con su inicial en el hombro. A partir de ese momento, ella va ascendiendo en estima ante el capo mafioso que, además, es heroinómano y en esos momentos tiene problemas porque han cambiado al director del puerto de Barcelona y precisa reconstruir su red de narcotráfico. Un inspector, recién llegado de Madrid de donde ha llegado después de recibir un duro golpe personal, investiga a toda esta red y pronto se da cuenta de que sus superiores no están muy interesados en seguir sus pistas.

Ir más allá del argumento supondría revelar datos que el espectador merece conocer por sí mismos. La serie adolece de defectos de guionización, problemas de encuadre histórico (no siempre lo narrado se corresponde con la época en que ocurrió), carambolas argumentales poco probables, recursos dramáticos inasumibles (el tiroteo en el Price para dejar manos libres a los narcos en el puerto), reiteraciones (los chantajes y compras de jueces continuos), algunos errores de ambientación (presencia de vehículos que aparecieron 8 o 10 años después en las calles), y cierta lentitud en el desarrollo. No todas las piezas encajan bien: los aspectos románticos de la historia son, quizás, los peor tratados. Otra característica: los lugares de Barcelona que aparecen en la serie se han repetido en demasiadas ocasiones (el puente de Correos, la Plaza de la Merced, las chimeneas de la térmica de San Adrian) y son casi tópicas. Pero, con todos estos problemas, la serie se deja ver y, sobre todo, las interpretaciones -la mayoría- son buenas y el casting ha sido acertado. Muy buenos en sus roles Adriana Ugarte y Eduardo Noriega

El intento de realizar un “noir” español, en esta ocasión, ha sido alcanzado, sino en su máxima brillantez, sí al menos consigue interesar al público y mantener el enganche hasta el final. El estilo de rodaje, cámara en mano, y el difuminado de los paisajes de Barcelona que aparecen en segundo plano, así como el tono del color, contribuyen a tirar hacia arriba la puntuación de la serie.

Si hemos resaltado algunos aspectos criticables de la serie es para que productos posteriores (o segundas temporadas de esta misma serie) se elaboren de manera más matizada y creíble. El producto puede dar mucho más de sí. Recomendable para amantes de series de intriga españolas y para los seguidores de algunos de los actores que figuran en el reparto.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).