FICHA

Título original: Haunted
Título en España: Al borde de la realidad
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 25 minutos.
Año: 2019
Temática: terror
Subgénero: paranormal
Resumen: Seis familias cuentan las situaciones en las que cada una de ellas (o alguno de sus miembros) vivió una experiencia paranormal. Cada episodio consta de dos partes intercaladas: el testimonio real de la persona que vivió la experiencia, delante de sus familiares y amigos, y la reconstrucción dramatizada de los hechos.
Actores: Vanda Chaloupková, Erika Guntherova, Oskar Hes, Michael Pitthan, Daniel Rchichev, Abigail Rice, Kamila Trnková
Lo mejor: breve y conciso.
Lo peor: casos muy tópicos y que hemos visto en otras ocasiones.
Lo más curioso
: Se estrenó en los EEUU el 19 de octubre de 2018 y ha tardado casi un año en llegar a España.
¿Cómo verlo?: En Netflix.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre AL BORDE DE LA REALIDAD

Cuando se aproxima Halloween abundan los estrenos de terror. Netflix ha empezado “la campaña” unos días antes, estrenando esta serie compuesta por seis capítulo de apenas 25 minutos, sobre temática paranormal. Digamos, desde el principio, que la serie está bien realizada, tiene la duración correcta para un producto de este tipo y combina declaraciones de los protagonistas reales, con dramatización de los hechos que narran.

La parte de dramatización está ambientada en un salón oscuro, estilo vintage, en el que el protagonista se sienta en un butacón orejero y cuatro o cinco amigos y/o familiares dialogan con él, o simplemente, muestran sus expresiones de susto, sorpresa o conmiseración. De los seis episodios, cinco son específicamente de temática paranormal y el tercero se limita a mostrar el método por el que una secta destructiva intentaba exorcizar al “demonio gay”. Salvo este último caso -que no termina de encajar en el resto de episodios, los demás son todos sobre “casas malditas”, apariciones fantasmales, sin excluir la tradicional “niña muerta”.

No puede decirse que la temática sea excesivamente original, se trata de historias parecidas a la que todos hemos oído en algún momento, pero esa falta de originalidad no desmerece esta serie que, al menos puede calificarse con un notable: está bien realizada, equilibrada y tiene la duración suficiente para no cansar. Quizás en algunos momentos, las efectos especiales muestran “fantasmas” o “seres paranormales” excesivos y hubiera sido de desear un poco de contención en este terreno.

Los protagonistas reales parecen haber sido seleccionados, porque tanto ellos, como su entorno, estaban dispuestos a dar testimonio de lo que les ocurrió: tenemos un ex combatiente de Afganistán que en el curso de una guardia en un cementerio de talibanes se le apareció una forma monstruosa (las historias en donde hay enterradas mucha gente que ha sufrido antes de morir son universales), una familia filipina afincada en EEUU a la que se le aparecía el fantasma de una “niña muerta” hasta que tuvieron que abandonar la casa (el padre de la familia, tagalo, dice que “cuanto menos se hable de los fantasmas, menos se les estimula”, algo en lo que estamos de acuerdo), el caso de la casa encantada, bajo distintos ropajes aparece en otros dos episodios y el último es aquel al que ya hemos aludido, del exorcismo para extraer al “demonio gay”.

La realización es buena y todos los actores son completamente desconocidos.

Después de algo más de dos horas viendo toda la serie, cabe decir que cubre su función de mero producto de entretenimiento en las proximidades de Halloween. De cada episodio hemos visto numerosos programas de Cuarto Milenio que tratan la misma temática de una manera más próxima y siempre queda la duda de si lo que nos cuentan es real, es una forma de llamar la atención, una sugestión o una versión ampliada de hechos mucho más discretos que tuvieron lugar, o incluso de falsos recuerdos adquiridos con el paso de los años, deformando más y más hechos reales.

En cualquier caso, es una serie que se deja ver. Gustará, sobre todo, a los habituales de temáticas paranormales, es la típica serie que puede verse en maratón una noche, después de una cena, con un grupo de amigos algo lastrados por la digestión.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).