FICHA

Título original: Batwomen
Título en España: Batwomen
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2019
Temática: super-héroes
Subgénero: fantástico
Resumen: La prima de Bruce Wayne llega a Gotham City tres años después de que él desapareciera. Se ignora su paradero, pero su guarida sigue siendo mantenida, no por su mayordomo, sino por su encargado de seguridad. La primera de Wayne opta por seguir los pasos de la familia y dedicarse a luchar contra los malvados y la ley y el orden reinen en Gotham. Entre hazaña y hazaña recuerda su relación lésbica con una policía.
Actores: Ruby Rose, Dougray Scott, Dakota Daulby, Nicole Kang, Rachel Skarsten, Shalyn Ferdinand, Camrus Johnson, Meagan Tandy, Brendon Zub
Lo mejor: que el primer episodio es definitorio de cómo será la serie.
Lo peor: realizada apresuradamente y de manera oportunista.
Lo más curioso
: A pesar de estar protagonizada por una lesbiana, todos los creadores del personaje del comic son varones.
¿Cómo verlo?: En HBO desde el 8 de octubre de 2019. Puede ser obtenida mediante programas de intercambio de archivos

Puntuación: 4

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (HBO)

WEB OFICIAL (CWTV, en inglés)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre BATWOMAN

Reconocemos que los 42 minutos de proyección de Batwoman se nos hicieron insoportables y en más de una ocasión estuvimos a punto de cortar la emisión y pasar a algún monólogo del Club de la Comedia. Incluso en estos momentos, dudamos sobre si vale la pena hacer una crítica a este producto. Si lo hacemos es, precisamente, para disuadir a otros de lo que supone perder 42 minutos de nuestra vida.

Batman ha sido, sin duda, el super-héroe más mediático, por delante incluso de Superman. Sobre ambos, además del tronco central de largometrajes que se han hecho desde los ochenta, gravita toda una periferia de productos que aprovechan la fama del personaje. Algunos son brillantes (Gotham o Daredevil), otros no tanto y otros son, descaradamente oportunistas. Entre estos últimos figuran las “primas de los super-héroes”. Supergirl, por ejemplo, y esta que toca ahora, Batwoman. Pero también en esto hay calidades y oportunidades. La primera sigue siendo la mejor heroína televisiva. En cuanto a la segunda, no pasa de ser un paquete oportunista que intenta beneficiarse del polémico estreno de Joker. Y eso es todo.

Pero lo peor de esta serie es su contradicción entre un mensaje absolutamente conservador (“ley y orden”), trumpiano, y su envoltura en fino terciopelo de “corrección política”. Desde el primer momento se resalta que la “prima de Batman” es lesbiana y pronto aparece su exnovia, secuestrada por la malvada de turno. Se ha elegido a la protagonista, Ruby Rose, no por sus cualidades interpretativas, sino por su aspecto físico muy cuidado para acentuar su lesbianismo que, en el fondo, es el principal leit-motiv del primer capítulo y, a estas alturas, sería de desear que, además, “ideología de género”, una serie ofreciera algo más. No basta con presentar a una protagonista lesbiana para evitar la “incorrección política” de decir, esta serie está vacía.

Batwomen es la “prima de Batman”. Este, un buen día, se ausentó sin dejar señas. Han pasado tres años y la ciudad de Gothan está sacudida por el crimen. El padre de “Katye Kane” (que así se llama la prima) es hija del director de una compañía de seguridad privada que mantiene el orden en Gotham. Una supermalvada secuestra a la antigua novia de “Kate” y ésta, al ver a su ex en peligro se traviste, puntada va puntada viene, con el traje de Batman y se lanza a combatir al crimen después de hacer buenas migas con el sustituto del mayordomo de Wayne, su jefe de seguridad. Luego resultará que la supermalvada es la hermana de Kate. A partir de ahí se trata de montar coreografías de peleas, sube y baja con polea y polipasto de la superheroína y escenas de acción, no siempre bien concebidas.

Actores poco experimentados o que -como es el caso de Ruby Rose, la protagonista- han pasado completamente desapercibidas en películas y series, bastante inexpresivos casi todos, un guion y unos personajes construidos a base de tópicos y todo ello con la convicción de que bastará el tirón de Joker y el retén de la “corrección política” para impulsar la serie y evitar críticas demoledoras. Se trata de un típico producto de la “era Trump”: el presidente más conservador de los EEUU ha sido precisamente el que ha autorizado el que antiguos campos de maíz se convirtieran en mucho más rentables cultivos de marihuana (que se sirve incluso en gominolas, ver el ultimo capítulo de la segunda temporada de Podredumbre) y el mensaje más conservador de su mandado (“Ley y Orden”), abre el paso a la aceptación del lesbianismo en el mundo de los superhéroes…

Aburrida y prescindible. De esas series que cuando pase el rebufo dejado por Joker, se olvidará. Los admiradores del género de supe-héroes no han tenido suerte con esta interpretación de la prima de Batman.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).