FICHA

Título original: The Hot Zone
Título en España: The Hot Zone
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: catástrofe
Resumen: Dos científicos destinados en África descubren un virus letal en Zaire en 1976. Ese mismo virus reaparece en los EEUU en una colonia de monos en cautividad y amenaza con extenderse. Una científico militar y su ex profesor, uno de los descubridores del virus africano, tratan en 1989, por todos los medios, de impedir la expansión de un virus que se transmite por simple proximidad.
Actores: Julianna Margulies, Liam Cunningham, James D’Arcy, Noah Emmerich, Topher Grace, Paul James, Mark Kelly, Robert Sean Leonard, Lenny Platt, Nick Searcy, Robert Wisdom, Anna Pniowsky, Lauren Collins, Rosemary Dunsmore, Bobby Moreno, Chuck Shamata, Mike Taylor, Lisa Truong, Clark Backo, Callum Shoniker, Joe Vaz, Sean Connolly Affleck, Brendan Beiser, Dan Darin-Zanco, Martin Doyle, Grace Gummer, Alex Harrouch
Lo mejor: La serie no exagera la importancia del ebola y sostiene actitudes y métodos científicos.
Lo peor: los flashbacks continuos hubieran podido evitarse en beneficio de un tratamiento lineal de la trama.
Lo más curioso
: Se basa en hechos reales y en la novela escrita por Richard Preston Jr.
¿Cómo verlo?: Fue estrenada el 24 de septiembre de 2019 por el canal National Geographic. Puede verse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (National Geographic, en castellano)

WEB OFICIAL  (National Geographic, en inglés)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre THE HOT ZONE

Las películas “de catástrofes” y epidemias mortales, parecen hechas todas con el mismo patrón. Llegan a cansar e, incluso, a aburrir. Así que si esta serie estrenada en septiembre de 2019 por National Geographic, fue una más, ni siquiera valdría la pena hablar de ella. Podría resumirse así: un par de científicos salvan al mundo de epidemia mortal. Punto. Nada más que añadir. Sin embargo, The Hot Zone es bastante más. Llega al nivel de una muy buena serie que, en todo momento mantiene el interés, sin separarse -y ahí está su gran mérito- de la perspectiva científica. Porque lo que cuenta son hechos reales dramatizados y que, con cierta frecuencia revivimos su dramatismo.

Se sabe lo que es el “ebola”, un virus extremadamente destructivo, con una tasa de supervivencia de menos de un 10% entre los afectados y que se transmite de muchas maneras, incluido por el aire. Así que, cuando el virus aparece en una zona, la única solución consiste en aislarla, a la espera de que muera más del 90% de los afectados y luego todo se queme. No hay, por supuesto, ninguna cura, ni paliativo contra el ebola. Esta serie nos cuenta dos historias paralelas: cómo se descubrió su existencia en los años 70 y cómo se detuvo su expansión en los EEUU a finales de los años 80.

El rótulo de “serie basada en hechos reales” es, pues, auténtico, aunque su argumento se base en la novela escrita por Richard Preston, novelista norteamericano especializado en argumentos sobre bioterrorismo, epidemias y enfermedades infecciones. A partir de esa obra, James V. Hart y un grupo de guionistas la adaptaron para el National Geographic.

La serie muestra dos momentos paralelos: el descubrimiento del virus en el centro de África por dos científicos en 1976 y la sospecha de que el virus ha llegado a los EEUU en 1989. Aquellos dos descubridores iniciales, vuelven a encontrarse casi quince años después cuando se trata de contener la epidemia en territorio de los EEUU. Ambos no se entienden bien y han llegado a enfrentarse, pero deberán volver a cooperar con una científica del ejército, la “teniente coronel Nancy Jaax”, su marido y un grupo de colaboradores. En efecto, una colonia de monos en cautividad utilizados para experimentos científicos, parecen afectados por el ebola en territorio norteamericano. En principio, pocos creen que eso pueda ocurrir, sin embargo, poco a poco, se va confirmando el temor a partir de un primer caso afectado. Existe el riesgo de que se hayan contagiado todos aquellos que han tratado con la partida de monos.

La serie, estrenada el 24 de septiembre de 2019 en España a través del canal National Geographic, no traspasa la barrera de lo estrictamente científico. Las historias personales y las interrelaciones entre el grupo de científicos que investigan el episodio, no pasa de lo estrictamente necesario para colorear la gravedad y las implicaciones que implicaría un hecho así. Miniserie se centra en el tratamiento científico de la cuestión, algo que es de agradecer, y no cede al sensacionalismo, a las escenas de terror generadas por el descontrol de la epidemia.

La serie mantiene el interés narrativo en todo momento. Si no merece el sobresaliente es por ceder a esa moda de descomponer la linealidad del argumento mediante flash-baks innecesarios y que hacen que el espectador deba estar pendiente del año en que le indican que se desarrolla la escena. Los cinco protagonistas principales (Julianna Margulies, Noah Emmerich, Liam Cunningham, Topher Grave y James d’Arcy) realizan actuaciones creíbles y esforzadas que contribuyen a hacer aún más llevadera y entretenida una serie que, en principio, hubiera podido resultar mucho más “densa” por su vertiente científica.

Serie para aquellos que se sienten atraídos por el cine de catástrofes y para todos aquellos que han oído hablar del ebola sin saber exactamente a qué se está aludiendo.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).