FICHA

Título original: En el corredor de la muerte
Título en España: En el corredor de la muerte
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: carcelario
Resumen: Un ciudadano español, Pablo Ibar, es detenido en EEUU como presunto implicado en el asesinato del propietario de un club nocturno y de dos modelos. La policía detiene a Ibar y le acusa de los crímenes gracias a una grabación en vídeo en la que uno de los asesinos muestra su rostro. Ibar asegura que es inocente, pero en los sucesivos juicios y apelaciones resulta condenado, primero a muerte y luego a cadena perpetua. El padre, de origen vasco, viaja a su tierra natal para reunir el millón de dólares necesario para sacarlo del corredor de la muerte.
Actores: Miguel Ángel Silvestre, Gianpiero Cognoli, Ramón Agirre, Nick Devlin, Laura de la Uz, Pau Poch, Ben Temple, Marisé Alvarez, Vianessa Castaños, Josean Bengoetxea, Kandido Uranga
Lo mejor: una muy buena producción.
Lo peor: deja un sabor muy amargo, o la justicia en EEUU es pésima o el ciudadano Ibar es culpable.
Lo más curioso
: Producida por Bambú Producciones, está dirigida por Carlos Marqués-Marcet
¿Cómo verlo?: Estrenado por Movistar+ el 13 de septiembre de 2019. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (bilingüe castellano-inglés)

PROMO (bilingüe castellano-inglés)

PROMO (bilingüe castellano-inglés)

PROMO (entrevista a Miguel Angel Silvestre, en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar)

WEB OFICIAL (Bambú Producciones)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EN EL CORREDOR DE LA MUERTE

Muy buena serie producida en España sobre un caso que impresionó a la opinión pública. Un ciudadano español ha permanecido en el corredor de la muerte desde 1994 hasta 2018 en los EEUU acusado de un crimen del que él se proclama inocente. Se trata del caso real de Pablo Ibar. La miniserie relata todas las vicisitudes del personaje hasta su última apelación en la que salió del corredor de la muerte, pero siguió siendo considerado culpable. Es, por tanto, un caso en el que el acusado defiende a capa y espada su inocencia, apenas existen pruebas en su contra (más allá del fotograma de un vídeo de escasa calidad, que aclara poco y un testimonio, no del todo fiable), pero los distintos jurados lo consideran culpable.

El padre de Pablo Ibar se estableció en Miami y allí contrajo matrimonio con una latina. Se da la circunstancia de que era el hermano de José Manuel Ibar Urtain, el famoso boxeador de los años setenta que alcanzó renombre entre los pesos pesados, el llamado “morrosko de Cestona”. Esta circunstancia fue lo que contribuyó a que el padre recibiera ayuda de la sociedad civil vasca para reunir el millón de dólares necesario para la primera apelación, tras la condenado a muerte.

La serie, que, desde el principio, sostiene que todos los datos y personajes son imaginarios y tienen sólo un parecido circunstancial con la realidad, está producida por Bambú, especializada en temáticas policiales e intriga. La serie es sobria, bien contada, el director evita la tentación de inclinarse por la fácil vía sentimentaloide y prefiere desgranar los hechos tal como ocurrieron. Y parece que lo que nos cuenta se aproxima bastante a la realidad (si bien, algunos sostienen que Ibar estaba mucho más cerca a los pandilleros latinos de lo que se reconoce en la serie). Así pues, un notable alto para los guionistas.

Sorprendentemente, se trata de en la práctica de una serie bilingüe, incluso trilingüe, si tenemos en cuenta que además de castellano y español-latino, se utiliza el euskera y el inglés. En cuanto a las actuaciones, sin duda, la más sólida es la del protagonista, Miguel Ángel Silvestre, que queda consagrado como un muy buen actor, asumiendo e interiorizando un papel duro y difícil. Otro notable alto para él. El paso del tiempo se refleja en cada episodio por la incorporación de alguna filmación inicial que registra el tránsito de los presidentes de los EEUU, desde que se inició este caso: Clinton, Bush, Obama, Trump. Éste último es, sin duda, el peor tratado, utilizándose una filmación retocada, sugiriendo hostilidad hacia su política.

La serie, además, es concisa, no se anda con florituras, ni explota morbos: narra los hechos tal cual se produjeron. Logra su objetivo: informar en primer lugar sobre un caso que llamó la atención de la opinión pública española, sugiriendo la inocencia del personaje, pero también mostrando los elementos que indujeron al fallo de los jurados.

Una buena serie española que figurará entre las mejores producidas en 2019. Adaptada para un amplio espectro de público: desde los amantes de la intriga, hasta los consumidores de drama judiciales y de cine-verité, hasta las degustadores de crítica-social.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).