FICHA

Título original: Unbelievable
Título en España: Creedme
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45-60 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: violador en serie
Resumen: Una adolescente conflictiva es violada en Colorado, sin embargo, su testimonio es confuso y da varias versiones sobre el mismo episodio. Finalmente, presionada por la policía y harta de contestar preguntas incómodas, reconoce que se lo ha inventado todo, siendo acusada de denuncia falsa. Sin embargo, en otros condados próximos se producen violaciones similares. Dos mujeres policías se dan cuenta de las concomitancias de todos estos casos y asumen que van a perseguir a un violador en serie extremadamente meticuloso y preparado para ocultar su rastro.
Actores: Toni Collette, Merritt Wever, Kaitlyn Dever, Vanessa Bell Calloway, Dale Dickey, John Hartmann, Austin Hebert, Liza Lapira, Kai Lennox, Danielle Macdonald, Elizabeth Marvel, Omar Maskati, Blake Ellis, Scott Lawrence, Aubrey Fuller, Eric Lange, Connor Tillman, Hendrix Yancey, Max Arciniega, Jun Hee Lee, Shane Paul McGhie, Patricia Faasua, Bill Fagerbakke, Treisa Gary, Tim Martin Gleason, Dejon LaQuake, Charlie McDermott, Tess Aubert, Elena Campbell-Martinez, Tate Ellington, Dominic Goodman, Alison Jaye Horowitz, Reggie Jernigan, J.E. Burton, Jon Beavers, Allius Barnes
Lo mejor: Toni Collette en su papel de policía agresiva y Kaitlyn Dever, la primera víctima.
Lo peor: en algunos momentos, es muy dura y descarnada.
Lo más curioso
: Es una de las series mejor valoradas por la crítica y por los espectadores en la temporada 2019.
¿Cómo verlo?: A través de Netflix desde el 14 de septiembre de 2019

Puntuación: 9

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés, subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre CREEDME

Atención a esta miniserie que es, sin duda, uno de los mejores productos lanzados en este 2019 y, desde luego, el mejor que se puede entre las novedades de Netflix del semestre. Serie que roza la perfección y al que solamente puede reprocharse lo desagradable e incómodo de la temática. La serie nos va a contar una serie de violaciones en serie cometidas por el mismo criminal y su persecución por parte de dos mujeres policía, de carácter diferente e incluso contrapuesto, pero unidas en la misión de localizar al culpable. Una serie de este tipo hubiera podido quedarse a medio gas o convertirse en casi rutinaria, de no ser por la confluencia de distintos elementos que contribuyen a su perfección: un guion completamente coherente y que no deja cabos sueltos, unas actuaciones -especialmente del “trípode” que protagoniza la serie- excepcionales y creíbles, una fotografía y un detallismo que aumenta esa sensación de que lo que nos están contando puede ser cierto y puede haber ocurrido y, finalmente, un montaje y una dirección impecables que hacen que la serie no pierda interés en ninguno de sus capítulos e incluso impulse al espectador a verla en un fin de semana o en un solo día.

La serie nos presenta un caso de violación que parece un mero accidente en la vida de una comisaría de policía de Colorado. Una adolescente ha sido violada durante tres horas y de manera particularmente retorcida. Aparte de su testimonio, los policías no encuentran ningún dato que permita intuir nada sobre el violador. Éste, se ha llevado las sábanas y cualquier otro objeto que hubiera tocado, ha obligado a la víctima a ducharse concienzudamente, durante la violación se ha detenido en varias ocasiones para luego proseguir y, finalmente, la ha fotografiado en cada una de las posiciones en las que ha querido. En cuanto a la adolescente violada, desde muy joven ha llevado una vida errante a través de casas de acogida y su carácter parece marcado por la mala suerte. En esta ocasión, este sino no va a cambiar: en los distintos testimonios que presta ante la policía entra en contradicciones y, finalmente, la policía desestima el caso, pensando que todo ha sido inventado. Ella misma será denunciada por denuncia falsa. Este caso, recorrerá como un hilo argumental esta serie hasta que no se encuentre con la investigación llevada a cabo por dos policías de dos condados vecinos que están investigando la presencia de un asesino en serie en el Estado de Colorado. La trama nos presenta, por un lado, los progresos de la investigación hasta localizar al violador, y por otro, la suerte de la adolescente a la que los policías no solamente no han creído sino cuya vida se ha ido hundiendo poco a poco a partir de la violación y de la acusación de denuncia falsa.

Otro de los riesgos de una trama como esta, sería el caer en los tópicos de las “ideologías de género” o presentar al violador como reinsertable en la sociedad. Afortunadamente, la serie no cae en estas direcciones fáciles hacia las que otras series menos realistas se hubieran orientado. Todo en esta serie fluye por los canales del verismo, el realismo extremo no es desviado por la “corrección política”. Es una serie, por tanto, que se puede asumir desde cualquier punto de vista. Lo más escalofriante de esta serie es que todo, absolutamente todo, hubiera podido ocurrir en cualquiera de nuestros países avanzados. Y esto es lo incómodo hasta lo insoportable que tiene esta serie y que en nuestro país es todavía más escalofriante después de un varano de “manadas” operando a sus anchas…

La serie mantiene el interés hasta los últimos minutos y vale la pena apurarla hasta el final. Puede ser considerada una serie de investigación criminal, de denuncia social y de realismo extremo. Puede gustar a un amplio espectro de espectadores y especialmente a aquellos sensibilizados por el tema de la violación. No es -hay que advertirlo- una serie para personas vulnerables. Hay que tener todos estos elementos para definirla

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).