FICHA

Título original: The American West
Título en España: The American West
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2015
Temática: documental dramatizado
Subgénero: western
Resumen: Historia del “salvaje oeste” desde el final de la guerra de Secesión de los EEUU (1865) hasta los primeros años del siglo XX con particular énfasis en las personalidades de Billy el Niño, Jesse James, Wyatt Earp, Toro Sentado, Caballo Loco y el general Custer. El documental está armado a base de reconstrucciones históricas, voces en off, testimonios de especialistas y de actores famosos que han protagonizado alguna película señera sobre el tema.
Actores: Jonathan C. Stewart, Mo Brings Plenty, Deborah Lee Douglas, Josh McLerran, Glynn Praesel, David Stevens, Will Strongheart, Erik Young, Joseph Carlson, Marshall Dancing Elk Lucas, Derek Chariton, Benjamin Loeh, Walter Platz, Nick Bialis, Deacon Ledges, Ric Maddox
Lo mejor: por fin una serie que explicara los cómos, cuándos y porqués del “far west”.
Lo peor: hubiera podido ser más completa y abarcar más personajes y situaciones.
Lo más curioso
: La serie cuenta con los testimonios de Robert Redford, Ed Harris, James Caan, Kris Kristofferson, Mark Harmon, Tom Skerrit, Tom Selleck, Burt Reynolds o Kiefer Sutherland.
¿Cómo verlo?: Fue emitida por el canal Odisea en 2017. Actualmente puede obtenerse comprando el DVD y mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO

PROMO (en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Odisea)

WEB OFICIAL (AMC)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre THE AMERICAN WEST

En la actualidad, hay no menos de tres canales que desde hace años ofrecen diariamente una película “del Oeste”, “de vaqueros” o del “far west”. Algunos son, incluso, interesante y en el repertorio de películas “clásicas” aparecen varios westerns inolvidables. Así mismo, la pequeña pantalla ha contado -especialmente en sus primeros pasos y hasta los años 70- con un número inusualmente alto de series basadas en la misma temática. El problema es que hemos perdido la pista que nos permita encuadrar esos guiones en un contexto histórico e interpretativo y nos limitamos a degustarlas (o sufrirlas) al margen de si los hechos que se narran son imaginativos, realistas, o imposibles. Esta serie documental, The American West, nos ayuda a entender mucho mejor todo este género y, por tanto, nos permitirá poder valorarlo mejor.

Se trata de una serie con formato docudrama, constituida por testimonios de especialistas en la historia de la “conquista del Oeste”, reforzado por las opiniones de actores célebres que han encarnado a alguno de los personajes reales a los que alude el documental o que, en cualquier caso, han participado en este género y reconstrucciones históricas con actores, apoyadas por documentación fotográfica de la época. El resultado es que, a lo largo de los ocho episodios que componen esta pequeña maravilla, vamos entendiendo como fue posible aquella barbaridad que está impresa a fuego en la psicología de los EEUU, cuando hace más de un siglo que concluyera.

La Guerra de Secesión (1860-1864) constituyó una verdadera catástrofe para el Sur de los EEUU, para la Confederación. Pero, para muchos, la guerra no concluyó cuando el general Lee firmó la paz. Al regresar a sus hogares, los antiguos combatientes del Sur vieron sus casas destruidas, sus familias rotas, sus propiedades confiscadas y no tuvieron más remedio que lanzarse a la supervivencia organizando partidas guerrilleras que derivaron hacia el fenómeno del bandolerismo. Jesse James, que todavía en el Sur es considerado como un héroe nacional, fue uno de esos ex combatientes que se negaron a someterse. Sin embargo, la historia de la “conquista del Oeste” no estaría completa son maniobras corruptas por parte de la élite económica de Washington, vencedora del conflicto. La necesidad de desplazar a grandes masas de población hacia el Oeste que ya había sido planteada por el presidente Lincoln, se realizó en los años siguientes, implicando la ruptura de los acuerdos firmados con las tribus indias. Las tensiones que pronto surgieron con estos fueron resueltas enviando al más enloquecido, cruel, y presuntuoso de todos los militares que habían participado en la guerra civil: el general Custer. Paralelamente a la caballería de los EEUU avanzó el ferrocarril y, para demostrar que la corrupción y las facturas falsas no es un invento del siglo XXI, ahí están los altos cargos de la Union Pacific que se aprovecharon de las subvenciones del gobierno otorgadas por kilómetros construido, planificando un trazado un 30% más largo del que hubiera sido necesario y cobrando el 100% en concepto de comisiones con cargo a facturas faltas hinchadas artificialmente. A medida que se generaba la conquista de la “nueva frontera”, y ésta se alejaba de la Costa Este, se entraba en una zona salvaje, sin ley, con el revólver omnipresente. Fue en ese contexto de postguerra -corrupción, lucha contra los indios, industrialización, colonización- cuando aparecieron todos los personajes sobre los que se centra este documental.

Si bien no puede considerarse como una “historia” de la conquista del Oeste, sí, al menos, es una historia de sus personajes más conocidos que, a partir de ahora, podemos situar en el contexto que les es propio. La serie está protagonizada por actores poco conocidos o absolutamente desconocidos. El esfuerzo realizado en los vestuarios y la ambientación es quizás uno de los mejores elementos de la “forma” que adquiere este docudrama. El guion es, en cualquier caso, lúcido, impactante, lineal y completamente esclarecedor. A partir de verlo, podremos decir que “conocemos la historia del far west” y hablar, incluso, como enterados en la materia.

La historia termina con el personaje de Wyatt Earp. En sus últimos años, el protagonista indiscutible del “duelo en OK Corral”, tras dos décadas retirado y en fuga, emergió de nuevo para contar su historia (mejorada, por supuesto) y el naciente Hollywood lo contrató como asesor. Earp conoció en el curso de estos rodajes a un ayudante de cámara que se interesaba por él y por lo que supuso toda la época del “far west”, trabaron buena amistad y el antiguo pistolero dejó una profunda huella en él. Este ayudante de cámara ha pasado a la historia del cine como John Wayne.

Recomendable, en primer lugar, para amantes de la historia; también para los que quieran entender el núcleo de la personalidad (y de la política) norteamericana actual; y, finalmente, como cabía esperar, por aquellos que no se pierden su western de todos los días.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).