FICHA

Título original: THE A LIST
Título en España: THE A LIST
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2018
Temática: juvenil
Subgénero: intriga
Resumen: Un grupo de jóvenes, la mayoría de los cuales no se conocían previamente, son enviados por sus padres a pasar un mes en la Isla Pellegrin. A partir del primer momento aparece una rivalidad entre dos chicas, una de las cuales tiene un indudable poder magnético y condiciona progresivamente la voluntad del resto. A esto se une el que la isla parece habitada por algún desconocido que no se deja ver pero que vigila a la colonia de jóvenes.
Actores: Lisa Ambalavanar, Ellie Duckles, Rosie Dwyer, Jacob Dudman, Cian Barry, Nneka Okoye, Michael Ward, Jack Kane, Georgina Sadler, Benjamin Nugent, Eleanor Bennett, Savannah Baker, Indianna Ryan, Chetna Pandya, Greg Wood
Lo mejor: desde el primer hasta el último momento se mantiene la tensión y el interés por la trama.
Lo peor: excesivamente larga y algo reiterativa.
Lo más curioso
: es una producción de la BBC que se estrenó el 25 de octubre de 2018.
¿Cómo verlo?: En Netflix desde el 5 de septiembre de 2019

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

 WEB OFICIAL (BBC)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE A LIST

Una serie juvenil no es lo más atractivo, seguramente, para los que han dejado atrás la juventud. No es raro, por tanto, que este tipo de series estén destinadas a un público adolescente y juvenil y sean incomprendidas, sino denostadas, por los adultos. Sin embargo, a pesar de los pesares, y a pesar, especialmente, de su excesiva extensión (trece episodios para una primera temporada que terminan con algún cabo suelto que abre la posibilidad de una segunda), esta serie logra mantener el interés y la intriga durante casi todos los episodios.

Nos presenta una panorámica multiétnica de la juventud inglesa. En la colonia de jóvenes veraneantes que llegan a la Isla Pellegrin, figuran todos los arquetipos que corren hoy por los centros de secundaria ingleses. Chicos y chicas que, antes de desembarcar en aquel islote perdido del que no se aportan más datos sobre su ubicación, eran, en su mayor parte, desconocidos y han sido enviados allí por sus padres por distintas circunstancias: unos para quitárselos de encima, otros para hacerles un buen regalo por las notas obtenidas, otros para que aprendan lo que es la vida en la naturaleza. La mayoría se adaptan pronto a su nueva vida en cabañas ocupadas por cuatro jóvenes. Pero, como siempre, en estos casos, surgen disputas para ver quién de las chicas es la más popular y la que atraerá la atención de todo el campamento. Los dos encargados de las actividades y de mantener el orden en el campamento, se atienen siempre a los reglamentos y a las pautas: juegos que acerquen a los jóvenes, que estimulen también su competitividad, que los mantengan entretenidos y activos durante esos meses veraniegos. Y pronto surge la disputa entre dos chicas: una de ellas, con algunos rasgos orientales, quizás hija de paquistaníes, y la otra, rubicunda e hija de la Gran Bretaña. La primera es la clásica chica bandera de los institutos de secundaria, la segunda no le va a la zaga, pero une a su arsenal de trucos para acaparar la atención, unas cualidades hipnóticas y manipuladoras superiores a las normales. Poco a poco el campamento se va decantando entre las dos “lideresas”, produciéndose cambios de campo y girando todo en torno al “macho Alfa” que se disputan ambas. Sin embargo, contrariamente a lo que creen los dos responsables del campamento y todos los acampados, no están solos en la isla: un extraño “Robin Hood” (con arco y todo) recorre la isla y aparecerá a partir del cuarto capítulo. Así mismo, en la isla ocurren extraños fenómenos que nadie logra explicar…

Estas son las líneas iniciales a partir de las que se desencadena esta serie que, en su capítulo 13, no termina completamente, sino que deja lugar a una segunda temporada. De los intérpretes puede decirse poca cosa: todos ellos son jóvenes y todos asumen un determinado arquetipo de la juventud que puebla lnglaterra (decimos Inglaterra y no el Reino Unido, o los reinos de la Gran Bretaña, que quede clara la distinción). Cumplen con su papel. Quizás Ellie Duckles (“Amber” en la serie) sea excesivamente inexpresiva y su antagonista Lisa Ambalavanar (“Mia”), excesivamente expresiva, pero esos son los papeles que les han asignado y que cumplen a la perfección como el resto de actores. Algunas de las tomas están muy cuidadas y visualmente la serie es agradable de ver. En cuanto al ritmo narrativo, se mantiene en todos los episodios, si bien en el tramo central, es algo reiterativa.

En definitiva, una serie juvenil que pueden ver los padres con sus hijos, sin miedo a aburrirse. Puede tener alguna similitud con Riverdale, que ha gozado de cierta fama no hace tanto, pero esta nos parece mucho menos complicada y superior, quizás por que se desarrolla en un entorno diurno y mucho más dado al misterio. Riverdale abusaba de los tópicos del cine de suspense. De todas formas, a los que les gustó aquella serie, ésta otra puede gustarles más aún.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).