FICHA

Título original Rake
Título en España: Rake
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2014
Temática: tragicomedia
Subgénero: abogados
Resumen: “Keegan Deane” es un abogado de vida irregular, un verdadero impresentable, jugador, vividor, putero, pero muy efectivo en su trabajo, cuando lo tiene. Conoce bien los procedimientos judiciales pero no siempre sus clientes le pagan, ni las cosas salen como esperaba. Tanto su vida como su trabajo tienen altibajos constantes e incluso su estado de salud es variable.
Actores: Greg Kinnear,  Necar Zadegan,  Tara Summers,  Omar Dorsey,  Marc Abbink, Cindy Chu,  Kimberly Hawthorne,  Emjay Anthony,  Jama Williamson,  John Ortiz, Miranda Otto,  Bojana Novakovic,  David Harbour,  Ian Colletti,  Jenna Ortega, Nicolas Bechtel,  Kelly Frye,  Damon Gupton,  Chasty Ballesteros,  Michelle Forbes, Chelsey Crisp,  Becky Wu,  Tess Paras,  Iva Hasperger,  Bill Cobbs,  Christel Smith, Mae Hi,  Kelly Sullivan
Lo mejor: Greg Kinnear crea un personaje inolvidable.
Lo peor: la serie no contó con el favor del público.
Lo más curioso
: es la adaptación norteamericana de la Fox una serie australiana.
¿Cómo verlo?: Fue emitida por Canal + Series en 2014. Actualmente puede obtenerse fácilmente mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD en inglés.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO (versión australiana)

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Mediaset España)

WEB OFICIAL (Fox)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre RAKE

Las series de abogados han intentado todos los giros posibles, así que difícilmente puede hablarse de “novedad” y “originalidad” cuando estamos ante una serie de este tipo. Máxime cuando se trata, como es el caso de Rake, de una serie norteamericana, adaptación de una serie homóloga australiana estrenada poco antes. A la Fox no se le escapó el potencial de una serie que presentaba a un abogado desaprensivo como protagonista y decidió hacerla más digerible para el público norteamericano. En principio, no fue fácil y el primer episodio filmado resultó excesivamente trágico y tristón, así que volvió a filmarse con unos rasgos más parecidos al original australiano. Fue así como el 23 de enero de 2014 se estrenó esta serie protagonizada por Greg Kinnear.

La línea argumental es muy sencilla de definir: en cada episodio el abogado defenderá ante los tribunales a un cliente. Habitualmente se trata de casos excéntricos o estrafalarios, incluso rechazados por otros abogados (de ahí el título de Rake, “rastrillo” en inglés). En realidad, los casos son lo de menos, una mera excusa para que “Keagan Deane” (Kinnear) evolucione junto a la mujer de su amigo. “Deane” está divorciado. Su mujer, psiquiatra, lo echó de su casa y ha debido refugiarse en casa de este amigo donde vive con su familia y muy apreciado por los tres hijos de la pareja. El abogado es un tipo estrafalario que parece practicar todos los pecados capitales. Semanalmente se encuentra con una prostituta de 500 dólares la sesión, acude a timbas en las que no siempre le acompaña la suerte (le persiguen matones a los que debe dinero), es algo neurótico, egocéntrico y narcisista y su ex mujer (Miranda Otto) ha trazado un perfil muy exacto de él. Pero lo cierto es que se trata de un abogado eficiente que trabaja los casos que caen en sus manos, aunque no siempre sus clientes son lo que parecen, ni le pagan en efectivo. Su más próxima colaboradora es su secretaria, a la que debe dinero y que, sin embargo, suele sacarle de los aprietos en los que se mete. Para colmo, Hacienda le persigue por impagos.

La serie está realizada en clave de tragicomedia. Habitualmente, el sentido del humor y la comicidad de las situaciones se convierten en el elemento dominante. Entre los elementos más positivos de la serie destaca la actuación del protagonista, Kinnear, seguido por la de su ex esposa (Miranda Otto). El primero asume el papel de anti-héroe, un personaje simpático, al que incluso los matones que le persiguen le tienen cierto respeto y simpatía, y la segunda, mujer fría e inteligente, sabe que no debe volver con él en ningún caso, a pesar de los requerimientos del abogado. La serie funciona y lo hace de manera que cada episodio fluye con facilidad y la sonrisa es constante, por mucho que algunos casos que defiende ante los tribunales son truculentos y hay un poso de autodestruccion en el protagonista.

Las críticas en los EEUU no fueron malas, e incluso el público la recibió favorablemente, pero no lo lsuficientemente favorable como para que pudiera eternizarse en aquel mercado tan competitivo. La Fox la emitió los jueves y los dos últimos episodios pasaron a los sábados en un horario intempestivo, síntoma de que sería clausurada. En España, emitida por Canal + Series, pasó sin pena ni gloria y sin apenas suscitar comentarios. Es una pena que una serie entretenida, diferente (aunque con ciertas similitudes con Better call Saul y, claro está, paralela a su modelo original, el Rake australiano) no pudiera estabilizar su presencia unas temporadas más. Sin embargo, el hecho de que después de cinco años de estrenarse, siga viva y presente en los programas de intercambio de archivos, es señal de que el público se la ha ido recomendando boca-oído.

Serie recomendable para los que aman las series de abogados. Aquellos a los que les gustan las series de humor no específicamente comedias de situación, la apreciarán también. Los admiradores de Greg Kinnear verán en esta serie a una de las mejores creaciones del actor. Y, finalmente, los que gusten encontrar a personajes autodestructivos, tendrán en Rake como serie de culto.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).