FICHA

Título originalKevin Can Wait
Título en España: Kevin puede esperar
Temporadas: 2 (48 episodios)
Duración episodio: 21-24 minutos.
Año: 2016-2018
Temática: comedia de situación
Subgénero: familiar
Resumen: Un policía jubilado, vive con su esposa, un hijo pequeño y dos hijas, el novio de la mayor y tiene un grupo de amigos, igualmente policías y jubilados. Con estos personajes se arma una comedia de situación que varía mucho de la primera a la segunda temporada: en la primera es un desocupado, bastante vago que no sabe en qué emplear el tiempo y en la segunda es un viudo que trabaja en una compañía de seguridad.
Actores: Kevin James,  Erinn Hayes,  Gary Valentine,  Ryan Cartwright,  Leonard Earl Howze, Lenny Venito,  Christopher Brian Roach,  James DiGiacomo,  Mary-Charles Jones, Taylor Spreitler,  Leah Remini,  Jim Breuer,  Saidah Arrika Ekulona,  Chris Weidman, Bas Rutten,  Jared Sandler,  Maurice Compte,  Jackie Sandler,  Karyme Lozano, Craig Bierko,  Joe Starr,  Ray Romano,  Harry Connick Jr.,  Ali Landry,  Kim Coates, Florencia Lozano,  Carlos Alazraqui,  Keone Young,  Ricardo Chavira,  Laura Orrico, Claire Coffee,  Chazz Palminteri,  Billy Joel
Lo mejor: tiene momentos de gran comicidad.
Lo peor: es una serie irregular en la que no todos los episodios son igualmente brillantes y dentro de cada episodio también hay altibajos.
Lo más curioso
: fue la segunda comedia de situación que interpretó Kevin James (creador, así mismo de la serie)
¿Cómo verlo?: Se emitió en España en Neox desde el 9 de junio de 2017. Puede verse a través de programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Neox)

WEB OFICIAL (CBS)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre KEVIN PUEDE ESPERAR

Los amantes de las comedias de situación, al saber que estaba a punto de concluir Big Bang Theory, se lanzaron desesperadamente a encontrar una serie de sustitución. De la misma forma que Big Bang Theory había sustituido a Dos hombres y medio y que esta hubo sustituido a Friends, Becker, Frasier, Seinfeld, Cheers, y así hasta llegar a Te quiero Lucy en los años cincuenta, faltaba saber qué serie lograría imponerse cuando los cuatro científicos freakys terminaran sus evoluciones. Había candidatos, pero ninguno terminaba convenciendo totalmente al público (y en eso estamos en agosto de 2019). Uno de los candidatos a ocupar el espacio de la “sit-com estrella” fue, entre 2016 y 2918, Kevin puede esperar.

El intento se frustró a las dos temporadas. La serie fue creada y protagonizada por Kevin James que antes había protagonizado The King of Queens y gozó de cierta fama entre 1998 y 2007. Se trataba de una comedia de situación de carácter familiar en la que el protagonista era “Kevin” (interpretado por el propio creador de la serie), su esposa, sus dos hijas y el novio de su hija mayor junto a su novio, un informático errático, y, finalmente, su grupo de cuatro amigos, jubilados como él de la policía del condado de Nassau. Se trata de un individuo bienintencionado, algo haragán, dispuesto siempre a ayudar, pero sin esforzarse, y que en los primeros episodios es un completo desocupado que no sabe qué hacer con su tiempo y en la segunda temporada, ha enviudado y encontrado trabajo a tiempo completo en una empresa de seguridad, debiendo preocuparse del cuidado de su familiar.

La serie es bastante diferente de la primera a la segunda temporada. Parece evidente que estos cambios se produjeron a la vista de que la serie no conseguía estabilizar su audiencia. Así que, en la segunda temporada, desaparecen algunos personajes, aparecen otros e, incluso, secundarios a los que no se les había dado mucho relieve en la primera, se ven realzados en la segunda. Pero todos estos esfuerzos, lo único que confirmaron fue la debilidad de la sería: hacía reír, pero no lo suficiente para lo que se exige a una “comedia de situación estrella”: hay momentos en los que, efectivamente, es tronchante, pero seguidos de otros absolutamente planos o reiterativos. Esto fue lo que entrañó su cancelación después de dos temporadas y 48 episodios.

Kevin puede esperar se atiene a todas las constante canónicas del universo sit-com, pero funciona a medio gas. Algunos de los personajes están excesivamente encorsetados (especialmente en el interior del marco familiar: el novio de la hija mayor, por ejemplo, o la propia hija mayor o la esposa, lo que implicó su desaparición en la segunda temporada), mientras que el grupo más cómico (el de los amigos policías igualmente jubilados de Kevin), figuraba muy en segundo plano.

La serie fue emitida en España por el canal Neox y actualmente puede encontrarse con facilidad mediante programas de intercambio de archivos o comprarse en DVD. A falta de algo mejor, puede hacer pasar buenos momentos. En EEUU el público no la supo apreciar y en España pasó completamente desapercibida. Las modificaciones de la segunda temporada contribuyeron a agravar la crisis que sufrió una caída de audiencia en la segunda temporada, pasando de algo más de nueve millones de espectadores a siete millones y medio.

No es una mala serie, más bien se trata de una serie discreta, con un discreto número de gags que “funcionaron” y que hace sonreír, pero no lo suficiente para ser la sit-com líder. Adecuada para habituales al género.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).