FICHA

Título original Beforeigners
Título en España: Los visitantes
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2019
Temática: fantástica
Subgénero: drama
Resumen: En las aguas de Oslo aparecen náufragos que no hablan ningún idioma conocido. Inicialmente, la policía local considera que los náufragos están desquiciados, pero pronto advierten que el fenómeno se ha producido en todo el mundo: se trata de seres llegados de distintas épocas del pasado. Unos se adaptan mejor y otros peor a nuestro tiempo. Una antigua guerrera vikinga, logra ser admitida en la policía de Oslo, mientras siguen llegando “náufragos del tiempo”.
Actores: Nicolai Cleve Broch,  Ágústa Eva Erlendsdóttir,  Jóhannes Haukur Jóhannesson, Krista Kosonen,  Veslemøy Mørkrid,  Eili Harboe,  Stig Henrik Hoff,  Agnes Kittelsen, Mikkel Bratt Silset,  Stig R. Amdam,  Ragnhild Gudbrandsen
Lo mejor: una nueva versión actualizada del “túnel del tiempo” a la inversa.
Lo peor: demasiado ingenua e infantil en su mensaje subliminal
Lo más curioso
:
¿Cómo verlo?:

Puntuación: 7

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre BEFEREIGNERS

En aquella mítica serie, El túnel del tiempo, siempre los viajeros van de nuestro tiempo hacia atrás. Desde aquel primer y primitivo intento, se han hecho muchas series con esta temática: 11.22.63 sobre el asesinato de Kennedy, Viajeros, Timeless, Journeyman, y, por supuesto, el carpetovetónico, El Ministerio del Tiempo. Sin embargo, en esta serie noruega lo que se nos propone es otra posibilidad: la que, masivamente, lleguen por mar, miles y miles de “viajeros del tiempo”, de atrás hacia el presente. Llegan en su mayor parte de la era vikinga y del siglo XIX, y también algún primitivo procedente de la edad de piedra.

La serie se inicia cuando en las aguas de Oslo aparecen cuatro personas que parecen sufrir algún tipo de alucinación. Nadie logra entender completamente su lenguaje. Un especialista en lenguas muertas afirma que se trata de “proto-nórdico”, una lengua perdida. Pero, lo que, en principio, se creía que era la aparición de una familia de desquiciados arrojados al mar, pronto se tiene la seguridad de que se trata de viajeros del pasado que llegan hasta nuestros días. Unos logran integrarse mejor y otros apenas pueden hacerlo. Abren sus propios negocios y una de ellas, una antigua guerrera vikinga, logra convertirse en auxiliar de la policía de Oslo, con lo que tiene acceso a la base de datos sobre “viajeros del tiempo” que aprovecha para saldar cuentas sobre hechos ocurridos hace mil trescientos años.

Parece demasiado evidente que la serie es una perífrasis simbólica sobre la inmigración masiva que está sufriendo Europa en los últimos treinta años y que solamente ahora parece merecer atención en los medios de comunicación. La pregunta que plantea esta serie es la siguiente: “¿Sería usted igualmente racista y xenófobo, si en lugar de venir de otros países, llegaran de nuestro propio pasado ancestral?”. Se trata, pues, de una serie bienintencionada que intenta hacer digerible la inmigración en Europa. A nadie se le escapa que la analogía sería perfecta de no ser porque la inmigración real llega de otros horizontes culturales completamente diferentes a los europeos y con unas escalas de valores que nada tienen que ver con los estándares continentales. De ahí que digamos que la serie tiene un trasfondo excesivamente infantil como para que su mensaje pueda ser tenido en cuenta.

Nadie es capaz de establecer cómo han logrado llegar los recién llegados hasta nuestro tiempo (es significativo que en la analogía lo hagan por mar), se les llama “aquejados de trastorno multitemporal” y reciben asistencia psiquiátrica, médica y personal. Se producen algunos guiños curiosos: “Alfhildr Enginsdottir” (mujer guerrera vikinga) se convierte en auxiliar de la policía. Cuando tiene el período, en lugar de compresas o támpax, prefiere recurrir a emplastos de musgo. Algo que no cabe en la cabeza de su compañero de ronda.

Fuera de estos pequeños guiños irónicos, la serie intenta destilar dramatismo e impartir lecciones políticamente correctas. Pero la situación es demasiado absurda como para que puedan ser tomadas en serio, ni siquiera como alegorías simbólicas. La serie se convierte pronto en una de esas series de ciencia ficción en la que poco importa explicar lo que está ocurriendo, sino que interesa insistir mucho más en las relaciones personales de los recién llegados del tiempo con los autóctonos de esta era. Y así es donde la serie encalla. Claro está que, al ser una serie noruega, se recurre a elementos de la mitología nórdica: porque, la cuestión es esta, ¿solamente pueden verse aquejados por el “trastorno multitemporal” los humanos, o también la fauna de la época puede llegar a nuestros días aumentando el caos?

La serie cuenta con la presencia de Nicolai Cleve Broch (al que ya conocíamos de la muy notable serie Frikjent) y de Krista Kosdonen (actriz finlandesa de la que no había llegado ninguna de sus intervenciones en series en España, aunque había participado en Blade Runner 2049 (2017). Es una de esas producciones noruegas meticulosas en su desarrollo y con una clara intención moralizadora que, seguramente, es lo más discutible.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).