FICHA

Título original Threshold
Título en España: Operación Threshold
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2005
Temática: ciencia ficción
Subgénero: acción
Resumen: Un barco en alta mar percibe extraños fenómenos en el mar, en el propio barco y en los instrumentos electrónicos, generado por un extraño objeto que ha aparecido en el aire. La aparición de este objeto tiene consecuencias en el ADN de los humanos: quienes lo presencian mueren o bien se convierten en extremadamente agresivos. Un análisis de los cadáveres demuestra que en lugar de una “doble hélice” en el ADN han sufrido una mutación que lop ha convertido en una “triple hélice”
Actores: Carla Gugino,  Brian Van Holt,  Brent Spiner,  Rob Benedict,  Peter Dinklage, Charles S. Dutton,  Matt Sigloch,  Mark Berry,  Scott MacDonald,  Diane Venora, Maurice Godin,  Jake Abel
Lo mejor: rapidez y dinamismo
Lo peor: argumento bastante primario para una serie de seudozombies.
Lo más curioso
: la CBS canceló la emisión de esta serie cuando todavía faltaban cuatro episodios.
¿Cómo verlo?: Fue emitido por Tele 5 en 2006, actualmente puede encontrarse mediante programas de intercambio de archivos y verse en youTube.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (en youTube, en inglés)

VER SERIE (en youTube, en castellano)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL (CBS)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre OPERACIÓN THRESHOLD

 En la ciencia ficción, a menudo, lo sublime está más próximo a lo ridículo que en cualquier otro género. A veces, si se intentan forzar explicaciones científicas y se utiliza un lenguaje plagado de términos aparentemente científicos, se corre el riesgo de que generar un folletín en el que los legos en ciencia no entiendan gran cosa, los científicos ni se tomen la molestia de considerar esas patochadas y los lectores de prensa científica irrumpan en carcajadas. Así, el punto fuerte de una serie, pasa a ser su talón de Aquiles. Pues bien, esto es lo que ocurrido con la serie Threshold que pasó sin pena ni gloria en Tele 5, pero todavía colea en redes sociales y gracias a los programas de intercambio de archivos.

Se inicia la serie en un barco mercante en alta mar. Empiezan a producirse extraños fenómenos tanto dentro como fuera del barco. Todo parece deberse a la aparición de un extraño objeto (del que un experto dice que “es cuatridimensional pero se manifiesta tridimensionalmente”, sea lo que sea que signifique la frase). Los aparatos de navegación se vuelven locos, parece como si la chapa del puente de mando se fundiera y, para colmo, los peces adoptan un comportamiento fuera de lo normal. Tal es la introducción. En la siguiente escena vemos como una científica de atribulado pasado, es llevada en helicóptero hasta una sede de la “seguridad nacional” y le ponen en antecedentes sobre lo que ha ocurrido en aquel navío: la mayor parte de la tripulación ha muerto, sus cadáveres están completamente desfigurados, deformes, se han matado unos a otros y solamente parece haber sobrevivido uno de ellos que, en cualquier caso, muestra un comportamiento extremadamente agresivo. La científica, en cuestión, ha sido la creadora de un protocolo ante la llegada de entes biológicos procedentes de otras galaxias, por lo que se le pone al frente de un grupo de científicos de distintas ramas, junto a un hombre de acción, para que resuelvan la crisis. Sospechan que un gobierno extraterrestre quiere apropiarse del planeta Tierra y, para ello, están insertando una nueva hélice en el ADN humano que de ser doble pasa al triplete.

En fin, este argumento es tan lícito como cualquier otro de la ciencia ficción. El problema es si está bien o mal resuelto. Resumamos: el primer capítulo es atractivo, incluso convincente. Los tres siguientes, mantienen cierto interés y logran acentuar el carácter de thriller, pero a partir de ese momento, todo se tuerce. Claro está que, en aquel momento, era frecuente que una temporada de una serie se prolongara trece episodios, a diferencia de las ocho entregas de media actuales y, a pesar de que se trata de episodios de 45 minutos, lo cierto es que esta serie flojea hacia su ecuador.

Efectos especiales aceptables, actores correctos, ritmo narrativo bueno hasta el fatídico instante en el que se deshincha. ¿Problema? Guionización y pretensiones de extender la serie hasta más allá de lo que da de sí. Aparecen algunos actores que antes y después han vivido momentos de gloria: Brent Jay Spiner, el antiguo “Señor Data” de Star Treck o Peter Dinklage el “Tirion” de Juego de Tronos o Brian Ban Holt un habitual del mundo de las series.

Al final la serie termina siendo algo parecido a las habituales series de zombies que eran frecuentes en aquella época. El resultado podría haber sido mucho mejor y, por supuesto, hubiera debido evitarse que la serie derivara hacia el género de zombis. Por cierto, Threshold quiere decir “umbral”. La pueden ver amantes de la ciencia ficción a título de inventario y fanáticos del cine de zombis como

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).