FICHA

Título original Journeyman
Título en España: Journeyman
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2007
Temática: Drama
Subgénero: Fantástico
Resumen: Un periodista, casado y padre de familia se ausenta cada vez más veces de sus quehaceres porque, esporádicamente y sin explicación, da saltos hacia atrás en el tiempo, coincidiendo siempre con un personaje al que salva de un suicidio por amor. En el curso de esos viajes hacia atrás, el periodista encontrará a una antigua novia que sigue exactamente el mismo proceso.
Actores: Kevin McKidd,  Gretchen Egolf,  Moon Bloodgood,  Brian Howe,  Reed Diamond, Charles Henry Wyson,  Matthew Humphreys,  Brittany Ishibashi,  Big Spence, Gabriel Tigerman
Lo mejor: a partir del cuarto episodio la historia gana en interés.
Lo peor: la serie es completamente incoherente, absurda e inasumible.
Lo más curioso
: fue emitida originariamente por la NBC y no renovó temporada por falta de audiencia.
¿Cómo verlo?: fue emitida del 19 de mayo de 2008 al 22 de septiembre del mismo año con el canal Fox. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD

Puntuación: 5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre JOURNEYMAN

Si se tiene paciencia para aguantar el primer tercio de esta serie, quizás uno logre engancharse a ella; pero es difícil en estos momentos en los que las temporadas de una serie durante no más de 8 entregas y esta tiene 13. El tiempo pareja jugar contra el espectador en esta serie que trata, precisamente, de viajes en el tiempo. Más bien de “saltitos” hacia atrás en el tiempo.

No se sabe por qué, no se sabe cuándo, no se sabe en función de qué, pero el caso es que el protagonista, un periodista de investigación, bruscamente se ve afectado por estos repentinos viajes hacia atrás en el tiempo: no los puede controlar, ni sabe cómo provocarlos, unas veces duran más y otros menos, en algunas ocasiones se remonta a unos meses atrás y en otros a varios años. En el primero de estos “saltitos”, consigue salvar la vida de un hombre que, abatido por una separación sentimental, va a dejar atropellarse en una calle de San Francisco por uno de esos tranvías tan característicos. En sucesivos viajes en el tiempo logrará seguir la trayectoria de este hombre, reconstruir su vida y tratar de salvarlo. Pero como esta parte del guion es poco prometedora, nuestro periodista se ve embarcado en una nueva peripecia en el curso de estos “saltitos”: en uno de ellos se encontrará a una antigua novia que, precisamente, está sufriendo el mismo problema que él. La chispa del amor se renueva otra vez entre ellos y aquí está el problema, porque nuestro periodista es un hombre casado y con un hijo… Con estos elementos el drama fantástico está servido.

La serie se estrenó en 2007. Desde entonces ha llvido mucho, pero los tres protagonistas (Kevin McKidd, el periodista viajero del tiempo, Gretcher Egolf la amantísima esposa y Moon Bllodgood, la ex novia reencontrada) han tenido con posterioridad unas brillantes carreras cinematográficas, han sobrevivido en series de poco calado, y sus carreras están hoy, más o menos, estancadas. Ninguno de los tres era completamente convincente en los papeles, acaso porque el guion tenía un punto surrealista que terminaba resultando descorazonador: al final el espectador terminaba viendo un drama romántico pasado por el túnel del tiempo descafeinado.

Es cierto que la serie remonta a partir del cuarto episodio cuando el espectador empieza a asumir que se quedará sin saber qué provocan los “saltitos” y los acepta como inevitables por mucho que repugnen a su capacidad de razonamiento lógico. Al llegar a ese punto, la mayoría de espectadores han desistido de seguir viendo la serie. Las ratios de audiencia en EEUU, en donde la serie comentó con casi 10 millones de espectadores, pasó a 7 en el capítulo 3, 5 en el capítulo 7, y 4 en el 12. Una serie con estas caídas de audiencia no supera el final de la primera temporada. La serie, por supuesto, no renovó.

Hay que añadir que el público le dio la espalda, pero la crítica norteamericana la consideró como una serie aceptable. Aquí en España, pasó completamente desapercibida en la Fox y actualmente ni siquiera queda constancia de su existencia salvo en webs de intercambio de archivos.

¿Se puede recomendar? Sí, a los que tengan una paciencia de Job y a los que no dirijan sus gustos por el pensamiento lógico y el razonamiento cartesiano. Resto, abstenerse.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).