FICHA

Título original The Widow
Título en España: La viuda
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: intriga
Resumen: Una mujer que ha perdido a su marido en un accidente aéreo en la República del Congo, tres años después, cree haberlo visto en un reportaje sobre disturbios sucedidos en el Congo. En ese mismo accidente sobrevivieron otras personas, una de ellas quedó ciego y se encuentra en Amsterdam esperando una operación. La viuda marcha a África para tratar de averiguar qué es lo que ha ocurrido y buscar a su marido.
Actores: Kate Beckinsale,  Charles Dance,  Ólafur Darri Ólafsson,  Babs Olusanmokun, Jacky Ido,  Alex Kingston,  Bart Fouche,  Réginal Kudiwu,  Matthew Le Nevez, Louise Brealey,  Yoli Fuller,  Maya Barcot,  Howard Charles,  Matthew Gravelle, Charles Mnene,  Mathilde Warnier,  Siobhan Finneran,  Jochum ten Haaf,  Chidi Ajufo, Tuks Tad Lungu,  Hope Thangata,  Jenna Upton
Lo mejor: la historia central es interesante e intrigante.
Lo peor: el desarrollo es excesivamente lento hasta la exasperación.
Lo más curioso
: la protagonista, Kate Beckinsale no pudo resistir el clima africano y se desmayó varias veces mientras filmaban.
¿Cómo verlo?: En Amazon Prime Video. Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre LA VIUDA

 No es, desde luego una serie que ayude a amar África. Entre enfermedades, corrupción, matanzas indiscriminadas, guerras civiles, ONGs y terroristas, da la sensación de que aquello va de mal en peor. Para colmo, la protagonista de esta serie, Kate Beckinsale, fue hospitalizada al desmayarse tras filmar una escena: en la República Sudafricana, donde se filmaba, el calor y el clima siguen siendo duros. Mejor lo tuvieron otros miembros del reparto que tan solo tuvieron que trabajar en Rotterdam y en Gales. La intención de la serie es armar una intriga de contenido político y emocional, ambientado en el África negra, concretamente en la República del Congo. Lo consiguen solo a medias.

La serie nos muestra a una mujer que ha quedado viuda después de que su marido se matara en un accidente aéreo. Le ha costado resignarse, pero, finalmente lo ha hecho y conserva el anillo que le regaló a partir, como un tesoro. Sin embargo, un día, viendo un informativo de televisión, la noticia sobre disturbios en aquella república africana, se sorprendió: allí estaba el que parecía su marido. Luego, había sobrevivido al accidente, pero, por razones desconocidas, no se ponía en contacto con ello y había fingido su muerte. La mujer no lo duda y se va a África a contactar con las personas que trabajaban para su marido y tratar de establecer qué fue lo que ocurrió. Esta es la primera línea argumental y discurre casi completamente en África. A ésta, se unen otras dos: la primera transcurre en Holanda y tiene como protagonista a un islandés que viajaba en el mismo avión estrellado. Oficialmente está muerto: había logrado sobrevivir junto a otra mujer africana que quedó en perfecto estado. Sin embargo, poco después la mujer resultó muerta “a causa de las heridas sufridas en el accidente”. El islandés entendió que alguien estaba eliminando a los supervivientes y optó por cambiar de personalidad. Tercera línea argumental: una pareja de niños-soldado actúan como guerrilleros de un nuevo grupo que actúa en la zona. Cuarta línea argumental: un camión destartalado introduce Ruanda un cargamento de café que encubre una caja de madera en el interior de la cual se encuentra oculto un hombre…

Como puede percibirse, son demasiados hilos, todos ellos desarrollados de una manera desesperadamente lenta. Cuando llegamos al ecuador de la serie, apenas nos hemos movido de los presupuestos iniciales. De tanto en tanto, eso sí, surge alguna conmoción violenta que renueva el interés por la serie, pero lo normal es que avance con la lentitud de un glaciar. Hay algo que anima a seguirla, pero al llegar a la mitad, el espectador está tentado de poner el último capítulo y ver cómo diablos termina ahorrándose la angustia de tres horas más de intriga.

Además de la protagonista, Kate Beckinsale, vemos en el reparto a Charles Dance, veterano actor, en activo desde los años 70, que ayuda a la protagonista en su investigación. A Dance lo hemos visto recientemente en Juego de Tronos, Los Oscuros comienzos de Sherlock Holmes, El fin de la infancia y Secret State. En cuanto a la Beckinsale, no es una actriz que se prodigue excesivamente en televisión, pero su presencia en Pearl Harbour (2001) como “Enfermera Johnson”, o en El Aviador (2004) encarnando a Ava Gardner, no pasaron desapercibida. El reparto es bueno, de hecho, es superior a la serie, que se hace algo larga y lenta.

Gustará a los amantes de tramas conspiranoicas, especialmente. Uno de los productos de la “factoría Amazon”.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).