FICHA

Título original New Amsterdam
Título en España: New Amsterdam
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2008
Temática: Intriga
Subgénero: Fantástico
Resumen: En el siglo XVI un soldado salva a una hechicera que le otorga el don de la inmortalidad. Solamente cuando encuentre su alma gemela podrá envejecer y morir. En el siglo XXI, aquel soldado se ha convertido en un policía de Nueva York con cuatro siglos de experiencia. Persiguiendo a un delincuente sufre un infarto y muere para resucitar luego. Entiende que su alma gemela ha pasado cerca y se dedica a buscarla, además de resolver los crímenes que su trabajo le obliga.
Actores: Nikolaj Coster-Waldau,  Zuleikha Robinson,  Alexie Gilmore,  Stephen Henderson, Robert Clohessy,  Jamie Harrold,  Jian Leonardo,  Timothy Devlin,  Susan Misner, Harry L. Seddon,  Greg Stuhr,  Chad L. Coleman,  Orlando Jones,  Freya Adams, Chris Bauer,  Kristin Griffith,  Anastasia Griffith,  Adam Storke,  Mark Blum, Nick Westrate,  Nestor Serrano,  Bruce Altman,  Giancarlo Esposito,  Nick Sandow, Yolonda Ross,  Bridget Regan,  Ned Eisenberg,  Isiah Whitlock Jr.,  Zachary Booth, Olek Krupa,  Brian Tarantina,  Casey Siemaszko
Lo mejor: la combinación entre ficción fantástica e intriga criminal, funcionan.
Lo peor: la premisa de partida puede parecer excesivamente facilona.
Lo más curioso
: Se estrenó en España en el canal Fox el 11 de agosto de 2008.
¿Cómo verlo?: En la actualidad se emite a través de Amazon Prime Video para EEUU y puede ser bajado a través de eMule y Torrent.

Puntuación: 7,5


PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (youtube, en inglés, muy deficiente)

VER SERIE (APV para el área anglófona)

DESCARGA TORRENT

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre NEW AMSTERDAM

Existen dos series con este nombre. Una es reciente, de “hospitales”, (New Amsterdam) emitida por Amazon Prime Video desde el pasado 20 de junio de 2019. La otra es esta que data de 2008 y fue emitida en España por la Fox ese mismo año. Merecía más éxito del que tuvo en su momento y la serie se extinguió al acabar la primera temporada. Es una de esas series curiosas, casi de síntesis entre distintas temáticas, que se deja ver y que “funciona” a pesar de que algunos elementos “chirríen” en buena parte de la audiencia. La serie, en EEUU, tuvo un arranque espectacular con 13.47 millones de espectadores, pero se fue apagando a medida que avanzaba hasta quedarse justo con la mitad. Seguramente esa fue la causa de que la Fox no contratara una segunda temporada.

Decíamos que era una serie “de síntesis”. En efecto, cada episodio se compone de dos historias paralelas que tienen muy poco que ver, salvo que ambas están protagonizadas por “John Amsterdam” (Nikolaj Coster-Waldau). “Amsterdam” es, por una parte, un intuitivo detective de homicidios de Nueva York que resuelve todos los casos que se le presentan con un olfato que solamente puede dar la experiencia. Y “Amsterdam” la tiene, porque, en realidad no tiene la edad que aparenta, sino que acaba de cumplir su cuarto centenario. Es inmortal. Esta es la parte fantástica que evita que cada episodio de la serie tenga el aspecto de un simple drama policíaco “procedimental”.

El primer filón es en todo similar a cualquier otra serie de policías y criminales, no hay grandes novedades y los casos no son ni mejores ni peores que los de cualquier otra serie. Sin  embargo, en la otra vertiente, la fantástica, estamos a medio camino entre aquella serie de largometrajes –Los inmortales, de los años 80, protagonizada por Christopher Lambert- y las series de vampiros hartos de que su vida desafíe el paso del tiempo. “Amsterdam” logró la inmortalidad gracias a una hechicera india del siglo XVI, a la que salvó de una masacre donde actualmente se eleva la skyline de Manhattan. El hechizo establecía que el don de la inmortalidad se prolongaría -y esta es la componente romántico ingenuo-felizota- hasta que “Amsterdam” encontrara a su “alma gemela”. Es el tema wagneriano de la “redención por el amor” que aparece aquí de nuevo. Persiguiendo a un delincuente es como sufre un infarto en el metro de Nueva York, muere momentáneamente para luego resucitar, síntoma inequívoco de que se ha cruzado con el amor de su vida. A partir de ese momento, además de resolver crímenes, buscará a esa mujer junto a la que envejecerá.

La serie se completa con tres personajes, además de “Amsterdam”: su compañera de trabajo que empieza a sospechar que hay algo en su historia y en sus comentarios que no encaja con su edad real; su hijo, producto de un amor temporal que tuvo en los años 40, dándose la paradoja de que mientras el hijo es un setentón bastante estropeado, “Amsterdam”, que mantiene con él una relación de amor paterno-filiar, representa la mitad de la edad de su vástago. Y luego está la doctora que resulta ser su “alma gemela”, en teoría, pero cuya relación, en la práctica, está sembrada de altibajos.

El protagonista indiscutible es Nikolak Coster-Waldau, actor danés que posteriormente ha alcanzado fama interpretando a uno de los miembros de la familia Lanister en Juego de Tronos. Cuando asumió este papel, estaba en los comienzos de su carrera, pero ya mostraba cierto carisma y facilidad para la actuación derivada de su formación como actor de teatro.

Para ver la serie hay que recurrir a programas de intercambio de archivos. El hecho de que haya sobrevivido desde 2008 en estos circuitos, indica que, al menos para un sector de la audiencia, se ha convertido en una serie de culto. Quizás no haya para tanto, pero se trata de una serie simpática y entretenida que mantiene el ritmo a lo largo de los episodios y que, lamentablemente, carece de final. Puede recomendarse a un amplio espectro de espectadores: no es nada extraordinario, es simplemente, llevadera, mesurada y correcta. Importante: recordar que la serie no tiene nada que ver con la que emite Amazon Prim Video con el mismo título.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).