FICHA

Título original The Whole Truth
Título en España: Toda la verdad
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2010
Temática: intriga
Subgénero: abogados
Resumen: Una fiscal sobria y un abogado defensor imaginativo, ambos muy eficientes en sus respectivos trabajos, compiten en los tribunales acusando y defendiendo a los mismos procesados por asesinato. Unas veces, es él abogado defensor el que logra que su cliente sea absuelto, en otros casos, la fiscal se sale con la suya, pero siempre, en todos los casos, tras la sentencia, aparece un elemento que modifica la opinión que podamos tener sobre el caso y que demuestra que una cosa es la Verdad, con mayúsculas y otra la “verdad judicial”.
Actores: Rob Morrow,  Maura Tierney,  Eamonn Walker,  Sean Wing,  Christine Adams, Anthony Ruivivar,
Lo mejor: serie dinámica y ágil, con guiones imaginativos
Lo peor: la complejidad de los guiones y los 45 minutos de cada episodio, hacen que los personajes apenas puedan ser perfilados.
Lo más curioso
: La serie se interrumpió después de que la cadena ABC emitiera los cuatro primeros episodios y quedaron siete sin emitir.
¿Cómo verlo?: Puede bajarse a través de eMule, fue emitida por La Sexta, ACN y por Calle 13 en 2014.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (los protagonistas, en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (ABC, inhabilitada)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre TODA LA VERDAD

La audiencia no acompañó a esta serie que era, manifiestamente, superior a otras series “procedimentales” de abogados. El canal ABC de los EEUU apostó fuertemente por esta serie y le ofreció un horario de máxima audiencia. Sin embargo, cuando se estrenó, el 22 de septiembre de 2010, las cifras del share decepcionaron a los promotores. Cuatro semanas después, la serie desaparecía de la parrilla de la cadena, para aparecer unos meses después en Australia, dos años después en los Países Bajos y en 2014, en España a través de Calle 13 y de La Cuatro. Y, la serie hubiera merecido otro destino.

Se trata de un producto protagonizado por Rob Morrow (veterano de la archifamosa Doctor en Alaska y de la más discreta Numb3rs) y por Maura Tierney (que recordaremos por The Affair y algunos episodios de Urgencias). Él es un desenfadado abogado defensor, ella una fiscal implacable, ambos competitivos y extremadamente eficientes en sus cometidos. En cada episodio se ve un caso completo. Poco a poco, la pareja se va aproximando y surge entre ellos una tensión sexual obvia. Los casos suelen ser interesantes, pero el planteamiento lo es mucho más.

Cada caso se examina desde el punto de vista de la defensa y de la acusación y, al final, tras la sentencia, una última escena aporta elementos nuevos e inéditos que no han estado presentes en el juicio y que contribuyen a dar una visión “alternativa” del caso. Hay que decir que no siempre gana el fiscal o el abogado defensor, pero, siempre, la “verdad judicial” es contestada por datos extrajudiciales. Quizás haya sido eso mismo lo que provocara la desgracia de esta serie -que transcurre íntegramente en Nueva York- cuando, ni el público norteamericano, ni el stablishment, quieren reconocer lo imperfecto de su sistema de justicia. Eso es, finalmente, la conclusión que se lleva el espectador al final de cada caso y que el “prestigio”.

La pareja protagonista está a la altura de las circunstancias, la fotografía es aceptable y la realización, rutinaria pero eficiente: la historia prospera rápidamente, pero la intención de presentar cada caso desde múltiples perspectivas y la sorpresa final, unido a lo relativamente breve de cada episodio (42 minutos), hacen que no quede tiempo para matizar a los personajes, ni perfilar sus contornos como hubiera sido de desear. Es, sólo, contemplando los trece episodios de la serie, como, finalmente, puede tenerse una visión clara de quienes son sus dos protagonistas.

Este elemento es lo que hace bajar la puntuación, hasta el notable, pero sin rozar el sobresaliente. De todas formas, es una serie “de abogados” que tiene poco que ver con otras del mismo género. Algunos de los diálogos son ocurrentes, hay mucho sentido del humor en las tomas de posición del abogado defensor y en sus relaciones con la fiscal.

No queda ni rastro de la serie, en los canales que la emitieron en su momento; afortunadamente, en eMule se encuentran todos los episodios en versión castellana.

Gustará a los habituales de las series de abogados y a los consumidores de series de investigación. Es un producto rápido, que se ve fácilmente y en la que se percibe una frescura que no es habitual en otras similares.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).