FICHA

Título original: El caso Asunta: Operación Nenúfar
Título en España: El caso Asunta: Operación Nenúfar
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 58 a 81 minutos.
Año: 2017
Temática: Documental
Subgénero: True Crime
Resumen: El 21 de septiembre de 2013 desapareció de su domicilio Asunta Basterra, niña de origen chino adoptada por el matrimonio formado por Rosario Porto y Alfonso Basterra. Al día siguiente su cuerpo apareció muerto. Los padres fueron acusados del crimen, juzgados y condenados. En este documental se reconstruye el caso con entrevistas con los protagonistas e imágenes inéditas del juicio, incluso con el testimonio del juez instructor y de los abogados de la defensa. El caso suscitó una nueva oleada de interés mediático y un juicio paralelo.
Actores: protagonistas reales
Lo mejor: Una perspectiva completa del caso, objetiva y sistemática.
Lo peor: Posiblemente no sea toda la verdad, pero si se acerca a lo esencial.
Lo más curioso
: El 24 de mayo de 2017 se entrenó el programa de Antena 3, Lo que la verdad esconde: El Caso Asunta.
¿Cómo verlo?: Puede verse a través de la web de Antena 3 (3 capítulos), o de Netflix (4 capítulos). Puede bajarse mediante programas de intercambio de archivos y verse en youtube.

Puntuación: 8

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (Antena 3)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Antena 3)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL CASO ASUNTA: OPERACIÓN NENUFAR

Resulta imposible olvidar aquel crimen. Resulta incomprensible que unos padres adopten a una niña para luego asesinarla unos años después. Resulta muy difícil dudar de la autoría de este crimen que, por lo demás, ya tiene sentencia condenatoria en firme para ambos. Lo que sigue sin quedar claro es el móvil. Este documental intenta ordenar todas las piezas del puzle y presentar al espectador interesado una perspectiva completa: incluye, desde testimonios de los guardias civiles que participaron en la operación, hasta declaraciones telefónicas de los padres condenados, pasando por imágenes del juicio y declaraciones del propio juez instructor. El resultado ofrecido por Netflix en cuatro entregas y por Antena 3, en tres episodios, es desolador: entendemos lo que pasó, cómo pasó, pero no por qué pasó.

El documental se aproxima a la “verdad judicial” (que es, desde luego, una parte, esencial de la Verdad como mayúscula), pero posiblemente no sea toda la verdad. El asunto del móvil sigue completamente opaco. Los esfuerzos de psicólogos y psiquiatras, incluso de estudiantes de criminología que dan su opinión en la última entrega, distan mucho de ser concluyentes. Es cierto que se trataba de una “familia tóxica”: separados, pero no distanciados, en fase de reaproximación en el momento en que ocurrieron los hechos. Ambos protagonistas eran personajes conocidos en la sociedad de Santigo de Compostela, entre otras cosas, por haber adoptado a una niña de origen chino.

En efecto, en 2001, los medios de comunicación (a remolque de la política de George W. Bush) difundieron las noticias sobre las terribles condiciones de las niñas recluidas en orfanatos chinos. Esto generó la “moda” de adoptar niños chinos (como antes, el desastre de Chernobyl había provocado un aumento de adopciones de niños ucranianos y después se puso de moda la adoptación de africanos) e hizo que Yong Fang, con apenas un año de edad, fuera adoptada por una conocida abogada gallega y su marido, un periodista perteneciente a una familia igualmente conocida. La niña, rebautizada con el nombre de Asunta Basterra, fue la primera de origen chino adoptada en Santiago de Compostela. La familia parecía feliz, pero a la vuelta de unos años comenzaron los problemas: la madre tenía un carácter depresivo, terminó separándose de su marido y llegó un momento en el que parecía que no estaba en condiciones de educar a una niña brillante que destacaba en varios campos. Empezaron a sucederse extraños episodios (la afirmación de que un desconocido había intentado asesinar a la niña en su domicilio, la administración se sedantes a la niña, el cambio de carácter de Asunta y sus miedos) que tuvieron como desenlace final la muerte de la niña.

La extraña personalidad de todas las partes que entraban en el drama (una madre que no se sintió querida por sus padres que le exigían mucho y que alternaba estados maníaco-depresivos, un padre que iba económicamente a remolque de su esposa y una niña con indudables capacidades para la música pero que se sentía completamente extraña al mundo al que había sido trasplantada y que debía sentir como ajeno) hace de éste, un caso tan lamentable como atípico.

El documental,en ocasiones,deja intuir algunos de estos aspectos y en otros los afirma contundentemente. La intervención de distintos alumnos de derechos y criminología ejerciendo como jurado popular en el caso, sobraba, pero, al menos, sirve de repaso a los aspectos axiales del drama.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).