FICHA

Título originalChimerica
Título en España: Chimerica
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 47 minutos.
Año: 2019
Temática: fake
Subgénero: político
Resumen: Un joven periodista fotografía desde su habitación al famoso “hombre del tanque” durante los sucesos de Tiananmen en 1989. La fama del fotógrafo facilita su contratación por un prestigioso diario neoyorkino. Sin embargo, un cuarto de siglo después, falsea una foto tomada en Siria y es despedido. Aprovecha el tiempo para tratar de averiguar que ha ocurrido con el “hombre del tanque”. Recibe informaciones que le permiten pensar que está viviendo en Nueva York y cuenta con sus antiguos compañeros de redacción para encontrarlo.
Actores: Alessandro Nivola,  F. Murray Abraham,  Lee Byford,  Terry Chen,  Cherry Jones, Katie Leung,  Sophie Okonedo,  Hiten Patel,  Ty Simpkins,  Jay Yu,  Jason Wong, Vera Chok,  Ladi Emeruwa,  Jane Perry,  Thomas Chaanhing,  Nancy Crane, Poppy Hsin Tzu Forbes,  Sonita Henry,  Ty Hurley,  Quanna Luo Masterson, Janis Ahern,  Philip Arditti,  Jennifer Armour,  Michael Bodie,  Ken Byrd,  Chike Chan, Daphne Cheung,  Tom Christian,  Samantha Dakin,  Christian Di Sciullo,  Lati Gbaja, Razane Jammal,  Bentley Kalu,  Chris Leaney,  Jennifer Leong,  Bruce Johnson, Simon Manley,  Emily Ng,  Sarah Perles,  Arthur Wilde,  Crystal Yu
Lo mejor: La idea es buena, pero el desarrollo es poco vistoso.
Lo peor: El mensaje político es tan evidente que llega incluso a lo grotesco.
Lo más curioso
: A pesar de estar ambientada en los EEUU, es de producción inglesa.
¿Cómo verlo?: A través del Filmin que lo emite desde el 18 de junio de 2019. Puede bajarse a travésde eMule.

Puntuación: 7


PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés, escena de apertura)

PROMO (en inglés, subtitulada en francés)

VER SERIE

VER SERIE (Episodio 1, subtitulado en inglés)

VER SERIE (Episodio 2, subtitulado en inglés)

VER SERIE (Episodio 3, subtitulado en inglés)

VER SERIE (Episodio 4, subtitulado en inglés)

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre CHIMERICA

La idea de esta serie es muy buena: un fake basado en hechos reales. El trasfondo histórico sobre el que sucede la serie es real y -más o menos- ocurrió así. Lo que varían son los protagonistas y el desenlace final de la historia. El planteamiento es, pues, interesante, pero el resultado final queda algo deslucido

El 5 de junio de 1989, tras disparar contra los manifestantes en la plaza de Tienanmen, una columna de tanques T-59 regresaba a su acuartelamiento. En ese momento, un hombre solitario, con camisa blanca, pantalones negros y dos bolsas de plástico, se plantó ante ellos y los bloqueó. En repetidas ocasiones, cuando la columna intentó esquivarlos, el hombre movió su posición para seguir impidiendo el paso. Los tanques se detuvieron y el hombre subió a la torreta y mantuvo una conversación con el comandante del tanque, tras lo cual descendió. No se ha conocido nunca la identidad. Las escenas fueron recogidas por cinco fotógrafos diferentes y desde perspectivas diversas. La más difundida fue tomada a 800 metros del lugar desde un piso elevado del hotel Beijing.

Esta serie inglesa que parte del episodio del “hombre del tanque”, llega en el 30 aniversario de la masacre de Tinanmen, pero está ambientada en los momentos en los que se desarrollan las últimas elecciones norteamericanas. En realidad, la serie es una búsqueda del “hombre del tanque”, pero el mensaje que transmite es que es directamente anti-Trump. Muestra el dramatismo con el que los “liberales” norteamericanos se tomaron la derrota de Hillary Clinton y el guion sigue fielmente todas las etapas de la propaganda anti-Trump, eludiendo el pequeño detalle de que los mismos votos y grupos sociales que facilitaron la victoria de Obama ocho años antes, fueron los que, decepcionados, se entregaron a Trump. Este aspecto de la serie -el servir a una campaña política para procurar que vuelva un presidente del Partido Demócrata a la Casa Blanca, es sin duda, lo que más pesa en el pasivo de la serie hasta convertirla en un simple panfleto anti-Trump. Dos años después, parece claro que no se ha producido una pérdida de derechos democráticos en EEUU y que la calidad de la democracia americana no es diferente ahora que en la época de Clinton o de Obama.

Por otra parte, las reflexiones sobre la ética periodística y la moralidad del periodismo ocupan también demasiado espacio, hasta parecer una homilía desde el púlpito. No hay para tanto, especialmente, porque esa ética no es precisamente el pan de cada día en la profesión. Retocar una foto, no estamos seguros de si es más grave que redactar un titular tendencioso o practicar una selección maniquea de noticias y de tratamientos de las mismas. No es ética, precisamente, lo que destila la profesión periodista. Hoy sabemos que fotografías famosas (el cormorán envuelto en petróleo en la guerra de Kuwait, las fotos de la “masacre de Timisoara” en Rumania o la foto del niño inmigrante ahogado en una playa griega, fueron falseadas o preparadas como cualquier posado de una starlet en el estudio).

Ahora bien, la idea de la serie es buena, las actuaciones son todas dignas de mención, incluida la del protagonista Alessandro Nivola, Murray Abraham está, como siempre, sugerente. Pero falla el guion: se interpolan líneas argumentales que no vienen a cuento, otras (la relación del protagonista con un relaciones públicas que ejerce en Pekin), unidas al mensaje anti-Trump colocado con calzador metódicamente cada cuarto de hora y que, al final, ocupa todo el último episodio, tienden a cubrir la historia de fondo: la búsqueda del “hombre del tanque” y la sorpresa final que, efectivamente, está presente, pero, cubierta con una hojarasca que ralentiza el ritmo de la narración.

Queda por decir que el guion se ha elaborado sobre una novela de Lucy Kirkwood publicada en 2013 e, inicialmente, concebida como obra de teatro. La serie ha sido elaborada para el Chanel 4 de la televisión británica y ha llegado a España de la mano de Filmin.

Gustará a los que siguieron aquellos sucesos con particular intensidad, interesará a los amantes del cine político y a los que estudien las interferencias de la propaganda política con el mundo del entertaintment. La serie hubiera debido eliminar tramas secundarias y centrarlo todo en la búsqueda del “hombre del tanque”, en lugar de irse por las ramas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).